Kawasaki J125. ¡Demuestra tu carácter!
Connect with us
Publicidad

Pruebas

Kawasaki J125. ¡Demuestra tu carácter!

Publicado

el

¿Habéis probado alguna vez un J300? Se trata de una grata sorpresa dentro del segmento de los scooter GT con carác­ter sport, ya que si bien el Super Dink 300 del que deriva es un viejo conocido para todos, es un modelo que no ha dejado de evolucionarse desde que nació, hasta alcanzar un grado de refinamiento mecánico digno de elogio.

Kawa­saki encargó para su particular versión, de líneas más deportivas y frescas, unos nuevos settings de suspensiones, con hidráulicos más firmes, y modificó la posición de conducción gracias a un nuevo asiento. Unos detalles que, junto con su nueva carrocería, lograron aportar al mercado un scooter de Kawasaki tan funcional como divertido. No podía ser que el primer scooter de la marca verde no tuviese al menos un poco del carácter que tradicionalmente incorporan sus motos… ¡un poquito de Z para esa J!

La gama popular
 

En cualquier caso, está claro que la parte del león en cuanto a ventas de scooters en toda Europa se la lleva la categoría de 125 cc, la co­rrespondiente al permiso A1. La convalidación de permisos hace que el mercado potencial de los scooters 125 sea enorme, y las matemáticas no fallan. Dentro de esa cilindrada, los GT se venden siempre especialmente bien por su capacidad de carga, su nivel de confort y equipamiento y por su protección frente a las inclemencias meteorológi­cas.

Y no podía ser que Kawasaki renunciase a un modo de acercar la nueva clientela al mundo de la firma verde… Las filiales de Kawa llevaban años reivindicando a Japón la necesidad de incorporar un scooter de esta cilindrada al catálogo. Algo con lo que la tradicional dirección japonesa de la compañía no ha comulgado siempre, acostum­brada a centrarse en nuevos modelos hiperdepor­tivos, exuberantes en potencia, o incluso cazarré­cords.

Pero a base de insistir en que buena parte del mundo de las dos ruedas es ahora mucho más pragmático que años atrás, finalmente en la sede de KHI han accedido, así que este esperadísimo J125 llega de inmediato a los concesionarios Kawasaki, donde le esperaban con los brazos abiertos. Y es que, además de contentar a los seguidores más fieles a la firma verde, que ya no tendrán que fijarse en los catálogos de terceros en caso de plantearse la compra de un scooter A1, este producto acercará a muchos y muchas usuarias a la marca por vez primera.

Reserva tu prueba del Kawasaki J125 aquí

La misma receta
 

Como decíamos, la receta de Kawasaki para contar con este J125 en su gama es la misma que empleó con éxito para el J300. Kymco, uno de los mayores especialistas a escala mundial en materia de scooters, es quien aporta el Su­per Dink 125 como base sobre la que construir este J125, toda una garantía de buen funciona­miento. El caso es que ha sido vestido con una carrocería muy personal, con una inconfundible línea Z en los faros achinados acompañados en los costados por dos tiras de tres leds de posi­ción.

La pantalla es algo justa, pero no minima­lista (habrá otras de mayor tamaño en opción), mientras que los gráficos de la instrumentación han sido personalizados para este J125. Los mandos, los retrovisores o el contraescudo pre­sentan numerosas muestras del buen acabado del que hace gala, y la guantera izquierda, con una práctica cerradura mediante pestaña gira­toria fácil de usar incluso con guantes gruesos, cuenta con toma de corriente de 12 V.

Seguimos explorando: como no podía ser de otro modo, incorpora una cerradura con cierre magnético y apertura remota del asiento. Este elemento presenta un cuidado tapizado y un tacto muy agradable. Las estriberas del pasa­jero son escamoteables, y las plataformas que componen los reposapiés para el conductor no son especialmente generosas, pero tampo­co escasas, son lo suficientemente estrechas como para que todo el mundo llegue bien al suelo sin tener que separar mucho las piernas o que sentarse en la punta del sillín. El mullido es muy bueno, y por muchas horas que pasemos sobre este J125 en nuestro día a día, no habrá queja alguna.

Bajo el asiento no encontramos el espacio de otras realizaciones de la categoría, cierto. Eso sí, el acabado del interior y su luz de cortesía son puntos positivos.

Rígido y estable
 

En cuanto a la marcha, se nota como un scoo­ter con chasis bastante rígido, con un radio de giro excelente, en el que las rodillas no inter­fieren con el manillar pese a dejarnos en una posición algo recogida. Su aplomo en recta y en curvas de buen asfalto es extraordinario, sin más. Su bastidor fue diseñado para el motor de su hermano mayor, como todo el resto de su parte ciclo, así que cuesta mucho ponerlo en apuros.

Durante la presentación, una vez aleja­dos del centro urbano de algunas de las pobla­ciones de la Costa de Sol (Benalmádena, Fuen­girola y Málaga), donde comprobamos su buen hacer entre coches y sobre asfaltos de todo tipo, recorrimos un tramo virado con subida y bajada y buen asfalto, donde pudimos exprimir tanto la velocidad punta real de nuestro Kawasaki J125 (106 km/h reales en el GPS TomTom que lle­vaba instalado) como su estabilidad en curvas de generosa inclinación.

Tanto los Maxxis que incorpora (14” delante y 13” detrás) como las suspensiones o los frenos (un tacto muy directo y preciso, y con ambas manetas regulables), se mostraron siempre imperturbables. Genial.

El motor es fino aún en frío, mucho: no hay ruidos añadidos al de su escape, del que emana un tono discreto y muy regular, y no vibra nada. Es verdad que se trata de un motor con mejor estirada que entrega en bajos, pero los desa­rrollos elegidos para su transmisión secundaria son acertados. Tanto la aceleración como las recuperaciones son las esperadas en la gama alta de los 125, y solo nos queda poder medir el consumo cuando llegue una unidad a la redac­ción. A la venta desde este mes de enero, el Kawasaki J125 está disponible en cuatro versiones distintas (la versión estándar, el J125 Special Edition, la versión ABS y el J125 Special Edition con ABS).

Estas son las diferentes tarifas de precios del Kawasaki J125:

J125 – PVP 4.199€ / Oferta de lanzamiento – 3.799€ (Válida hasta el 31-3-2016)
J125 Special Edition – PVP 4.399€ / Oferta de lanzamiento – 3.949€ (Válida hasta el 31-3-2016)
J125 con ABS – PVP 4.599€ / Oferta de lanzamiento – 4.199€ (Válida hasta el 31-3-2016)
J125 Special Edition con ABS – PVP 4.749€ / Oferta de lanzamiento – 4.349€ (Válida hasta el 31-3-2016)

 

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2054

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos