PUBLICIDAD Billboard

Kawasaki 750 H2 ‘Mr. Ramón’, un sacrilegio tolerable

Sin duda, a los amantes de las clásicas se les pondrán los pelos de punta al ver el pecado de desmenuzar a una de las motos más icónicas de la historia, la Kawasaki 750 H2 Mach IV, con su bestial motor tricilíndrico de 2T y 750 c.c.. Esta moto, que recibió apodos como ‘Widowmaker’ (‘Fabricante de viudas’), ‘Ataúd volante’, etc., por su precaria parte ciclo, ha sido reconvertida a esta mezcla de café racer y flat tracker.

El motor muestra los tres carburadores sin filtro y unos impresionantes tubarros de competición. De la parte ciclo, destaca la pareja de amortiguadores Öhlins con depósito separado. Otro detalle que no pasa desapercibido son sus frenos de tambor, con un enorme elemento de cuatro levas delante que, según sus creadores, frena mejor que el disco original.

El cuanto a la estética, las luces se han reducido al mínimo tamaño; el depósito, del tipo gota, es de aluminio y está bellamente acabado; el minimalista asiento (de hecho, todo en la ‘Mr. Ramón’ es minimalista), muy plano y de mínimo grosor.

PUBLICIDAD Content_1

Sí, seguramente esta Kawasaki 750 H2 ‘Mr. Ramón’ no deja de ser un sacrilegio, pero tiene su qué…

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario