Julián Simón: “Voy a tener todos los motivos para empezar ilusionado”
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Julián Simón: “Voy a tener todos los motivos para empezar ilusionado”

Publicado

el

Dura, muy dura, ha sido la temporada de Simón, en un año en el que estaba llamado a ser uno de los protagonistas de la clase intermedia y en el que ha terminado ocupando la mayor parte de su tiempo entre operaciones y recuperaciones. Con mucha tensión de por medio, el de Villacañas ha optado por cambiar de aires, en un movimiento que no sentó demasiado bien en el seno del Team Aspar, y que ha llevado al piloto a fichar por BQR, escudería regida por los gestores de su carrera deportiva y que tiene previsto anunciar oficialmente el acuerdo en breve. En un año en el que regresa Toni Elías y en el que todos los competidores de Moto2 parecen estar a la sombra de Marc Márquez, Simón tratará de recuperar la senda exitosa que abrió en 2009, con su descenso a 125 y con la consecución del título de la categoría pequeña. 

Solo Moto: Lo primero, ¿cómo estás? Ha sido un año difícil en el que todavía estás pagando las consecuencias del accidente de Montmeló provocado por Sofuoglu. 
Julito Simón: Estoy mejor, pero aún no al cien por cien. Me tengo que seguir tratando en Iqtra, con Luis García, que desde el principio me está llevando la rehabilitación de la pierna. Afortunadamente, ya he dejado las muletas y tengo sensaciones positivas a la hora de caminar, pero estoy limitado para ciertos deportes, correr o motocross, que es una de las cosas que más me gustan. Aunque el tiempo todo lo cura. De momento me doy con un canto en los dientes de ver que las sensaciones son mucho mejores que tras la primera operación. 

SM: Visto en perspectiva, ¿fue un poco precipitado volver en Alemania? 
JS: No lo veo precipitado. Un piloto cuando sabe que es rápido, que es puntero en su categoría, desea volver lo antes posible. Es verdad que a veces es mejor plantearse como si la temporada hubiese finalizado para ti, tus objetivos se han esfumado y tienes que recuperarte al cien por cien. Nosotros decidimos volver porque me apetecía mucho hacerlo en Sachsenring, me veía con posibilidades de hacer una buena carrera; de hecho, terminé quinto en los entrenamientos, y si no llega a ser por una caída como otras muchas que hemos visto en Moto2, con una melé en la primera curva, pienso que habría alcanzado un gran resultado, y eso habría cambiado la versión de si volví pronto o no. Ahora se ve así porque tuve que volver a parar, pero eso sucedió por problemas ajenos a un prematuro regreso. Fue un problema de riego sanguíneo en la zona de la lesión, y eso provocó que un trozo de hueso estuviera muerto; se gangrenó. Tuvieron que cortar ese trozo y trasplantarme otro, y eso fue lo que hizo que parase.

SM: La segunda parte de la lesión ha sido más complicada de lo que se imagina la gente. 

 JS: Ha sido muy duro, difícil, largo… Me preguntaba todo el rato cuándo iba a volver a tener sensaciones buenas. En la segunda operación lo pasé mucho peor que en la primera, porque cuando al día siguiente me desperté y noté unos calambres increíbles en mi pierna, no entendí nada. Eso lo sufrí hasta la semana anterior a la carrera de Valencia. Me asusté mucho. Cuando me quitaron el vendaje comprimido que tenía, la pierna estaba muy delgada, sin fuerza, el tobillo se movía para todos lados… Claro, tener dos operaciones tan serias en el mismo año es difícil de asimilar, casi te planteas que la pierna no va a ser lo que era, y eso te hace dudar de que puedas volver a alcanzar como piloto un nivel tan alto como el que crees que puedes llegar a alcanzar. Afortunadamente, todo eso ha pasado y confío en que para 2012 me voy a poner físicamente bien. 

SM: Has tenido temporadas complicadas. ¿Ha sido ésta la más difícil? 
JS: Anímicamente estaba muy fuerte porque venía de ser subcampeón en 2010 en mi primer año en Moto2, después de haber sido campeón de 125. Venía de dar el pasito que tanto ansiaba mentalmente. En mi carrera deportiva he tenido muchos momentos difíciles de mentalización, de creerme que era un piloto rápido. Y eso me ha pasado factura en los años de 125. En cambio, en 2011 me veía muy fuerte; pero las lesiones forman parte de este trabajo y desgraciadamente ha sido el año en que más me han castigado y cuando peor lo he pasado. Lo importante es que mi cabeza está a tope, así que lo crucial es estar al cien por cien para en 2012 alcanzar un buen rendimiento. 

SM: Viendo cómo se ha desarrollado, ¿uno se termina imaginando cómo podría haber sido el año? 
JS: Es fácil decir “si no me hubiera lesionado, habría sido campeón”, o lo que sea. Creo que era el año más difícil, por los rivales. Yo estaba en una buena forma física en la pretemporada, pero no era líder de la tabla de tiempos. Eso demostraba que aun estando en mi mejor forma física, era un piloto que apuntaba al título por la regularidad que siempre he tenido. En la carrera de Portugal, tras un mal comienzo en Qatar por problemas de neumáticos, estaba a un buen nivel y estábamos dando la vuelta al inicio del año. En el momento de la lesión, en Cataluña, estábamos en un buen momento; el equipo estaba empezando a tener más que por la mano la Suter, yo también, veníamos de entrenar en Aragón, donde había hecho muy buenos tiempos, estábamos en un momento muy bueno… Con mi regularidad, y ese punto, creo que esto seguramente me habría permitido estar al nivel de los tres primeros, optar al título o pelear con Márquez o Bradl. Lo que no sé es cuántas victorias podría haber logrado, porque la verdad es que Márquez y Bradl iban muy rápido. Si me tengo que poner una posición, si no hubiese sufrido la lesión, me coloco entre los tres primeros. 

SM: ¿Cómo has visto el Mundial? En España se ha hablado mucho de que el campeón debería haber sido Márquez, dando la sensación de que se da poco valor a lo conseguido por Bradl. 
JS: Para mí, el más rápido ha sido Márquez, sin lugar a dudas. Remontar 82 puntos lo demuestra. Es un chaval que tiene mucho talento, que se ha adaptado a la Moto2 rapidísimo. Mi sensación cuando yo subí de 125 es que, siendo campeón, la motivación increíble, te quieres comer a todos. Ésa fue mi mentalidad. Uniendo a eso su juventud, lo explosivo que es, lo bueno que es, ha hecho que cada carrera que pasaba y ganaba creciese más. Pero el campeón es Bradl. Creo que ha hecho un campeonato perfecto, con una regularidad increíble, y se lo merece. Nadie apostaba por él y ha sabido estar con los pies en el suelo. Cada vez que me lo cruzaba por el paddock me impresionaba. Le tenía por un chaval un tanto nervioso cuando estaba en los puestos de cabeza, y me ha sorprendido. Tenía cara de convicción total, de saberse líder. Es difícil ser un habitual del puesto seis o siete y de repente ser líder y saber que puedes. Hay que admitir que ha tenido esa regularidad y mentalidad necesarias para ganar el Mundial.

SM: Y Márquez ahora es el rival a batir. 
 JS: La verdad es que sí. Márquez ahora mismo es el más rápido. Pero hay muchos más, pilotos que pueden sorprender, como lo ha hecho Bradl. Scott Redding ha cambiado de moto y ha ido rápido, Pol Espargaró, Tito Rabat también… Los cambios motivan mucho, y en Moto2 cualquiera te puede sorprender, pero sí que Márquez es ahora mismo el más rápido, la referencia. Pero no te puedes fiar de nadie. Sí que creo que el año que viene Moto2 va a ser muy divertido y va a estar muy cerrado. 

 

SM: Llegas con varios alicientes, sin la presión esta vez de ser favorito, con un cambio de moto y equipo, y con la motivación que hayas sacado pasando un año tan malo. 
 JS: Desde hace tiempo pienso en 2012 y en mi cabeza sólo hay cosas positivas. Eso es buenísimo. Voy a tener todos los motivos para empezar ilusionado, moto, equipo y personas conmigo que me aprecian desde hace tiempo y me van a dar todo lo que esté en sus manos para lograr nuestros objetivos. Encaro el año pensando que cada día sea una ilusión, que cada día me suba a la moto con más ganas y, sobre todo, convencido de que voy a estar en un proyecto muy bonito. Me hace mucha ilusión trabajar con gente como Raúl Romero, Ricard Jové y toda la gente de BQR. Puede ser un año muy bueno, y debo trasladar esa ilusión a la pista. 

SM: Sobre el cambio de equipo, me consta que Aspar estaba decepcionado. Has corrido pocas carreras con él este año, y sin embargo, decidiste apostar por un cambio. 

 JS: Mi planteamiento era, habiendo hecho un buen 2011, subir a MotoGP en 2012. Ésa era mi máxima ilusión y era por lo que tanto Ricard como yo habíamos luchado. Al final no pudo ser, no se daban las circunstancias buenas para el salto y decidimos seguir en Moto2. La opción BQR surgió porque me lanzaron una buena propuesta, un buen proyecto junto a sus patrocinadores. Es gente que me ha ayudado desde hace tiempo, personas clave en mi éxito deportivo. Me hace ilusión, también tras una temporada tan dura. Este cambio puede hacer que tu cabeza se lance más rápido hacia la recuperación. Entiendo y me pongo en la posición del Team Aspar. Para mí ha sido durísimo dar este paso, porque juntos no sólo conseguimos ganar un campeonato y ser subcampeones, sino también crear una relación muy, muy buena. Con Jorge y todo el equipo he tenido una relación de familia. Enrique Peris, mi jefe de mecánicos, para mí ha sido como un padre en las carreras, y fuera de ellas, un amigo y una persona digna de admiración. Ha sido muy difícil sobre todo por ese lado, por dejar a mis mecánicos, y a gente de mi círculo, porque al final de cada fin de semana, siendo un equipo muy grande, terminas estando con tu círculo cercano. Esto ha sido tremendamente difícil. Pero en las carreras deportivas hay que tomar decisiones, y ésta era complicada. Creo que he acertado porque voy a empezar 2012 con una ilusión grande. No tengo más que palabras de agradecimiento hacia el Team Aspar, desde Jorge hasta el cocinero del equipo, porque no sólo me han hecho campeón del mundo, sino que me han ayudado a crecer como persona y a saber valorar mejor los éxitos. Lo del título será imborrable, es el equipo que me ha hecho alcanzar mi sueño.

SM: ¿Te da pena que hayáis separado vuestros caminos tras un año tan malo?
JS: Me sabe mal haber terminado así mi etapa en el equipo. Ellos también han sufrido mucho esta lesión, por muchos motivos. Hemos perdido la opción de pelear por el título, y aparte, en las carreras que no he estado tampoco han podido tener a un piloto puntero para acceder a buenas posiciones. Los que han venido, Jordi Torres, Elena, han hecho un buen papel, pero el Team Aspar está acostumbrado a estar más arriba. Y, desgraciadamente, con mi baja no se pudo conseguir. Pero repito mis palabras de agradecimiento.

SM: Mirando hacia delante, entras en un proyecto ambicioso. BQR ya dio un paso con Maverick Viñales, favorito este año en Moto3, apuesta por ti en Moto2 y va a tener presencia en MotoGP.
JS: Han dado un buen paso, y sabemos que han hecho un proyecto deportivamente muy bueno. Normalmente tenían una estructura más amplia, y en este año se han centrado en, con menos pilotos, intentar conseguir objetivos más altos. Creo que han hecho una apuesta muy buena con Maverick y conmigo, y trataremos de conseguir los títulos.

SM: Me imagino que antes de fichar habrás tenido que garantizarte las condiciones deportivas que crees que necesitas.
JS: Sí, en ese sentido, Ricard ha hecho un trabajo muy bueno. Él ha sido piloto, ha sido miembro de equipos grandes, ha estado en Derbi, con Aspar, y tenía clarísimo que tenía que ofrecerme un proyecto deportivo fuerte para que podamos ser competitivos. No sólo una moto buena, sino también un buen cuerpo técnico, telemétrico, además del trabajo que puedan hacer los ingenieros de FTR. En ese aspecto, estoy muy tranquilo. Después Ricard ha hecho un trabajo mental muy bueno conmigo, y me ha hecho creer que los que van a estar conmigo son capaces de darme la seguridad que necesito.

SM: ¿Tendrás algún trato especial por parte de FTR? Lo digo porque también las MotoGP tendrán chasis FTR, a la espera de que se confirme si a esto se añade Moto3. 
JS: Está claro que el BQR ha hecho una gran apuesta por FTR, pero aquí sabemos que las cosas se ganan en la pista, que hay otros pilotos con esta moto. Las evoluciones se ganarán en la pista, aunque seguro que Ricard trabajará duro para que tengamos el mejor material de FTR.

SM: ¿El objetivo es pelear por el título, o tras la última temporada te marcas objetivos más pequeños?
JS: En este año me gustaría ir carrera a carrera. La temporada pasada hablé mucho de que mi objetivo era conseguir el título. Desde luego, también lo es este año. Todo piloto puntero quiere conseguirlo, y yo también, y confío y creo que puedo lograrlo, aunque me gustaría pensar en mi próximo entrenamiento, que será mi debut con esta moto, y desde ahí ir avanzando. Seremos objetivos, y veremos dónde estamos, pero sé que seremos competitivos.

SM: Hablas de que has aparcado el sueño MotoGP. ¿Es mejor no pensar menos en el futuro, para no pasarte de frenada
JS: Sí, la verdad es que se han unido muchas cosas en mi contra, la lesión, no había motos de fábrica y sólo quedaban CRT, así que estaba claro que lo mejor era Moto2, tratar de alcanzar otra vez un nivel bueno, como el de 2010, contando con que la categoría ha crecido mucho de un año para otro. Ése es el objetivo, ser competitivos, ir a ganar carreras, y estoy convencido de que después de eso podré subir a MotoGP con una buena moto.

SM: Pensando en esa opción, esta perspectiva CRT, con pocas motos de fábrica, ¿cómo cambia el planteamiento?
JS: Veremos qué sucede en el futuro. Desde luego, esta temporada era muy difícil. Plantearme subir a MotoGP con una CRT era complicado, sabiendo que iba a estar con una moto poco competitiva, y en una situación complicada. De cara al año que viene, ojalá las fábricas acepten bien este cambio y se iguale todo un poco más. Así, seguramente, tendremos el mejor modelo de campeonato; pienso que es el futuro, es el modelo más económico para todos los equipos, y creo que al final dará mucho espectáculo. Vemos que Moto2 es muy bonita, muy emocionante, y que a MotoGP le falta eso. 

SM: Compartes box con Viñales, al que mientras pudiste a principio de año le hacías de guía, le enseñabas los circuitos y le ayudabas.
JS: Me motiva mucho tenerle a mi lado. BQR ha creado un proyecto deportivo para ganar y para ser referencia, y Mack lo va a ser. Y para mí tenerle al lado es un estímulo, algo que yo también quiero ser, el piloto rápido, el piloto referencia, el piloto para apuntar a ganar carreras y el título. Como sé que él lo va a ser, eso me estimula para no ser menos que él dentro del equipo. Fuera de esto, es un chico que te transmite mucho positivismo porque aprende superrápido, lo escucha todo, y eso te anima a entrar en pista con más ganas de aprender.

SM: ¿Y cómo crees que va a asumir pasar de debutante a referencia de la categoría?
JS: Ésta es una de las cosas que más me impresionan de él, pese a su juventud, algo que me gustaría conseguir. Mack no piensa para nada en eso de que es el líder, él se dedica a subir a la moto y a ir rápido. Y es algo que es complicado no pensar, porque sabes que todo el mundo te tiene en el punto de mira. Es muy maduro en eso, se pone su mono y su casco y se dedica a dar gas. Ése es uno de sus puntos más fuertes.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2051

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Los + leídos