Connect with us
Publicidad

MotoGP

Jorge Lorenzo, o cuando la experiencia no cae en saco roto

Publicado

el

Jorge Lorenzo

Posiblemente si la situación vivida con Ducati se hubiera dado el pasado año y no este, Jorge Lorenzo habría fichado por Yamaha Petronas (fichaje que todo el mundo daba por hecho, incluidos Lin Jarvis y Jorge Martínez) y no por Honda, cuya moto requiere un pilotaje más agresivo que la Yamaha, más parecido, por tanto, al que precisa la Ducati. Sin embargo, Jorge ha ido cambiando su estilo paulatinamente, adaptándolo a las exigencias de la moto italiana, que requiere frenar fuerte y acelerar lo más rápido posible, mientras que la Yamaha tiene un paso de curva más elevado, siendo, por el contrario, más inestable en las frenadas.

En este año y medio con la Ducati el metódico Lorenzo ha ido descubriendo paso a paso -que es como hace las cosas el balear- los secretos de su GP18, realizando tanto ajustes a la moto como a su pilotaje. Decía Fonsi Nieto que “Lorenzo es el que mejor aprovecha las sesiones de entrenamientos, desde que se enciende la luz verde hasta la bandera de cuadros”.

Acostumbrarse a la moto

El propio piloto admitía que Tengo que acostumbrarme a lo que es la moto: a frenar con fuerza, entrar fuerte y luego aprovechar la aceleración. Así será hasta el final de la temporada” dice. “Tal vez nunca tenga una confianza absoluta con esta moto, porque no tiene tanto paso por curva y no puedo tumbar tanto”, explica el de Ducati a Motorsport, al compararla con su anterior Yamaha, aunque admite los puntos fuertes de la moto italiana: “El mérito de que ahora sea más fuerte en la frenada es de Ducati. La moto es muy estable en la frenada y te permite tener mucha más confianza en ese punto de la que tenía en mis años en Yamaha. La Ducati me ha obligado a utilizar el freno detrás, que no usaba con Yamaha, y seguramente será de ayuda para el futuro”, es decir, con la Honda.

Tras pasar muchos años en Yamaha, esta temporada y media en Ducati le ha obligado a hacer algo que hasta ahora no había hecho: adaptar su pilotaje a la moto, y no al revés. Esta experiencia le servirá de cara a la temporada que viene con la Honda y, sin duda, ver que ha sido capaz de lograrlo, le ha motivado de cara a elegir al equipo de HRC como el de su nueva aventura… Eso, y el hecho de vengarse de Ducati –o mejor dicho, de Claudio Domenicali– al irse con su principal enemigo. Que nadie dude de que Lorenzo terminará por ganar carreras con la Honda.

Por cierto, y según afirma Motorsport, Ducati le ha dado luz verde para que el 20 de noviembre se suba a la Honda en los primeros test de pretemporada 2019, justo después del GP de Valencia.

Publicidad
Publicidad
Publicidad ¡Suscríbete a Solo Moto y llévate esta súper oferta!
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Solo Moto Nº: 2.038

Suscríbete y recíbela en casa por sólo 1,87€ al més o suscríbete para verla en formato digital.

Los + leídos