Jorge Lorenzo a Ducati: Una historia iniciada hace 7 años
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Jorge Lorenzo a Ducati: Una historia iniciada hace 7 años

Publicado

el

La historia entre Jorge Lorenzo y Ducati comenzó en 2009, en el momento en el que Casey Stoner –entonces referencia para la marca italiana- decide dejar de competir por unos misteriosos problemas físicos que después se descubrió ser intolerancia a la lactosa. En estado de shock tras ver parar a su mejor piloto, en Ducati inmediatamente se giraron hacia Lorenzo, ofreciéndole un supercontrato para sumarse a sus filas; ¡en la propuesta figuraba una cifra superior a aquella que le pagaban a Stoner!

Este movimiento le acabó costando caro a Ducati… pero no en dinero. Provocó la reacción furiosa de un Stoner que se pasó a las filas de Honda, donde, como todos sabemos, conquistó el campeonato a la primera. Tras la marcha del australiano, Ducati no ha vuelto a ganar una carrera en el Mundial.

El segundo intento de hacerse con los servicios de Lorenzo tiene lugar al inicio de 2014. Paolo Ciabatti y Gigi Dall’Igna eran entonces los responsables de los destinos del Reparto Corse de Ducati. Fue el ex ingeniero de Aprilia el que inició los contactos para hacerse con los servicios de Lorenzo. Ambos habían trabajado juntos y ganado títulos en la ya extinta categoría de 250 cc, un periodo en el que establecieron una relación muy fuerte.

Aquel contacto tampoco fructificó, pero Jorge dejó abierta la puerta al introducir en su contrato bianual con Yamaha -2015 y 2016- un cláusula mediante la cual se podía desvincular unilateralmente del equipo tras la primera temporada sin pagar penalización. Pero cuando llegó el momento no la ejecutó y así el contrato se renovó automáticamente hasta final de 2016 de forma automática. Lorenzo se dio tiempo para ver cómo evolucionaba el nuevo proyecto Desmosedici. Mientras, ganaba su tercer título en MotoGP; en la trayectoria de la nueva Ducati fue una sucesión de altos y bajos.

Pero el piloto mallorquín siempre siguió la evolución del proyecto de Dall’Igna de reojo, y durante el pasado invierno, gracias a las prestaciones mostradas por Stoner, se dio cuenta que la Desmosedici había crecido mucho. Cuando, hablando de Stoner, decía “queda mal que el mejor de Ducati sea uno cuya principal actividad en los últimos tres años haya sido pescar”, lo que hacía era mandar un mensaje.

Las primeras carreras de 2016 confirmaron las competitividad de la Desmosedici, unos resultados que hicieron ver a los responsables de Ducati que estaban listos para gestionar un piloto del nivel de exigencia de Jorge Lorenzo… Porque los dos años con Valentino Rossi dejaron una tremenda herida abierta en Ducati.

Después del monumental fiasco que supusieron las dos temporadas con el superstar italiano, en la fábrica de Borgo Panigale se juraron que no volverían a contratar a nadie similar si antes no contaban con una organización adecuada para gestionarlo.

Y fue este “juramento” el que le allanó el camino a Andrea Dovizioso, un piloto con experiencia y rápido, pero de carácter más “manso” que Rossi y Lorenzo. Mientras estos son del tipo querer a la fábrica trabajando para ellos, Andrea es más de aceptar trabajar para la fábrica.

Gigi Dall’Igna conoce bien el carácter de Lorenzo, sabe cómo sacar el máximo partido de su virtuosismo a la hora de pilotar una moto y como gestionar sus prontos. Con la moto ya rindiendo a un nivel supuestamente ganador, había llegado pues el momento de  hacerse con los servicios de su piloto favorito.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2056

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos