PUBLICIDAD

Joan Mir: «Tenía un susto detrás de otro»

Joan Mir ya es el nuevo campeón del mundo de MotoGP después de sumar los suficientes puntos en el GP de Valencia.

El piloto mallorquín lo ha celebrado por todo lo alto, como tiene que ser, aunque va a tardar en asimilar todo lo que le está pasando y le va a pasar, en los próximos días.

Ante el micrófono de DAZN, Mir ha aparecido con una sonrisa de oreja a oreja, aunque admitiendo que «no me lo creo todavía».

La carrera

Además de contento, también se le notaba cansado, sin aire: «No me quedan fuerzas para celebrar porque estoy muy cansado. Ha sido una carrera en la que he sufrido muchísimo. Menos mal que esta carrera no hay llegado antes, porque en todo el año no había sufrido tanto, pero nos ha bastado para ser campeones».

Pese a tenerlo todo de cara para salir ganador, no fue una carrera fácil: «Intentaba tenerlo todo bajo control pero tenía un susto detrás de otro y no sabía, era muy impredecible. Menos mal que al final ha salido bien la cosa».

Efectivamente, su esfuerzo ha tenido recompensa: «Iba apretando con todo lo que podía, sufriendo con la lengua fuera. Y aunque no haya ganado hoy o hecho podio, que era el objetivo, estoy muy contento porque he dado el 100%«.

Suzuki y los agradecimientos

Hay muchas personas que han pasado por la cabeza de Mir, quizás demasiadas… «puedo empezar a agradecer a gente pero no voy a acabar nunca porque hay mucha gente que me ha ayudado a estar donde estoy ahora mismo».

Aunque si ha querido «agradecer a Suzuki por la oportunidad que me ha dado». Cuando sus caminos se juntaron, ganar el Mundial «era el objetivo que teníamos a largo plazo, pero que haya llegado el segundo año… es que no tengo palabras».

También considera que «ganar con Suzuki tiene un mérito extra» al ser una escudería mucho más familiar y sin tener el gran apoyo de otras marcas más consagradas.

El sufrimiento

Ha sido una año atípico para todos, y ni los pilotos de MotoGP estaban exentos del sufrimiento provocado por la pandemia.

Por eso Mir ha enviado un mensaje a aquellos que han sufrido, «espero que a toda esa gente que lo está pasando mal, le haya alegrado un poquito».

A nivel personal tampoco ha sido fácil experimentar una temporada así porque «no puedes celebrar los buenos momentos (con la familia), como mi primer podio o mi primera victoria».

Por no hablar de que ha tenido que llevar un nivel de vida muy controlado: «Volver a casa e intentar no contagiarse para no perdernos ninguna carrera… era una presión«.

Deja un comentario