Joan Barreda: El nuevo Che
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Joan Barreda: El nuevo Che

Publicado

el

Barreda parte como principal rival del ac­tual campeón Marc Coma en la batalla por conquistar el preciado trofeo del tua­reg de bronce. Bang Bang está preparado, y con un gran equipo detrás que trabaja a su son…

Solo Moto: En la entrevista que te hici­mos nada más terminar el Dakar pasado nos confesaste que siempre buscaste la victoria, apurando tus opciones, aunque ello significara arriesgarlo todo. 330 días después, ¿sigues pensando igual?

Joan Barreda: ¿Por qué debería cambiar? Quien no arriesga, no gana, y eso fue lo que hice. Creo que ahora, un año después, tenemos mucho mejor preparado el Dakar y espero tam­bién tener el punto de suerte que no tuvimos el año pasado para que no sea necesario llegar a ese momento. Pero sigo teniendo claro qué es lo que hay que hacer para ganar…

SM: Este año empezaste bien en el Mun­dial de Raids, pero perdiste opciones de ganarlo al no participar en Brasil.

JB: Sí, porque ya estaba previsto no correr el Sertoes, ya que preferí seguir el desarrollo de la nueva moto. Después del verano llegó la nueva moto y nos centramos en los entrenamientos con el equipo, los tests en Estados Unidos, en Túnez, en Marruecos y en España. Hemos hecho muchos kilómetros desarrollando la nueva moto. Paulo y Hélder continuaron el Mundial. Era fun­damental estar detrás y controlar el desarrollo, porque lo importante para nosotros es el Dakar.

SM: El objetivo de este año es, sí o sí, el Dakar.

JB: El año pasado ya estábamos para ganar el rally, pero el quinto día tuvimos un problema con el sistema de gasolina de la moto y perdí unos 50 minutos. Sabíamos que sería muy difícil ganar, y más recortarle ese tiempo a un piloto con la experiencia que tiene Marc [Coma], con un control de carrera muy importante. Sabíamos que era complicado, pero aun así decidimos pro­barlo y seguir luchando. Durante muchos días estuvimos delante, batallando, abriendo pista, tirando fuerte… y Marc también subió el ritmo y apretó. Es para quitarse el sombrero, porque lo hizo perfecto… podía haber fallado, pero lo hizo todo muy bien. Yo apuré mis opciones para forzar un error. Ahora, lo que el equipo tiene que intentar es que lo que ocurrió el día 5 de carrera el año pasado no vuelva a pasar. Porque con todo lo ocurrido el año pasado, se vio mi versión más agresiva: con varias caídas…

SM: ¿Es cuestión de suerte?

JB: Quizás más que eso, es de experiencia. El trabajo del día a día, en una carrera larga. Para ganar el Dakar hay que tener mucha experiencia. No sólo yo, sino todos los pilotos y también el equipo, ya han pasado por esos cuatro o cinco años necesarios para ir a ganar el Dakar.

SM: ¿El status del equipo está claro? ¿Eres tú el líder en el equipo Honda?

JB: A diferencia del año pasado, este año he­mos trabajado desde el principio para luchar por un objetivo. Claro que si yo no estoy en carrera, habrá otros pilotos, pero ahora mismo, sí, soy yo el primer piloto y los otros pilotos están para ayudar en caso de necesidad.

SM: Honda siempre busca la victoria en cualquier competición en la que toma par­te. Tras unos años sin conseguirlo en el Dakar, ¿notas la presión de la marca?

JB: Sé que tengo una cierta responsabilidad. Porque cuando trabajas el día a día por un pro­yecto y te sientas con los responsables, pides lo que necesitas y te lo dan, no tienes más que responder… Pero también tengo que estar tran­quilo; sé que he hecho la faena bien hecha y ahora, cuando llegue el momento de la carrera, saldré a disfrutar.

SM: Un Dakar con algunas ausencias, Cyril, Chaleco… ¿Cómo queda el campo de batalla?

JB: Exacto. Creo que esto abre puertas a otros pilotos jóvenes que dispondrán de ma­terial de primera fila y medios para estar ahí, hacer su carrera y tener sus oportunidades. Desde el primer día se verán pilotos rápidos delante.

SM: KTM tiene algunas bajas, pilotos con algunas mermas y otros pilotos sin experiencia. En eso, ¿Honda tiene algu­nos puntos más a favor?

JB: Nosotros confiamos mucho en la estruc­tura que hemos conformado. Tenemos una relación muy estrecha y noto que somos muy potentes. Con Paulo y con Jere. Paulo ha teni­do muy mala suerte los dos últimos años, pero creo que es el piloto más regular de todos. En pista, noto este punto de equipo, de fuerza, que quizás otros no tienen. Antes no había po­dido disfrutar de eso.

SM:¿Cómo se puede ganar a Marc?

JB: Ya le hemos ganado, y lo que hay que hacer es una carrera sin errores. Si me paro a pensar, siempre quieres ganar y sacar tiempo. Pero ahora mismo, el ritmo y la navegación que llevamos es muy buena. Marc siempre nos ha ganado por nuestros errores. Es ahí donde hay que ganarle. Estar concentrados, no fallar… si lo conseguimos, será difícil que Marc nos pueda sacar más ventaja de la que puede re­cuperar por la posición de salida en una etapa.

SM: ¿Qué es lo que le envidias a Marc?

JB: Los diez años de experiencia de más que me lleva. Es simple, pero es así. Los errores se deben a la inexperiencia. Y todo lo que me ha pasado a mí, le ha pasado a él. A Marc, a Nani… a todos.

SM: ¿Cómo ves el recorrido del Dakar 2015?

JB: Será duro, como cada año. Es muy en la línea del año pasado. Tenemos más altura que la edición 2014. Más kilómetros, espe­ciales muy largas… Creo que la etapa 3, una de las más cortas del rally, será una de las que habrá que estar muy atento y no fallar. También a la vuelta de Bolivia habrá etapas complicadas.

SM:¿La altura te afecta mucho?

JB: Sí, soy uno de los que más me afecta. Antes vivía en Castellón, en la línea de mar, y ahora vivo a más de 2.200 metros, en Ando­rra, donde me entreno en altura y me preparo mejor. Antes me afectaba mucho, notaba mu­cha presión en la cabeza, y la visión también me afectaba, algo muy peligroso. Ahora sólo espero que este año la diferencia sea menor.

 

EL APUNTE

Un equipo para Bang Bang

El de Castellón tiene este año una difícil tarea: ganar el Dakar. Para ello, Honda, HRC, le ha dispuesto del mejor material y el mejor equipo posible. Una nueva moto, nuevos compañeros de equipo y, en el organigrama del Team HRC, queda claro quién lleva la batuta… incluso todo un campeón del mundo como Paulo Gonçalves está a las órdenes de Bang Bang, como su amigo Jeremías Israel.

Y la moto… que presenta muchas novedades respecto a la de la pasada temporada: “Es bastante diferente; en la parte ciclo, los depósitos son de plástico, más estrechos. En la suspensión también hemos trabajado muchísimo. La torreta, en carbono, más ligera, y también en aspectos de electrónica. Es una moto para intentar ganar las carreras; lo mejor es hacerla para el piloto”, sentencia.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2055

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos