Connect with us
Publicidad

Rutas

IV Rally Internacional de Motos Clásicas: Una auténtica fiesta de la moto

Publicado

el

Algo parecido a esto es lo que les debió de pasar a los cientos de moteros que llegaron a la capital ribadedense para participar en el IV Rally Internacional de Motos Clásicas, que organizaba el Moto Club Indianos, y des­pués de presenciar una maratoniana semana, diremos que ha cerrado con un broche do­rado, una magnifica edición, que será difícil de superar.

Un evento que incluye dentro del mismo certamen el IV Rally Internacional de Motos Clásicas, la III subida de velocidad Bustio- Colombres 12+1, su II campeonato de mo­tocross clásico, el IV mercadillo solidario, la II carrera de correpasillos para niños y, en esta ocasión, una nueva prueba de resistencia enfocada a los más rodadores, la I edición de las 300 millas de Colombres, en el que los conciertos de rock sesentero pusieron la guinda. Una edición que llegó a reunir a más de seis mil aficionados, que colapsaron la to­talidad de la capital indiana de Ribadedeva y muchas de sus zonas limítrofes.

En la categoría de exhibición de La Bustio Colombres 12+1 tuvimos la grata oportuni­dad de ver al expiloto británico Paul Smart, vencedor de la última edición de las 200 mi­llas de Imola en 1972, realizando la subida de la milla, entre los multitudinarios aplausos que le brindó la afición. Todo un Señor con mayúsculas, que antes de irse nos dejó titu­lares tan elocuentes como este… “Volveré porque no he conocido nada igual”.

Un gran día festivo, que también nos conce­dió la oportunidad de contemplar las insólitas joyas con ruedas que abarrotaban la plaza de la localidad, antes de que empezaran las ru­tas dispuestas por los rincones más especta­culares que esconden los parques naturales de los Picos de Europa, donde dieron rienda suelta a los sentidos y pudieron disfrutar de una manera más templada los 350 inscritos que participaron en un rally de merecida talla internacional.

Ya en la última jornada, unos frágiles rayos de sol le daban sus pinceladas de color al improvisado box de motocross, que se for­mó en la plaza de Colombres y aglutinó a 49 pilotos de motocross, que afinando con tiento sus monturas, crearon una sinfónica obertura, como preludio a esta segunda prueba de motocross clásico que se iba a celebrar en el cercano Prau del Cantu.

Una bonita fiesta de la moto clásica, en la que el espectáculo, el deporte, la amis­tad y la diversión fueron la clave de un exi­toso evento que, lejos de decirnos adiós, nos dejaba tiempo para visitar el mercadillo solidario y comprar esa pieza, o recambio, que ayuda a mantener en forma estas mo­tos y con cuyo importe recaudado, modes­tamente, también se ayuda a quien más lo necesita.

Publicidad
Publicidad
Publicidad ¡Suscríbete a Solo Moto y llévate esta súper oferta!
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Solo Moto Nº: 2.037

Suscripción en papel: https://www.quierounarevista.com/solomoto Descargar la revista o suscripción digital en: kioscoymas

Los + leídos