ITV 2011: La industria auxiliar, afectada
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

ITV 2011: La industria auxiliar, afectada

Publicado

el

O al menos esto es lo que se desprende del nuevo manual de inspecciones técnicas. La norma se ha endurecido, y mucho. De momento, las estaciones ITV no aplican el nuevo reglamento a rajatabla, salvo en casos de flagrante falta de seguridad, pero ya avisan que en la próxima revisión el propietario deberá legalizar todos los elementos y componentes que no sean de serie

Curiosamente, el endurecimiento de la normativa de la inspección técnica tiene como objetivo regular el mundo del tuning de los automóviles, pero afecta de lleno a las dos ruedas. Y es que las cada día más populares transformaciones tuning de los automóviles, con componentes artesanales y sin homologación, fueron el detonante para que los fabricantes de  automóviles y componentes expusiesen sus quejas al Gobierno. Si los fabricantes deben realizar un desembolso económico elevado para homologar sus componentes, ¿cómo es posible que cualquiera pudiese instalar un elemento no homologado? De ahí la nueva reglamentación.

El efecto colateral de esta instalación de elementos no homologados en los cuatro ruedas curiosamente viene emparejada con una inspección más a fondo de las motos, que cobran de rebote. Y es que, a pesar de que en las motos todos los elementos que se instalan están homologados por sus respectivos fabricantes, y homologados específicamente para cada modelo, el nuevo reglamento para las ITV sólo contempla que se monten los componentes de serie en determinados elementos. Si un componente no es el de serie, salvo los fungibles -pastillas de freno, discos de embrague, cadena de transmisión, filtros…-, debe legalizarse. Y aquí es donde se genera la controversia: si un componente está homologado por un fabricante para un determinado modelo, ¿por qué el usuario debe homologar su instalación en la  moto? Incomprensible.

LA INDUSTRIA AUXILIAR, AFECTADA
Si no hay un cambio en esta nueva normativa, si la administración no da marcha atrás y ablanda su aplicación, la industria auxiliar de la moto puede verse seriamente afectada. Y es que… ¿quién en su sano juicio se montará unos latiguillos metálicos de 50 euros, si debe gastarse 300 en legalizarlos? Y quien dice montar unos latiguillos dice unas manetas regulables de freno y embrague, una bomba de embrague radial o unos discos de freno lobulados. Nadie se va a gastar tanto dinero para legalizar unos componentes de la industria auxiliar -y que ya están homologados- que, además, se pueden encontrar en la gran mayoría de motos de nuestro parque.

Todo esto no va a traer más que la segunda ola de crisis en nuestro sector: la de la industria de componentes auxiliares. Ahora, que todavía no se aplica el reglamento al 100 % y que las ITV esperan órdenes para su correcta aplicación, es el momento de que los fabricantes de componentes de la industria auxiliar de la moto se reúnan con el Ministerio de Industria para que la normativa no sea tan severa. Su futuro, nuestro futuro, de nuevo, está en juego.

 

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2055

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos