Intermot: BMW K 1600 GT/GTL
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Intermot: BMW K 1600 GT/GTL

Publicado

el

El proyecto seis cilindros echó a andar hace ya unos años, y en el salón Eicma del pasado año BMW mostró la Concept 6, una naked futurista animada con su nuevo motor hexacilíndrico. Fue sólo una maqueta, pero David Robb ya dejó claro que la primera moto de seis cilindros sería la nueva superturística. Y aquí la tenemos.

En la moto definitiva las líneas son simples y limpias, y aunque el motor está a la vista, para evitar que con el carenado la moto tuviese una anchura final exagerada, se nota limpia. Externamente la marca sigue empleando la técnica de los “paneles flotantes”, con zonas del carenado separadas y pintadas de colores diferentes para quitar peso estético a la moto. Llama la atención el frontal, dominado por un enorme grupo óptico dotado de doble óptica circular para las largas –con los arillos iluminados de los automóviles de la marca-, y una gran óptica central de xenón, que opcionalmente es de xenón adaptativo. Los dos modelos presentados en el salón Intermot, GT y GTL, se diferencian por nivel de equipamiento, mejor y más orientado a grandes viajes en la GTL, con mayor asiento, manillar más cómodo, postura de conducción más erguida y top case trasero, entre otros.

El motor de seis cilindros, la parte más importante de la moto, es totalmente nuevo y no deriva de las K 1300. Es un motor sumamente compacto con sólo 5 mm de distancia entre cilindros, un peso de 102,6 kg y de 555 mm de anchura total. Como en las 1300,  tiene los cilindros inclinados 55 grados hacia delante y ha sido posicionado bajo para que la manejabilidad de la moto no se viese comprometida. El seis cilindros cubica 1.649 cc, tiene 24 válvulas -DOHC, LC-, tiene puño de gas electrónico E-gas, embrague de 10 discos con sistema antirrebote, transmisión final por cardán y tres mapas de potencia seleccionables en conjunción con el control de tracción DTC. Estrena una nueva gestión electrónica denominada BMS-X, que trabaja más rápidamente a la hora de gestionar la información de los sensores. Según BMW el primer cambio de aceite es a los 10.000 km, y el reglaje de válvulas a los 30.000.

Sus 160 CV están disponibles en tres modos de entrega que puede ser seleccionada por el piloto con el pulsador Mode en la piña derecha. Puede escoger entre Rain, Road y Dynamic, en parado o en marcha, siempre que corte gas y apriete la maneta de embrague. Estos modos condicionan el funcionamiento del control de tracción pero el ABS nunca se ve modificado.

Se ha trabajado mucho para reducir el peso final. Además de varias tapas de magnesio en el motor, en la culata se montan un par de árboles de levas huecos de nueva fabricación, cuyo peso ha sido rebajado 100 gr. respecto a uno de las K de cuatro cilindros. Para evitar que el motor fuese demasiado ancho el alternador y motor de arranque están colocados tras los cilindros, sobre la caja de cambios. Y hablando de ésta, para reducir su volumen se usan tres ejes superpuestos.

Es un motor de carter seco, es decir, que en su parte baja no integra el depósito de aceite. En lugar de esto se ha habilitado una bomba de aceite doble, que bombea el aceite desde un depósito situado en el mismo motor pero ubicado tras los cilindros –de 4,5 l de capacidad-. Por cierto, no es necesario verificar el aceite, porque en la instrumentación se incorpora un chivato de nivel de aceite bajo.

Si por motor la K se diferencia de cualquier otra moto en cuanto al resto de detalles y gadgets, está claro que la K 1600 está a otro nivel. La instrumentación es analógica con esferas para velocímetro, tacómetro, tiene una pantalla central TFT a todo color de 5,7 pulgadas para el resto de informaciones y los datos del ordenador de a bordo. El sistema de audio tiene entrada para MP3, Ipod y USB, y tiene Bluetooth. La pantalla derivabrisas es de ajuste eléctrico y con memoria, los asientos y puños están calefactados, lleva antirrobo electrónico de serie, sensor de presión de neumáticos RDC –opcional-, faro de xenón, faro adaptativo de xenón –opcional-, intermitentes y piloto posterior de diodos LED, frenos con AB Integral Parcial, suspensiones con Duolever y Paralever, y también tiene el sistema Multicontroller –estrenado en la nueva R 1200 RT- para navegar con un dedo por los menús del sistema de audio, navegador, ESA II y funciones de la moto.

La nueva K 1600 marca desde este momento un nuevo referente en lo que a motos turísticas se refiere. Tanto su motor como su estilo, equipamiento y, seguramente, dinámica de marcha, serán el gran revulsivo para la competencia del segmento.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2061

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos