Imserso Rider: Aventura bajo el agua
Connect with us
Publicidad

Rutas

Imserso Rider: Aventura bajo el agua

Publicado

el

Que nadie se deje llevar por el nombre porque de tercera edad tiene bien poco y el ibuprofeno es la gasolina que nos lleva hacia paraísos y tesoros escondidos entre montañas y parques naturales de las provincias de Asturias, Cantabria, León, Burgos y Palencia.

Como viene siendo tradición, la salida oficial se hace desde El Pozo de la Oración, en Cabrales (Asturias), un mirador para deleitarse con el Na­ranjo de Bulnes, conocido por el Urriellu por los lugareños. Salimos de Asturias para adentrarnos en la veci­na Cantabria y, desde Panes, llegamos a la Hermi­da, rodando entre el Parque Nacional de los Picos de Europa y el Parque Natural de Saja-Besaya, para continuar dirección a la sierra del Escudo de Cabuérniga, bajo una intensa lluvia.

Saliendo de Cantabria nos adentramos en Agui­lar de Campoo, camino de Cervera de Pisuerga, bordeamos el embalse de Aguilar y rodamos por el Parque Natural Fuentes Carrionas y Fuente Co­bre, donde una serpenteante carretera nos llevó a Cervera del Pisuerga y a Riaño.

Sobre la marcha, un grupo decidió acercarse a Caín, donde termina la famosa ruta del Cares, con la pena de que la compañera de viaje que de­cidió acompañarnos, la lluvia, no nos dejo disfru­tar al cien por cien de la sinuosa carretera entre montañas por la que se llega a este tesoro de la naturaleza, aun así mereció la pena.

La rider llegaba a su fin y nos despedía con el último puerto, el Pozo de las Mujeres Muertas, cuyo nombre tan peculiar se debe, según un es­tudio de la Universidad de Oviedo sobre toponi­mia, a que mujeres, muyeres en asturiano, hace referencia a ‘tierras fofas’. La explicación poética es el efecto que causa la niebla en los valles del Valledor y del Ibias; lo que nosotros podemos decir es que es un fabuloso lugar para rodar en moto, donde un baile de curvas te hace disfrutar de cada trazada y consigue dibujarte una gran sonrisa.

Tras dejar atrás el Parque Natural de las Ubiñas– La Mesa y el Parque Natural de Somiedo, ¡qué lujo poder rodar entre estos tesoros de la natu­raleza!, llegamos a San Antolín de Ibias y Cangas de Narcea, para consumir los últimos kilómetros de la rider y, como en todo buen viaje, empezar a sentir pena porque la ruta llegaba a su fin, y es que un fin de semana entre parques naturales, puertos de montaña, carreteras perdidas intransi­tadas y, sobre todo, la buena compañía y ambien­te aventurero de los casi 60 moteros venidos de diferentes regiones de España, hacen que, año tras año, esta idea, surgida de la iniciativa de dos grandes moteros como son Constantino Suárez y Félix Sarmiento, se consolide y acoja a todo aquel que se atreva a compartir la experiencia.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2053

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Los + leídos