PUBLICIDAD Billboard

Iannone: “Para el día del veredicto ya sabía que todo estaba decidido”

Tiene inhabilitada su licencia como piloto hasta final de 2023: Andrea Iannone fue acusado de haber ingerido drostanolona, un anabolizante no permitido, en un control antidoping que se le realizó en Sepang en 2019. El piloto sostuvo siempre que fue producto de haber comido carne y nunca de un acto voluntario, pero en noviembre de 2020 el Tribunal de Arbitraje Deportivo le sancionó por cuatro años.

Iannone contó en ‘Verissimo’, un programa de la televisión italiana, que ya tenía claro el veredicto antes de que éste le fuera anunciado:

“Con el tiempo ya lo había procesado y, para el día del veredicto, ya sabía que todo estaba decidido”, contó Iannone en la televisión italiana.No fue precisamente agradable, porque cuando ya sabes las cosas antes de que sucedan, piensas: ‘¿Cómo me puede pasar eso?’ Es muy complejo, me sentí mal y sufrí mucho… Me resulta muy difícil hablar de ese momento”, reconoce.

PUBLICIDAD Content_1

Aunque también dice que es una persona que piensa en positivo:

“Soy alguien que reacciona bastante rápido y busca una nueva motivación todos los días, en todo. Al final me puse a pensar: ‘Precisamente porque es tan absurdo e inexplicable, tal vez podría haber sucedido algo aún peor. Tenía que ser así’”.

Y a pasar página. No quedaba otra:

PUBLICIDAD Content_2

“Así que comencé a aceptar todo esto, a tomármelo con calma, a mirar a mi alrededor y ver lo que la vida tenía para ofrecerme… Y aquí estoy”.

Andrea sostiene fervientemente su inocencia:

“Me hicieron revisiones a lo largo de 16 años, incluso fuera de las carreras, y todas las pruebas fueron negativas”, cuenta. Y para que el Tribunal viese que era inocente,De manera espontánea y por mi propia voluntad sugerí que se me tomara una muestra de cabello que, por supuesto, también dio negativo”.

PUBLICIDAD Content_3

Ingesta involuntaria… pero cuatro años de sanción

Y aunque el TAS (Tribunal de Arbitraje Deportivo) admitía que la ingesta del anabolizante podría haber sido involuntaria, la presión de la WADA (Agencia Mundial Antidopaje) consiguió no sólo que no se le conmutase la sanción, sino que ésta aumentase de 18 meses a cuatro años de inhabilitación de licencia.

“Se reconoció que no había tomado la sustancia de manera voluntaria, sino sencillamente a través de un trozo de carne en el restaurante, pero eso no fue suficiente”, cuenta el de Vasto.

PUBLICIDAD Mobile_Pos7

Con respecto a este punto, en las conclusiones de la sentencia de noviembre de 2020 se decía concretamente:

PUBLICIDAD Content_4

«La conclusión del Tribunal no descarta por sí misma la posibilidad de que la ADRV  (violación de las reglas antidopaje) de Andrea Iannone pueda ser el resultado del consumo de carne contaminada con Drostanolona, pero significa que Andrea Iannone no ha podido proporcionar ninguna evidencia convincente para establecer que la ADRV que cometió no fue intencional».

Es decir, que se acepta la posibilidad de que la ingesta de drostanolona fuese involuntaria, pero que Iannone no puede probarlo de manera convincente.

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

La sanción significó, a la práctica, el fin de su carrera deportiva. Y aunque dice haber asumido todo lo que le ha pasado, obviamente su vida no dispone de la misma ilusión:

“Me falta la velocidad. Lo que me da MotoGP no lo encuentro en ningún otro lugar. Nunca he dejado de entrenar, sigo montando mi moto cuando puedo”.

PUBLICIDAD Mobile_Pos9

Pero ni eso es fácil para el expiloto:

“Hasta eso resulta algo complicado, porque ya no tengo la licencia de piloto de carreras y, por lo tanto, tengo que buscar las ocasiones adecuadas donde mi licencia sea lo suficientemente válida para un día de pista”.

PUBLICIDAD Mobile_Pos10

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario