Iannone / Dovizioso… ¿Quién se queda, quién se va?
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Iannone / Dovizioso… ¿Quién se queda, quién se va?

Publicado

el

Obviamente siempre existe la posibilidad que sea uno de los dos el que decida buscar continuidad en su carrera deportiva en otro lado, pero si es Ducati la que tiene que invitar a uno de ellos a irse, la elección ciertamente no resulta fácil.

Hasta el pasado GP Argentina parecía que la fábrica prefería a Iannone, pero el grave error cometido por éste en Termas ha enfriado mucho las cosas. En estos momentos no hay decisión tomada; los dos están al mismo nivel. Porque si Iannone carga con la mochila de su estupidez de Argentina, el otro Andrea también tiene deudas pendientes con la marca: aquí nadie está inmaculado.

En MotoGP el “reconocimiento” no es un sentimiento, sino algo que se cuantifica -en dinero, por supuesto-. La filosofía es básicamente “tú has hecho un trabajo, yo te he pagado por él, así que estamos en paz. No importa si has sido una pieza fundamental, si eres buena persona o un gran trabajador que nunca crea problemas.

Si fuese lo contrario, si esas cosas se tuvieran en cuenta, nadie podría mover a  Andrea Dovizioso de su sitio. El de Forli fue contratado cuando la empresa estaba en un agujero negro, por lo que plantearse sacrificarlo en pro de un piloto más agresivo, joven e instintivamente rápido –léase Iannone- puede parecer “cruel”.

Pero estamos en MotoGP y aquí los intereses de las compañías están por encima de los individuos; así son los negocios. Además, hay que decir que incluso el bueno de Dovi, en su momento, no dudó en sacar máximo partido de una situación que le era favorable…Y en Ducati lo recuerdan perfectamente.

En 2013, siendo piloto de Ducati, Andrea llegó a un acuerdo con Suzuki, lo que obligó al recién llegado Dall’Igna a meter la mano más al fondo de su bolsa de monedas para convencer a Dovizioso que se quedara. El ingeniero italiano no se ha olvidado cómo después del GP de Alemania tuvo que volver a Italia corriendo a casa del piloto para cerrar su continuidad…millonaria, por cierto. Sin Dovizioso, en ese momento, Ducati se habría metido en más problemas de los que ya tenía. Dovi lo sabía y se aprovechó de ello, como lo habría hecho cualquier persona en su lugar.

Sí, Andrea ha sido un factor importante en el desarrollo de la Desmosedici. Fue un salvavidas al que Ducati se agarró cuando, en 2013, el departamento de competición tocó fondo. Sin embargo, a ojos de la compañía, fue recompensado generosamente por ello; ahora se invirtieron las posiciones y es la empresa la que está en situación de elegir.

Da la sensación que Andrea Dovizioso ha completado el trabajo para el que fue contratado cuando en el Ducati Corse había sólo escombros. A finales de 2012 Valentino Rossi había huido a Yamaha, volviendo de donde vino, y Filippo Preziosi había sido retirado de su cargo. Se pensaba sólo en el día siguiente.

Dovizioso resistió aquella situación tremendamente complicada, y en 2013 inmediatamente comenzó a trabajar con Dall’Igna cuando este llegó a la fábrica de Borgo Panigale. En 2014 fue muy importante para proporcionar la información que condujo a la creación de la Desmosedici GP15, el primer paso de la nueva Ducati.

¿Merece Dovizioso más reconocimiento que el que se le da? Sin ninguna duda, pero en MotoGP los resultados son fundamentales; sobre todo si se maneja un presupuesto como el de Ducati. Esto lo tienen muy claro en la fábrica, pero de igual manera los pilotos, directivos y patrocinadores. A Dovizioso precisamente esta situación no le resulta nueva, ya ha tenido alguna experiencia en este sentido.

Con Ducati podría acabar reviviendo por la que pasó en Honda cuando Casey Stoner llegó a HRC en 2011. El equipo se amplió a tres pilotos, pero al final de la temporada fue Dovi el que tuvo que recoger sus cosas y buscarse otro garaje. El año que viene puede ocurrirle lo mismo, pero en esta ocasión su “verdugo” no se llamaría Stoner sino Lorenzo.

Sin embargo, si los responsables de Ducati Corse creen que sus necesidades van más allá de contar con pilotos muy rápidos y hiperagresivos, las cosas podrían terminar de otra manera. Sí, Iannone tiene la agresividad, la decisión y la maldad competitiva que Dovi no tiene, pero es muy difícil que éste cometa los errores que comete Iannone con bastante frecuencia.

Si ya tienen al piloto que debe ganar el título, Jorge Lorenzo, entonces tal vez sea mejor poner a su lado a un jugador de equipo, no de los que esté a todas horas pensando básicamente en derrotarle. En Ducati en estos momentos están más en esta última tesitura. ¿Pero dejarán escapar a un piloto con la velocidad y la capacidad de adelantamientos como Iannone?

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2057

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos