Husqvarna Nuda 900 vs KTM 690 SMC R: dos atractivas fun bike con personalidad propia
Connect with us
Publicidad

Comparativos

Husqvarna Nuda 900 vs KTM 690 SMC R: dos atractivas fun bike con personalidad propia

Publicado

el

Malos tiempos para las superdeportivas, menos malos para las roadster y, sin ser buenos, parece las trail que encuentran su espacio en esta época de crisis. Así están las cosas. Y en medio de un panorama poco esperanzador, motos como las que hoy os mostramos buscan su espacio.

No tienen las prestaciones de una superdeportiva; no son trails con las que simultanear diferentes escenarios, pero tienen una larga serie de argumentos a su favor que van desde una estética arrebatadora en el caso de la Nuda hasta un carácter explosivo en la KTM. Y sin poder meterse por pistas como las trail ni necesitar 150 CV de potencia como las superdeportivas, en ambos casos nos encontramos con motos muy agradecidas en todos los sentidos.

Son fáciles de conducir, transmiten buenas sensaciones y tanto sirven para moverse a diario como para divertirse el fin de semana. Yo pondría especial hincapié en este sentido, porque os aseguro que estas fun bike son endiabladamente divertidas tanto en carreteras reviradas como en una pista de supermotard.

La rivalidad que existe entre KTM y BMW o BMW y KTM es total. El gigante alemán decidió comprar Husqvarna en 2007, y sin declararlo públicamente, su intención era enfrentarse a KTM en el mercado del enduro y captar un público más joven que el que tradicionalmente es fiel a BMW dentro del sector on road. Es decir, que buscaban algo más que el usuario de las GS, que suele tener más de 35 años.

La Nuda ha sido el primer modelo de los alemanes que se enfrenta directamente a las supermotard de KTM tanto en versiones mono como en el caso de las supermoto bicilíndricas. Pero hoy hemos querido reunir a la Nuda en versión base y una KTM más popular que las supermoto: la SMC R. Una supermotard con un motor con prestaciones prácticamente de bicilíndrico, que se escapa un poco del concepto SM de la marca austríaca al tener la base de la moto de 690 Enduro, una trail/enduro.

La Nuda es más pesada que la KTM, pero con 105 CV y el fantástico motor bicilíndrico de BMW, que además emite un sonido extasiante, es una moto que se desmarca de todo lo que hay en el mercado. Entre una supermotard y una roadster o quizá entre una roadster y una supermotard, su estética es arrebatadora, futurista, deslumbrante. La SMC R de KTM sigue fiel al estilo de las motos naranjas, con ese plus de carácter sport que marca la diferencia. Con una relación peso-potencia que quita el hipo y componentes de primera división, es un arma letal en manos expertas y una moto muy excitante y que transmite una gran sensación de control sea el que sea tu nivel de pilotaje.

Originales
Sin duda alguna, estamos frente a dos motos muy originales. La Nuda por su concepción y diseño y la KTM porque en esta versión SMC nos encontramos con una moto de enduro que ha derivado en esta divertida supermotard.Para diseñar la Nuda se partió de una hoja en blanco, y su diseño es sencillamente espectacular. Llevo un montón de años probando motos y en muchas ocasiones llamando la atención por lo atractivas que resultan algunas de las últimas novedades del mercado. Pero os aseguro que esta Nuda es de las motos que más miradas atrae en la calle. Su chasis multitubular, en combinación con el diseño de la carrocería, no pasa desapercibido.El motor emite un sonido muy agradable y, a pesar de que es herencia del bicilíndrico de la BMW F 800, se desmarca con un cigüeñal calado a 315° en lugar de a 360°.De sobras es sabido que en KTM apuestan por el supermotard, pero en este caso resulta curioso encontrarse con una moto que, conservando un chasis multitubular muy al estilo de la casa, tiene el subchasis de plástico y el depósito de combustible situado en la popa. Casi tan curioso como que la llave de contacto esté tras la tija de dirección, frente al asiento. La respuesta está en que esta versión no es de la familia SM, sino que su origen está en la Enduro 690R, de la que hereda chasis, carrocería y el vistoso escape que sale por detrás. Potente, alta de asiento, con un buen conjunto de suspensiones y frenos, es una moto con la que uno tiene una gran sensación de control y en la que personalmente me encontré cómodo, pese a experimentar sensaciones contradictorias. Por una parte, trasmite el feeling de una supermotard deportiva, y por otra, me gustó el tacto suave de embrague y mandos y algo menos el del cambio. Justita de instrumentación, vibra y tiene poca protección aerodinámica, y en este sentido es una moto menos racional que la Nuda, pero más ligera, divertida y con muy buen tacto en el tren delantero, algo que, como os explico más adelante, desde mi punto de vista es el punto más flojo de la Nuda…

Diferentes
Andaba yo un poco obsesionado con el tema de que la Nuda monte en esta versión una suspensión tan elemental. Y lo que me parece más grave es que no sea regulable. Pensé que su comportamiento mejoraría montando dos casquillos interiores (precarga), mientras que César regulaba la horquilla de la KTM, a la que le faltaba algo de compresión. Mis sensaciones sobre la Nuda eran un tanto contradictorias, puesto que por una parte me gustó el tacto del motor y la posición de conducción, y siendo más pesada que la KTM, entre curvas me pareció divertida pese a la limitación del tren delantero.

Con un buen conjunto de frenos, sin necesidad llegar al nivel de la KTM, me lo pasé muy bien con la Nuda, pero para eso tuve que habituarme a ella. Es decir, que a diferencia de la KTM, en la que todo es más fácil -entrar, cruzarla de detrás, sentir el apoyo del tren delantero, cambiar de dirección a la velocidad de la luz-, la Nuda reclama una conducción más precisa y admite menos errores. O sea, que mientras que la KTM invita a una conducción en plan supermotard, la Nuda pide todo lo contrario.

¡Ojo!, no estoy diciendo que un servidor tenga el nivel de un piloto de supermotard, pese a mis pinitos a principios de los 90. Lo que trato de explicar es que con la KTM incluso con poca experiencia te atreverías a probar suerte cruzándola de atrás, frenando violentamente o levantando la rueda delantera con un toque en el embrague. Con la Nuda no.

La KTM admite errores, te puedes pasar de largo en una frenada y rectificar; en definitiva, es más fácil que la Nuda, más ligera, más divertida. Sin embargo, eso no significa que la Nuda no sea una buena moto con la que también te puedas divertir, sino que te divertirás de otra forma. De entrada, por autopista y carreteras generales viajarás bastante más cómodo en cuanto a posición y, sobre todo, no acusarás las vibraciones de la KTM, que pueden llegar a ser realmente molestas en las largas distancias. Es más, vamos a ser claros: esta versión SMC R de la moto de enduro de KTM no es desde luego recomendable para largas tiradas y el pasajero no es bien recibido, pues ni siquiera tiene unas asas donde cogerse.

Volviendo a la Nuda, el motor -creo que lo he escrito un montón de veces…- twin, que es de la GS 800 de BMW, tiene un tacto exquisito y me encanta su progresividad. No sube hasta las 9.000 vueltas, ni falta que le hace, y a partir de las 5.000 tiene muy buena salud y respuesta, además de que en la parte baja del cuentavueltas es suave y progresivo. Insisto, un diez. Lo que sucede es que si llevamos a la Nuda al terreno donde la KTM brilla con luz propia, es decir, carreteras reviradas, o si la metes en una pista como hicimos con César para trabajar con total libertad, te encontrarás, de entrada, con una moto 30 kg más pesada y que reclama una conducción muy diferente entre curvas. Con la Nuda hay que buscar un estilo más clásico: sacar marchas, frenar y entrar. Aquí no valen la improvisación ni las rectificaciones sobre la marcha, sino que reclama una conducción más fina en la que, a diferencia de la KTM, la improvisación no es buena aliada, porque si modificas una trazada, reacciona sacándote hacia el exterior de la curva.

¿Soluciones?
Creo que no las hay, y más si tenemos en cuenta que la suspensión delantera no es regulable. “¿No será que el anclaje lateral del amortiguador trasero afecta al tren delantero?”, le pregunté a César, que parecía disfrutar al reencontrarse con una supermotard -no en vano, fue un auténtico especialista-… ”Álex: somos probadores, tenemos sensaciones y ponemos las motos a punto… pero no somos ingenieros”, me dijo sin apenas dejar de contar los clics de la horquilla de la KTM. Y César tiene razón.

Lo que nos quedó claro es que ambas motos son muy diferentes, pese a atacar a un mismo sector de público. La KTM, una supermotard en estado puro, y la Nuda, una moto muy atractiva, clásica en cuanto a funcionamiento y muy rompedora estéticamente, con la que BMW quiere entrar en el terreno de supermoto de KTM, al igual que hizo en su momento con la gama de enduro.

La Nuda tiene una versión R con suspensiones multirregulables y frenos con pinzas delanteras monobloque que no he tenido la suerte de probar, pero que seguro que será más competitiva. Aunque su precio (1.600 euros más que esta versión base) se dispara. KTM también tiene en su gama de bicilíndricas motos con más prestaciones, pero tal y como están las cosas, creo que es más prudente tratar de buscar la satisfacción que transmiten motos como las que os mostramos, a un precio más razonable…

HUSQVARNA
Cómo va en…
CIUDAD

Una bonita moto para ir por ciudad, con un motor progresivo y agradable, que se calienta. Es manejable y tiene una posición de conducción cómoda, pero con el manillar demasiado ancho para moverse entre coches y unos retrovisores que sobresalen demasiado.
CARRETERA
No es una moto ligera y tiene un comportamiento un poco especial, condicionado por la suspensión delantera y la posición del amortiguador, pero es estable y transmite confianza si la conduces como ella quiere. El motor es muy progresivo y monta buen equipo de frenos.
AUTOPISTA
Su manillar es excesivamente ancho, y lógicamente la protección aerodinámica brilla por su ausencia, pero donde más penaliza es en el diseño del asiento, que es muy incómodo y estrecho; no invita a las largas distancias

Lo +
Personalidad
Estética
Respuesta motor
Sonido

Lo –
Suspensión delantera

 

KTM

Cómo va…
CIUDAD
Con su estilo auténtico de supermotard es ágil y ligera entre los coches, pero gira poco y es alta de asiento. El tacto del motor no es muy progresivo y vibra. Al igual que la Nuda es muy calurosa y alta de asiento.
CARRETERA
Muy divertida, ligera, ágil y con una frenada impresionante, su hábitat natural son las carreteras muy reviradas donde el motor es solvente, el chasis rígido y las suspensiones regulables son de calidad. AUTOPISTA
La posición de conducción no es la ideal y el motor vibra en exceso. En sólo 100 km las manos acusan un hormigueo que me recuerda a motos de otros tiempos. A alta velocidad, al margen de las vibraciones, el tren delantero tiende a flanea

Lo +
Ligera
Excitante
Frenada
Calidad componentes

Lo –
Vibraciones

Presentación publicada en la revista Solo Moto nº1892
Si quieres el número puedes pedirlo a nuestro departamento de suscripciones

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2053

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Los + leídos