PUBLICIDAD Billboard

Hoy arranca la 23ª Concentración de Góis

Pues sí, Góis existe, y digo esto porque después de 22 ediciones y haber hablado con muchos moteros sobre esta concen­tración, todo el mundo ha oído hablar de ella pero nadie la conoce.

PUBLICIDAD Content_1

Esto mismo es lo que me pasaba a mí hasta que el año pasado me decidí, por fin, a acudir, y me encontré con una de las mejores concentraciones veraniegas de cuantas he acudido en mi vida, y he ido a un par de ellas…

Pero si es tan buena ¿por qué se co­noce tan poco en nuestro país? Esto mismo les pregunté a los organizadores, que me respondieron que hasta la fecha los esfuerzos por que su concentración se conociese internacionalmente habían sido prácticamente nulos. Os voy a dar un dato interesante, la concentración de Góis supera en número de inscritos portugue­ses a la de Faro desde hace muchos años: y es que Faro cuenta con más del 60% de inscritos extranjeros (una gran mayo­ría españoles), mientras que la de Góis apenas cuenta con un 10% de inscritos extranjeros.

Si lo principal de acudir a cualquier even­to es disfrutar de nuestra moto, la Concen­tración de Góis nos dejará satisfechos aun antes de inscribirnos, ya que los diferentes caminos que llegan hasta ella nos obligan a circular por kilómetros de preciosas carreteras de curvas, encajonadas entre montañas, que satisfarán al más aficiona­do a usar el cambio de marchas.

El centro neurálgico de la concentración se encuentra justo al lado del pueblo, por lo que se puede ir andando de uno a otro sin tocar la moto, como andando se pue­de ir a uno de los principales atractivos que tiene esta concentración: sus playas fluviales, donde poderte dar un baño o to­marte una copa con los pies metidos den­tro del agua en, o junto a algunos de los chiringuitos que hay en su margen.

La concentración en sí está dividida por el río Ceira, y en su margen derecha se en­cuentra una larga calle en la que se sitúan todos los expositores. Un largo paseo en el que poder comprar todo tipo de acce­sorios para el motorista, tatuarse, tomarse un licor típico portugués, probar alguno de sus excelentes dulces, etc.; en el otro lado se encuentra el escenario principal, la carpa electrónica y la oferta gastronómica.

El paraje en sí resulta muy atractivo y el río, los árboles, los puentes para pasar de un lado a otro le confieren una identidad propia muy característica y especial.

Mi conclusión en lo que respecta a esta concentración es que es una excu­sa perfecta para coger la moto y asistir; las posibilidades que tanto el recinto de la concentración, el río con sus playas fluvia­les, la oferta gastronómica y turística del pueblo, el turismo que realizar por toda la comarca y la montaña rusa de carreteras entre bellos paisajes que sí o sí nos vamos a encontrar para llegar, bien lo merecen… además habrá conciertos desde el jueves, bike show, zona comercial, exhibiciones y todas esas cosas típicas de cualquier buena concentración.

Como apuntes añadidos solo decir que no es necesario coger ni una de las auto­pistas de pago portuguesas y que la ga­solina apenas es un poco más cara que en España. Si te decides, allí nos vemos.

PUBLICIDAD Content_2

La concetración de Góis tendrá lugar del 18 al 21 de agosto y su precio es de 25€. Para más información podéis visitar la página web de los organizadores, el Góis Moto Clube.

Deja un comentario