Connect with us
Publicidad

Pruebas

Honda SH 125i: Evolución sin fin

Publicado

el

honda_sh_125i_2017_1.jpg

En pocas ocasiones podemos probar un scooter tan en su salsa como en la pasada presentación del nuevo SH 125i de Honda.  Las estrechas, sinuosas y bacheadas calles de Florencia eran el decorado ideal. Además, a modo de “extra time”, también tuvimos tiempo de averiguar cómo se desenvolvía por las bellas carreteras de la Toscana y, en menor medida, llevar al máximo de sus posibilidades su revisado motor eSP, en su ultimísima versión Euro 4, por las vías rápidas cercanas a la preciosa ciudad transalpina.

En definitiva, una jornada a la que le pudimos extraer un gran partido; eso sí, siempre con el SH 125i como estrella de la fiesta. Yendo al grano, lo primero que podemos afirmar es que no hay duda, el nuevo SH va a ser, de nuevo, el ruedas altas de 125 c.c. a batir a partir de esta temporada 2017.

No contentos con su dominio actual, especialmente en países como Italia y en ciertas ciudades de España (ambas localizaciones, el paraíso para los ruedas altas), la firma del ala dorada ha vuelto a darle un nuevo giro de tuerca a su exitoso scooter. Como siempre, esta evolución sigue el camino marcado por sus predecesores, en los que argumentos como el lujo, la calidad, la tecnología avanzada o un buen comportamiento general han sido y serán siempre imprescindibles.

¿Es el nuevo SH 125i aún mejor?

Hay que reconocer que no lo tenían fácil en Honda, el último modelo ya demostró un nivel altísimo y una evolución espectacular para la familia al incorporar los motores eSP de baja fricción, acompañados por avances como el Idle Stop –paro al ralentí–, el ABS opcional o, también muy importante, la adopción por primera vez en toda su historia de un habitáculo bajo el asiento con espacio para un casco integral.

Fueron muchos los hitos conseguidos, así que superar las expectativas tras una versión cualitativamente tan importante era todo un desafío para el modelo que fuimos a probar por tierras italianas. Pero lo han vuelto a hacer, el nuevo SH 125i es un scooter de ruedas altas de gama premium con todas las letras, incluso comparado con su predecesor.

Goza de una carrocería completamente nueva, que combina de forma espectacular fibras con distintos tipos de acabados –rugoso, mate, cromado, pintado, etc.–, a través de unas líneas en algunos puntos muy angulosas que modelan y estilizan sus formas aportándole una imagen de verdadero lujo al disponer de más piezas pintadas que en el anterior SH.

Como os podéis imaginar, los acabados están extremadamente cuidados, algo que se puede apreciar en todo el scooter, aunque nos llamaron  especialmente la atención elementos como el asiento –ahora con doble tapizado y bastante cómodo en un uso continuado–, la espaciosa plataforma plana o el conjunto de parrilla portabultos y asas del pasajero –fabricado en resina–, de formas muy ergonómicas y especialmente diseñada para acoger al top case fabricado específicamente por Honda, que, por cierto, en nuestro mercado llegará de serie.

Si pensabais que poco más se podía hacer para elevar el nivel de equipamiento del SH 125i, estabais completamente equivocados, ya que los directivos de la marca le han dado el trato de modelos de tan alta gama, como por ejemplo los Forza y en concreto el de 125 c.c. De él hereda el sistema Smart Key sin llave, que, al acercarnos a solo dos metros del scooter, lo desbloquea para que podamos, aparte de poner en marcha, acceder a puntos como el cofre o el depósito de gasolina sin necesidad de utilizar una sola llave.

Como ya hemos comentado, no es nada fácil superar a un scooter como el anterior SH. De él, nuestro invitado mantiene elementos muy importantes, como en cofre –cabe un integral perfectamente–; la guantera sin llave, en cuyo interior dispondremos de una toma de corriente de 12V tipo mechero y, complementando el apartado de carga, el gancho que hay tras el escudo.

Novedades de interés

Pero como se suele decir, todo se puede mejorar, así que, buscando la perfección en su scooter estrella, en Honda comenzaron a estrujarse las neuronas para ver con qué podían satisfacer la ansiedad de su enorme legión de seguidores.

Un paso lógico viendo el camino que han tomado los últimos scooters de la firma era implementar la tecnología led; por ello observaremos que frontalmente se le otorga mucho protagonismo a los elementos lumínicos de este tipo, aunque manteniendo el característico estilo de la familia con el faro delantero colocado en el manillar –en esta ocasión, un full led de gran potencia– y las luces de posición formadas por unas preciosas y, al mismo tiempo muy reconocibles, guías led que captan toda la atención. En la zaga también se apuesta por este tipo de iluminación, que compagina de forma magnífica una mayor visibilidad, la posibilidad de crear formas más creativas, como las que observamos en el SH, y, al mismo tiempo, ahorrar muchísima energía.

Otro de los nuevos componentes incluidos en el nuevo SH 125 es el renovado cuadro de instrumentos; ciertamente su estilo recuerda al de su antecesor, pero nos encontramos ante un tablier completamente nuevo, de diseño sobrio, elegante y ante todo limpio. La combinación cromática entre el fondo negro y los dígitos en blanco simplifica muchísimo una comprobación rápida, lo que se agradece dada la cantidad de información aglomerada en tan poco espacio.

Porque ahora, en la pequeña pantalla LCD incluida, por fin dispondremos de un pequeño ordenador de a bordo que nos mantendrá al tanto de los consumos medios e instantáneos junto a los datos de siempre. Esto significa un salto cualitativo importante respecto a la austeridad de su predecesor, ya que, por fin, se puede comparar a los modelos más avanzados, que suelen incorporar este tipo de información.

Aunque quizás no sean dos de los componentes que suelan encabezar las listas de novedades, para terminar con los apartados estéticos y de equipamiento no podemos olvidarnos de los nuevos retrovisores, con formas más puntiagudas en los extremos –bien regulados nos aportan un poco más de visión posterior– o las llantas –por su puesto de 16”–, que, aun siendo de cinco radios dobles como antes, tienen un diseño más dinámico.

Como siempre, impecable

El SH 125i es impresionante en lo que a equipamiento y diseño se refiere; de hecho, pocos rivales están a su altura en este aspecto. Se podría decir que es uno de sus grandes atractivos, pero ni mucho menos es el único; a nuestro parecer, es su comportamiento el mejor de sus argumentos y uno de los principales motivos por los que la familia SH lleva vendidas, entre todos los modelos, más de un millón de unidades.

Nuestro protagonista no es una excepción, mecánicamente no se ha visto mermado de facultades por el hecho de prepararse para la Euro 4, más bien todo lo contrario, pues se ha conseguido incrementar la potencia del propulsor eSP en un 3 %, el par en un 5 % y, lo que es más importante aún, reducir sus consumos medios a un poco por encima de los 2 litros a los 100 km. Por supuesto, todo ello alcanzando un nivel de emisiones de solo 52 g/kilómetros o, lo que es lo mismo, prácticamente la mitad que un motor Euro 3.

Evidentemente, en marcha, también se traduce en unas sensaciones muy buenas y en una funcionalidad excepcional, con aceleraciones y recuperaciones muy fluidas y una velocidad punta que va más allá de los 100 km/h sin demasiados problemas.

Tampoco dejaremos de sorprendernos de elementos como el chasis, que a pesar de tener una amplia plataforma plana en la zona central, continúa demostrando una excelente rigidez. De hecho, aunque con 12,2 CV a 8.500 rpm el SH es un 125 c.c. bastante potente para la cilindrada, no llega en ningún momento a comprometer su balanceada parte ciclo.

En cuanto a las suspensiones, por ejemplo, es impecable. Honda tiene muy por la mano los reglajes necesarios para que su ruedas altas ofrezca una respuesta lo más versátil que sea posible. Para ello, detrás –los amortiguadores han sido revisados–, casi siempre opta por una dureza intermedia de muelle y una buena retención de hidráulico que lo sujete en cualquier circunstancia; mientras que delante, la horquilla se muestra muy progresiva a la hora de comprimir y consistente cuando se le exige un rendimiento extra.

Junto con todo ello, las llantas de 16 pulgadas le aportan una extraordinaria estabilidad sin comprometer su capacidad de maniobra, el grosor justo de las gomas 100/80 y 120/80–, que ahora como primera monta son unas estupendas Michelin City Grip, le aportan la actitud ratonera y fácilmente controlable que tan famosos han hecho a los SH.

Y es debido a que su comportamiento general no solo es muy destacable por su agilidad, facilidad o polivalencia, sino también a su seguridad, algo en lo que tiene mucho que ver la calidad aplicada desde los inicios al sistema de frenada. En realidad, es tan importante para la firma japonesa, que en esta nueva edición la posibilidad de elección dependerá de qué tipo de frenada escogemos.

Por un lado, dispondremos del SH 125i con ABS a un precio de 3.589 euros, el modelo que probamos y del que solo podemos hablar maravillas, ya que aunque el tiempo era húmedo y las calzadas florentinas no destacan precisamente por su agarre, la combinación del poco intrusivo ABS –fabricado por de Honda– con los neumáticos franceses resultó ideal. Por último, el catálogo SH se completará con la versión CBS, tecnológicamente algo más simple que su hermano y, muy importante, algo más barata, ya que el precio a la venta se situará en unos buenos 3.389 euros.

Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad ¡Suscríbete a Solo Moto y llévate esta súper oferta!
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Solo Moto Nº: 2.045

Suscríbete y recíbela en casa por sólo 1,87€ al més o suscríbete para verla en formato digital.

Publicidad

Los + leídos