Connect with us
Publicidad

Comparativos

Honda NC 700 y Suzuki SFV 650, ¿razón o pasión?

Publicado

el

Tras un par de años disfrutando de una 125 cc, con la mayoría de edad se abre la opción de optar por el carnet A2 y con ello plantearse un cambio de moto. En este sentido, hoy en día las posibilidades de elección son muchas, ya que la gran mayoría de los fabricantes disponen de modelos con los 35 kW requeridos. En muchos casos, motos muy interesantes que no pierden su personalidad con la obligada reducción de potencia. Eso sí, dar el salto a la categoría A2 significa un cambio importante en peso, potencia y prestaciones con respecto a una 125 cc, por lo que, como se dice con frecuencia, supone dar los primeros pasos sobre lo que ya se puede considerar una moto grande.

Mucho donde elegir
Lo dicho, a la hora de comenzar el proceso de elección nos daremos cuenta enseguida de que las opciones son muchas, pero lo que suele hacer la mayoría es elegir una moto lo más polivalente posible, que sea fácil de dominar, y especialmente en los momentos en los que estamos, que sea asequible en precio. Por ligereza, manejabilidad y polivalencia, los modelos que más encajan en este planteamiento son las naked de media cilindrada. Su conducción es prácticamente las misma que la de una naked media sin limitar, aunque, eso sí, con una respuesta motor más lineal y unas reacciones más controlables, esenciales para comenzar a aprender y a adaptarse gradualmente a su conducción.

Hace pocas fechas que Honda ha presentado su sorprendente NC 700 S, una moto ideal para principiantes, compacta, muy bien equipada, funcional y con la calidad habitual de las motos de la marca.

Frente a ella, la Suzuki Gladius 650, una moto de estética muy personal, yo diría que diseñada especialmente para la categoría A2. De ahí que tenga una faceta urbana tan desarrollada, además de unas geometrías y tamaño muy apropiadas para ese uso.

Sentirse cómodo
La posición de conducción es importantísima en este tipo de motos. Sentirse a gusto sobre ellas es fundamental para dar los primeros pasos con seguridad y confianza. Básicamente en las dos hallaremos una posición de conducción muy parecida, con manillares bastante anchos y planos, asientos colocados muy bajos para que lleguemos fácilmente al suelo y unos pesos que se pueden controlar sin problemas. Existen pequeñas diferencias, por ejemplo, la NC 700 S tiene las estriberas más centradas y un poco más bajas, mientras que el asiento de la Gladius tiene una altura respecto al suelo menor. Sea como sea, no resulta

difícil sentirse cómodo sobre cualquiera de ellas y, aunque su protección aerodinámica no es la mejor, la posibilidad de realizar largos recorridos siempre estará ahí.

Una de las ventajas en nuestras invitadas es que son muy generosas con el pasajero. Los asientos son acogedores y llegan equipadas con unas robustas y ergonómicas asas que resultan muy prácticas a la hora de buscar apoyo y sujeción. En este mismo aspecto, las estriberas para el acompañante -no están recubiertas de goma- también están bien ubicadas, quizás algo mejor en el caso del la Honda, que, al no estar tan elevadas como en la Suzuki, no obligan al pasajero a flexionar tanto las rodillas.

En marcha
Al llegar de una 125 cc puede que al principio en estas motos en parado sorprenda e intimide un poco su volumen y peso, pero en poco tiempo esta sensación se transformará en control. En marcha en cambio no habrá ningún problema, ya que ambas ofrecen una gran sensación de ligereza y veremos como pronto resultan muy fáciles de dominar al transmitir enseguida una tranquilizadora sensación de confianza.

Con sólo darle al motor de arranque apreciaremos que ya no nos encontramos en otro mundo, que el de las 125 ha quedado atrás. A pesar de su limitación de potencia, comparados con los de 15 CV, los motores dejan sentir de lo que serán capaces. Honda, con su nuevo bicilíndrico paralelo, ha logrado crear un conjunto muy suave de funcionamiento y extremadamente silencioso que, por mucho que se suba de vueltas, ronronea como un gatito. Por su parte, la Gladius, con su característico twin en V a 90º, tiene un poco más de carácter. Puede que desprenda alguna vibración más -especialmente a altas vueltas- y que su rumorosidad sea algo más elevada, pero de cualquier modo nunca puede llegar a ser considerado un inconveniente, sino más bien una de las originalidades de la pequeña Suzuki.

Todos los mandos funcionan a la perfección; la Gladius goza de un tacto de gas más suave y de un juego cambio/embrague algo más preciso y suave. En bajos y medios la respuesta es especialmente buena en ambas para facilitar los desplazamientos por ciudad; la Suzuki tracciona muy bien desde los primeros compases y la NC 700 S, aunque en un principio no lo parezca por el tacto eléctrico del motor, empuja con una fuerza igual o superior a la de su rival en esta gama de revoluciones.

Muy seguras
La configuración de sus chasis y suspensiones han sido diseñadas para que los desplazamientos sean lo más agradables posibles. Para ello ambas mecánicas se han centrado lo máximo dentro del bastidor y se han colocado lo más cerca del asfalto posible, con lo que se ha conseguido bajar su centro de gravedad baje, aumentando de este modo la estabilidad. Esto se hace especialmente presente en el caso de la Honda, que disfruta de un excelente aplomo en los dos trenes y ofrece una sensación de seguridad al inclinar un poco mayor.

Por su parte, la Gladius se siente un poco más ligera. Da la sensación de ser más rápida en los cambios de apoyo y, aunque su aplomo no está al mismo nivel que su rival, sí que se puede alcanzar con ella sin más problemas que nuestro arrojo unas inclinaciones increíbles con total seguridad.

Por todo ello, comenzaremos a disfrutar de los desplazamientos por carretera más divertidos y seguros de lo que hasta el momento estábamos acostumbrados. El rendimiento de las suspensiones obviamente no tiene nada que ver con lo que nos puede ofrecer una 125 cc, sobre todo en el caso de la NC 700 S, cuya horquilla y amortiguador gozan de un comportamiento de hidráulico exquisito que les permite funcionar de manera suave y progresiva indiferentemente del estado del asfalto.

Respecto a la Gladius, su horquilla convencional dibuja muy bien el perfil del terreno y mantiene a salvo la dirección de las imperfecciones. El tren posterior sin embargo se muestra como su punto débil, ya que el tacto del amortiguador resulta demasiado blando debido a su escasa retención de hidráulico.

Diversión a tope
Sin llegar a los niveles de las naked de su cilindrada full power, las protagonistas de hoy tienen todo lo necesario para hacérnoslo pasar en grande. Con una potencia que en ambos casos ronda los 47 CV, hay caballos de sobras para gozar de una conducción a buen ritmo por carretera. Lo mejor de todo es que sus motores ofrecen una curva de potencia bastante plana, lo que permitirá gozar de un nivel de par excelente para salir rápido de las curvas sin la necesidad de ir jugando con el cambio ni de ir a buscar la zona roja que, por cierto, está bastante cerca en las dos.

Aunque ninguna de ella es una cazarrécords, disfrutan de una velocidad punta considerable, lo que de hecho no es especialmente importante en motos de este tipo, sobre todo teniendo en cuenta su escasa protección aerodinámica. A pesar de todo, las velocidades de crucero pueden ser bastante altas, aunque en ningún caso el límite lo marcarán las mecánicas sino más bien nuestras cervicales. Por encima de los 130 km/h, comenzaremos a notar cierta presión si no nos acoplamos al depósito.

Como contrapunto de unas buenas prestaciones, Honda y Suzuki han dotado sus motocicletas con unos equipos de frenada muy solventes. La unidad de pruebas cedida por Honda pertenecía al modelo con frenada C-ABS, lo que obviamente le proporciona una notable ventaja frente a la frenada convencional de la Gladius participante que, por si os interesa, también dispone de una versión con ABS. Dejando de lado las excelencias de estas ayudas -muy recomendable para conductores noveles-, nuestras invitadas cuentan con muy buenos argumentos en este sentido. Honda, como de costumbre, opta por la máxima seguridad, y suma el sistema de frenada combinada -disponible únicamente junto al ABS- para facilitar aún más las cosas a su conductor. Por si fuera poco, el par de discos de 320 y 240 mm con pinzas de tres y un pistón respectivamente que los acompañan responden a la perfección, y aportan un potencia considerable y un tacto de calidad que permite dosificar su poder de retención de forma magnífica.

Por su parte, la Suzuki confía en un conjunto de frenada compuesto por tres discos, dos delante de 290 mm y uno posterior de 240 mm detrás, con pinzas de dos pistones para los dos primeros y de uno solo para el
tercero. En cuanto a potencia, los resultados obtenidos son equivalentes a los de su oponente. No sucede lo mismo con el tacto, que resulta un poco más esponjoso y con un recorrido demasiado largo en ambas levas.

Viva la practicidad
Pero en este tipo de motos, muchas veces llamadas lógicas, las prestaciones no lo son todo. En la gran mayoría de los casos son utilizadas como único vehículo por sus propietarios, por lo que deben estar bien

preparadas para ser lo más polivalente posible en el día a día. En este aspecto es importante tener en cuenta sus consumos medios, algo en lo que la nueva NC 700 S llegó a sorprendernos muy gratamente. Y es que la funcional Honda ha llegado a gastar una media de solamente 4,1 litros a los 100 km, una cifra muy baja que puede ser perfectamente comparable a la de un scooter urbano y, por supuesto, muy inferior a la de su rival de hoy. Y es que la Gladius gasta prácticamente un litro más en la misma distancia, lo que reduce notablemente su autonomía respecto a la NC 700 S, a pesar de que su depósito de gasolina tiene medio litro más de capacidad.

Pero las sorprendentes virtudes de la NC 700 S no quedan ahí, como si de un scooter se tratara, gracias a la originalidad de su diseño, bajo su falso depósito de gasolina -el verdadero se encuentra bajo el asiento del conductor y su entrada bajo el asiento del pasajero- encontraremos un cofre para guardar un casco integral. Ésta es una solución espectacular, al alcance de muy pocas motos y que supone una comodidad increíble a la hora de aparcar la moto y no tener que cargar con el casco. ¡Bravo por Honda!

Por lo demás, nuestras invitadas cumplen con lo esperado; sus cuadros de instrumentos incluyen lo más necesario; sus faros, aunque sin grandes complejidades, gozan de unas excelentes prestaciones; en definitiva, todo lo que se puede esperar de unas naked funcionales y lógicas con unos precios que rondan los 6.000 euros de precio. ¿Qué más se puede pedir?

Suzuki SFV 650 Gladius

Solo +

Indicador de marcha

Confort de marcha

Tacto motor en V

Manejabilidad

Diseño

Solo –

Sin nivel de combustible

Tacto blando frenada

Suspensión trasera

Cómo va en…
Ciudad
La respuesta de su motor en V, el buen tacto de su cambio, la suavidad de su embrague y sus compactas dimensiones la convierten en una gran ciudadana. Además, posee un excelente radio de giro y se llega bien al suelo en parado.

Carretera
Es ágil y ligera, lo que le aporta una extraordinaria facilidad de movimientos. Su motor se queda un poco corto en este escenario, aunque permite disfrutar de una conducción muy tranquila.

Autopista
Las vías rápidas son un mero trámite. Cumple con buena nota en casi todo lo necesario para afrontar largos recorridos, aunque el límite lo marcará una protección aerodinámica escasa.

Honda NC 700 S ABS

Solo +
Cofre para un casco

Estabilidad general

Frenada C-ABS

Autonomía

Consumo

Solo –

Sin indicador de reserva

Levas sin regulación

Cómo va en…
Ciudad
Funcional y práctica como pocas, la NC 700 S es una moto ideal para la ciudad. Es manejable, agradable de conducir y consume poquísimo. Por si fuera poco, bajo la tapa de su falso depósito puede guardar un casco integral.

Carretera
La respuesta de su dócil motor y el equilibrado comportamiento de su parte ciclo convierten la NC 700 S en la moto idónea para aprenderlo todo sobre la conducción en carretera.

Autopista
Por vías rápidas es por donde menos se disfruta de ellas, aunque la suavidad de su motor y una confortable posición de conducción proporcionarán lo necesario para cubrir largas distancias.

 

Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad ¡Suscríbete a Solo Moto y llévate esta súper oferta!
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Solo Moto Nº: 2.045

Suscríbete y recíbela en casa por sólo 1,87€ al més o suscríbete para verla en formato digital.

Publicidad

Los + leídos