Connect with us
Publicidad

Noticias de motos

De Barcelona a Eslovenia en una Honda Gold Wing (II)

Publicado

el

De Barcelona a Eslovenia

Tras las dos primeras etapas Barcelona-Alpes y Alpes-Venecia, iniciamos la tercera que nos tiene que llevar hasta el corazón de Eslovenia y al encuentro europeo de Honda Gold Wing en la localidad de Velenje, en el que es el 35º encuentro de Honda Gold Wing en Europa.

Dia 3: Eslovenia

Dejo la romántica ciudad de los canales y pongo rumbo a Celje, en Eslovenia, que es donde tengo que encontrarme con la gente de Honda y algunos periodistas europeos para asistir al ‘Treffen’ Gold Wing al día siguiente.

Llueve un poco, cosa que agradezco, porque la temperatura se mantiene en unos 24 º C y con la pantalla levantada no me mojo nada. Una vez pasada la frontera abandono la autopista (gratuita, no como en España, Francia y especialmente, Italia). Quiero ver el país, los pueblos, el paisaje, y disfrutar de la conducción en sus carreteras.

Eslovenia me recuerda a Suiza: montañas alpinas -aunque menos impresionantes que las helvéticas-; espesos bosques de abetos por los que no pasa la luz; prados verdes, con vacas, caballos y ovejas; caudalosos ríos, cruzados por puentes de todo tipo; pequeños pueblos con casa blancas e inclinados tejados, con estéticos graneros de madera e iglesias con campanarios que incluyen reloj y techo de aguja.

Este recorrido me permite centrarme en otra curiosidad de la nueva Gold Wing que tenía ganas de observar: su suspensión delantera monobrazo, del tipo Hossack. En marcha puedes ver su parte superior trabajando: no para de moverse, absorbiendo cualquier irregularidad, pero sin transmitirlas al manillar ni al resto del chasis. El sistema no te aísla de la dirección, como sí sucede con otros sistemas alternativos, y así, ésta es muy directa, como en una horquilla convencional. Tampoco impide que se hunda ligeramente al frenar (aunque menos que en una horquilla telescópica) y así facilita la entrada en curva. Pienso que en una deportiva no me acabaría de gustar que no transmita las reacciones del asfalto, pero en esta moto me parece ideal.

Por la tarde llego a la pequeña ciudad de Celje y allí me encuentro con la gente de Honda y con un par de compañeros holandeses. Tras una destacable cena -la primera del viaje así-, a dormir…

 La ‘Gold Wing European Federation Treffen’

Nuestro objetivo en Eslovenia es asistir al 35º encuentro de Honda Gold Wing en Europa y que este año se celebra en Velenje, a media hora de donde nos encontramos. Nuestra pequeña expedición, formada por la gente de Honda, mis dos colegas holandeses y Zep Gori, el veterano fotógrafo italiano decidimos ir hasta allí por una ruta bucólica, atravesando prados y pueblos por carreteras comarcales.

La lluvia de primera hora de la mañana ha refrescado el ambiente, pero cuando llegamos al recinto del ‘Treffen’ el calor vuelve a apretar.

Ubicado al lado de un precioso lago y con los Alpes de fondo, el lugar no puede tener más encanto. Hay moto-clubs llegados desde todos los rincones de Europa, también de Turquía.

Los rusos, que ya llevan -de buena mañana- unas cuantas cervezas encima, son los más alborotadores, pero siempre de ‘buen rollo’. Entre las tiendas y roulottes multitud de Gold Wing de todas las épocas: desde las primeras naked de 1975 hasta las últimas con DCT como las nuestras; enormes y confortables trikes, con mil y un accesorios, y con versiones de dos ruedas traseras… o delanteras, según la preparación.

Hay una zona reservada a los más pudientes y sus motorhomes, y es que en general el nivel adquisitivo de los propietarios de una Gold Wing es elevado, en algún caso, muy elevado. Esta no es una rutera más: es el ‘Rolls Royce’ de las motos, lo más lujoso, confortable, tecnológico y equipado que se puede encontrar de serie en dos ruedas y tiene su precio, lógicamente.

Como en toda concentración, en esta de las Gold Wing se proponen rutas para hacer en grupo (cuatro diferentes en varios días), conciertos, concursos y otras actividades. Y como en toda concentración motera, se habla, se ríe y se comparte una afición común por las motos y por un modelo en especial: al Gold Wing, la única moto japonesa capaz de lograr algo así porque, como dicen sus propietarios, la GW es algo único y con mucha personalidad. No seremos nosotros los que discutamos eso…

Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad ¡Suscríbete a Solo Moto y llévate esta súper oferta!
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Solo Moto Nº: 2.045

Suscríbete y recíbela en casa por sólo 1,87€ al més o suscríbete para verla en formato digital.

Publicidad

Los + leídos