Connect with us
Publicidad
hondaforza_5.jpg hondaforza_5.jpg

Scooters

Honda Forza 125: Máxima exclusividad

Publicado

el

La llegada de la Euro 4 está revolucionado el mundo de las dos ruedas y, como era de esperar, el segmento del scooter no puede mantenerse al margen de esta inevitable evolución.

Por ello no será para nada extraño que en los meses que están por llegar veamos cómo prácticamente todos los fabricantes van anunciando novedades que, en la mayoría de los casos, recibirán reajustes en el aspecto electrónico y de admisión, para adaptarse a sus estrictas exigencias.

El caso que hoy nos atañe es el del nuevo Forza 125, el máximo exponente de la firma japonesa en la cilindrada y uno de los gran turismo más punteros del momento. Sí, aunque no sea todo lo frecuente que pudiéramos pensar, por fin Honda ha logrado dar forma a un GT 125 que ha calado muy bien entre el público, y es que, históricamente, aunque siempre ha contado con grandes modelos en esta competida categoría, nunca hasta la fecha había logrado un modelo tan bien valorado por el respetable.

Diseño sin igual

Hay que reconocer que uno de los mayores logros del Forza 125 es su preciosa estética. Con precedentes tan discutidos en este aspecto como el Pantheon o el S-Wing, el nuevo Forza ha logrado ganarse la admiración del público desde el primer momento, no hay duda.

Como siempre, nos encontramos ante un GT con un tamaño que pretende ser algo inferior a la media, al menos lo suficientemente compacto como para no limitar sus movimientos en ciudad que, dicho de paso, será su principal terreno de batalla. Decimos su principal porque, a pesar de ser un 125 c.c., no será el único, ya que si algo siempre se le ha exigido al Forza, es que se desenvuelva todo lo bien que sea posible más allá del ámbito urbano.

Desde el comienzo, la firma del ala dorada ha pretendido que, ayudado por la convalidación y sus muchas cualidades, el Forza fuera una factible alternativa al coche entre semana, no solo dentro de los grandes núcleos urbanos, sino también como medio de transporte interurbano para todos aquellos que vivan en los alrededores y busquen un maxiscooter de calidad superior.

En este sentido, el mejor GT 125 de Honda de todos los tiempos siempre se ha comportado muy bien. Sin ser tan grande y torpe como algunos de sus rivales, siempre ha sorprendido por su excelente posición de conducción y por el elevado nivel de confort del que han disfrutado tanto conductor como acompañante. En todo momento nos sentiremos agasajados por un comodísimo asiento, amplio, de buen tamaño y muy bien dispuesto que, además de sujetarnos a las mil maravillas, también nos permite una completa facilidad de movimientos.

Igualmente, mientras el manillar queda muy a mano y nos otorga una relajada posición de brazos, la amplia y alargada plataforma dejará que estiremos al máximo las piernas para que adoptemos una postura aún más cómoda si cabe.

A todo ello, no hay que olvidarse, debemos sumarle la amplitud de su aerodinámico escudo frontal y la posibilidad de variar la altura de la pantalla –simplemente debemos tirar de ella para subirla y presionar para bajarla–, gracias a lo cual podremos adaptar su protección dependiendo del clima, la estación del año o, simplemente, la estética que más nos guste.

hondaforza_4.jpg

Modelo Premium

Uno de los aspectos más característicos del Forza es su excelente equipamiento, siempre, al nivel esperado en un maxiscooter de sus características. Y es que Honda no se anduvo a medias tintas, desde el principio tuvo muy claro que su GT debía ser un referente entre los suyos y marcar claras diferencias con sus rivales más directos, aunque, por ello, se viera penalizado con un precio final algo elevado.

Lejos de echarse atrás en este sentido, esta nueva edición 2017 aún va un poco más allá, ya que a la lista de elementos como el amplio cofre para dos cascos integrales o los impresionantes faros full led anteriores –con unas prestaciones lumínicas simplemente excelentes–, ahora debemos añadir el conocido sistema Smart Key sin llave. Este es parecido al que pudimos ver en las ediciones EX de hermanos mayores, solo que en esta ocasión nos encontramos con un mando mucho más pequeño y cómodo de guardar, por ejemplo, en el bolsillo del pantalón.

La verdad es que una vez que lo pruebas te quedas entusiasmado, con solo acercarnos el scooter nos reconoce y desbloquea elementos como las guanteras, la entrada al depósito o el mismo habitáculo bajo el asiento. De este modo, para abrir cualquiera de los dos últimos, simplemente será necesario apretar un botón, mientras que para acceder al interior de la enorme guantera o la toma de corriente que hay en su interior, bastará con hacer una ligera presión sobre la compuerta de la misma.

Será poco lo que echemos en falta la verdad, aunque siendo un poco exigentes, no habría estado nada mal que el cuadro hubiera disfrutado de una pantalla LCD algo mayor que facilitara la comprobación de la gran cantidad de información a la que da cabida.

Euro 4 cumplida

Como comentábamos en un principio, el principal motivo para esta revisión del Forza 125 ha sido su actualización a la normativa Euro 4, una evolución que si bien reduce significativamente las emisiones de gases contaminantes, desde el punto de vista del rendimiento no siempre es positiva en lo que a prestaciones se refiere.

Las medidas son tan restrictivas que de no realizarse los cambios necesarios con pericia, el scooter o la moto en cuestión ve seriamente limitados aspectos como la potencia o la aceleración. Este no es precisamente el caso de nuestro invitado, pues como hemos podido comprobar, no solo mantiene intactas las cifras de potencia y par motor, sino también las excelentes cualidades y prestaciones de antes.

No suele ser habitual, pero la aceleración sigue siendo muy buena y considerablemente rápida para tratarse de un GT de 159 kilos en esta versión con ABS. Desde parado arranca sin problemas, no te deja con la boca abierta en los metros iniciales, pero cuando la aguja del velocímetro está a punto de alcanzar los 60 km/h, parece ganar vueltas con mayor soltura.

Cuando se necesita, recupera de forma progresiva y suave, no se detecta ni una sola vibración, ni siquiera cuando se le exige más de lo habitual y el puño del gas está abierto al máximo y sin contemplaciones. Todavía nos sigue sorprendiendo por su eficacia el sistema Idle Stop de paro al ralentí y en especial el arranque AGC y su funcionamiento imperceptible que, al acelerar en parado, pone en marcha el motor sin esfuerzo aparente.

Pero lo que sin duda sigue siendo una muy grata sorpresa es su ridículo consumo medio, que incluso logramos bajar una décima respecto a la unidad anterior para exhibir con todo orgullo un gasto de solo 2,8 litros a los 100 km. Esto da para mucho, por ejemplo, como para extraerle al depósito de 11,5 litros una autonomía que, según los cálculos, debería superar los 400 kilómetros; extraordinario.

hondaforza_3.jpg

Talante impecable

Si en lo que respecta a motor el nuevo Forza mantiene el excelente nivel de siempre, en lo referente a la parte ciclo, el GT de Honda busca la excelencia de una forma muy rápida y simple. Esta no es otra que apostando por unos nuevos neumáticos Michelin City Grip, con las mismas medidas de 120/70 x 15 “ para el delantero y 140/70 x 14” para el trasero, de primera monta.

Conocidas por su capacidad de adaptación a todo tipo de superficies y gran durabilidad, la calidad de las gomas francesas le aportan ese plus de calidad que le permitirá marcar las diferencias con el resto. Estas encajan de maravilla en un conjunto que ya de por sí hacía las delicias de todo aquel que lo probaba, pues no debemos olvidar la rigidez del complejo entramado de tubos que forman su robusto bastidor o las bondades de un apartado de suspensión perfectamente revidado y puesto a punto para disfrutar de un comportamiento aún mejor balanceado entre confort y eficacia.

Es gracias a ello que nuestro invitado demuestra en todo momento una excelente estabilidad. Ya sea a la hora de maniobrar a baja velocidad o circulando a un ritmo elevado por carretera, el GT japonés se comporta de forma impecable y segura, al transmitir en todo momento una grata sensación de aplomo en el tren trasero y una precisión y tacto absolutos sobre el anterior.

A la hora de frenar, no ha precisado de muchos cambios; de hecho, de ninguno, ya que poco más se le podía exigir en este aspecto. El pack formado por un par de discos de buen tamaño y las portentosas pinzas que los acompañan confieren al conductor un control total sobre la velocidad del nuevo Forza.

El poder de parada es realmente bueno, pero tampoco podemos dejar a un lado el buenísimo tacto y precisión que nos permitirán extraer lo mejor de este eficiente conjunto firmado por todo un especialista en el tema como lo es la compañía japonesa Nissin.

Puede que en una valoración general la evolución llevada a cabo por el nuevo Forza 125 no sea muy llamativa, pero sí que es muy importante.

A decir verdad, era francamente necesaria, pues la normativa Euro 4 es obligatoria para los vehículos de dos ruedas con motores de explosión. Lo que es de agradecer es que, aprovechando la situación, los directivos de la marca hayan decidido implementar algún que otro detalle más de calidad para elevar el listón de su GT, aun a expensas de que esto se vea reflejado en un nuevo precio que ahora alcanza los 4.950 euros.

Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los + leídos