Honda CB 500 F ABS, asequible y funcional
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Honda CB 500 F ABS, asequible y funcional

Publicado

el

Está claro que ante la coyuntura social y económica actual, motocicletas como la nueva CB 500 F son las que captan la atención del público. Hoy en día, gran parte del éxito comercial de una motocicleta se basa en el precio, por lo que hasta marcas de primera línea como Honda tuvieron que ponerse las pilas y comenzar a crear hace pocos años nuevos modelos que se adaptasen plenamente a las exigencias de los cambiantes gustos del mercado. En realidad, éste no fue un hecho que cogiese a la firma japonesa a contra pie, pues históricamente siempre se ha mantenido en un contacto muy estrecho con su clientela, averiguando sus gustos y necesidades, para ofrecerles todo aquello que precisen a través de unas motocicletas fabricadas prácticamente a su medida. De esta forma de pensar o manera de entender el mundo de la moto nació el año pasado la Honda NC 700 S (y sus hermanas), en muchos aspectos, muy parecida a nuestra CB 500 F de hoy. Y es que, como ella, nuestra invitada se centra en las cilindradas de iniciación, englobadas por el carnet A2 y también conocidas como las categorías de aprendizaje o escuela, ya que es en ellas donde los usuarios tienen su primera toma de contacto con lo que comienzan a ser motocicletas de gran cilindrada.

Puede que hoy en día no tenga el éxito de antes, pero la cilindrada de 500 cc ha sido desde siempre la puerta de entrada al mercado de la moto grande; podríamos enumerar incontables modelos que forman parte de la historia de la moto en nuestro país, obviamente con la saga CB 500 F a la cabeza, ya que, si bien es cierto que hoy en día es una de las familias más asequibles de Honda, antaño no era precisamente una de las 500 más baratas del mercado. Pero los tiempos cambian y Honda no tiene ningún problema en adaptarse, así que si el público reclama motocicletas más sencillas a un precio razonable, no tiene ningún problema en poner su potente maquinaria productiva a trabajar para este fin, eso sí, manteniendo el conocido estándar de calidad de la marca.

Su capacidad de producción es tal, que, por si con la familia NC y con toda su diversidad de modelos no hubiera suficiente, lanza al mercado una renovada saga CB con nuestra invitada, la versión naked o también denominada F, a la cabeza.

Las nuevas CB 500 bicilíndricas están llamadas a ser la opción deportiva y divertida del segmento de las motos del carnet A2

Las nuevas CB están llamadas a ser la oferta más deportiva y divertida de la gama A2 de Honda, aunque comparten y gozan de las cualidades funcionales de las NC, por ejemplo, nuestra invitada,ha sido dotada con un carácter un poco más alegre y atrevido dinámicamente hablando que su equivalente en las NC. De este modo, la firma del ala dorada no sólo pasa a ser una de las marcas mejor representadas en la categoría, sino que, además, dispone de una mayor variedad y diversidad que le permite llegar prácticamente a todos los públicos.

Todo es absolutamente nuevo en la CB 500 F y, aunque se ha buscando el máximo ahorro para alcanzar un precio final competitivo, goza de un tecnología habitual en una motocicleta de Honda. Para comenzar, el nuevo motor, como pudimos ver en el día de su presentación, es un bicilíndrico 4T LC DOHC 8V inyectado (PGM-Fi). Aunque en un principio lo pueda parecer por su arquitectura, no se trata para nada de un motor sencillo, pues como podemos ir viendo en las últimas creaciones del gigante japonés, está fabricado con tecnología de baja fricción y disfruta de un diseño supercompacto y ligero, gracias a que en su concepción se han empleado muchas soluciones internas adoptadas de sus compañeras de marca, como las CBR 1000 y 600.

Carácter distinto
Gracias a todo ello, es curioso comprobar cómo una vez en marcha, a pesar de poseer la misma potencia que la NC 700 S, 47 CV, su carácter es totalmente distinto. La CB es una moto que, sin perder de vista el lado funcional, también tiene una faceta lúdica muy marcada, que puede esgrimir, si así lo ordenamos a través de puño del gas, una respuesta más contundente y puntiaguda que la de su compañera de gama. De hecho, al contrario que está, se encuentra mucho más a gusto en la zona media-alta del cuentavueltas, lo que nos invita a estrujar al máximo cada marcha y a jugar continuamente con el cambio para mantener el motor en el régimen apropiado de vueltas. Puede que muchos piensen que es sólo un 500 cc, pero su repuesta es muy contundente; además, como veremos a continuación, su parte ciclo nos permite cometer errores, lo que en conjunto la convierte en una moto perfecta para obtener nuestras primeras sensaciones y conseguir nuestros primeros conocimientos sobre una moto de gran cilindrada.

Esta versión naked será, con toda probabilidad, la versión más vendida de las tres 500

Obviamente quien se hace con los servicios de este tipo de motos también quiere un medio de transporte que en el día a día le ofrezca las mayores ventajas posibles. No todo va a ser diversión, por ello Honda no se ha olvidado lo más mínimo de su faceta funcional, y gracias a toda la tecnología que integra, en una conducción tranquila, a la par que un comportamiento suave y fiable, también conseguiremos unos excelentes consumos medios de unos 3,5 litros a los 100 km que, sumados a la capacidad de 15,7 litros de su depósito, confieren autonomía teórica muy superior a los 400 kilómetros… ¡Simplemente excelente!

Pero como hemos dicho, la nueva Honda CB 500 F no se basa exclusivamente en la modernidad de su motor. Su excelente comportamiento es la suma y casi perfecta conjunción entre los apartados de motor y parte ciclo. Aunque visto sobre el papel este último pueda parecer no tan llamativo, una vez comprobado de lo que es capaz, seguro que llegará a sorprender a más de uno. En este aspecto todos los esfuerzos se han enfocado a crear una motocicleta lo más compacta, ligera y manejable que sea posible; eso sí, utilizando materiales convencionales, pues se trata de dar a luz una moto económica, fiable y con un mantenimiento al alcance de todos los bolsillos.

Para comenzar, la CB 500 F y todas sus hermanas están construidas sobre la misma base (lo que ya de por sí significa un importante ahorro de costes). Se trata de un compacto pero robusto chasis doble cuna abierta de acero pensado para integrar el motor de tal forma que también intervenga directamente en la rigidez del conjunto. Pero además, el ultracompacto diseño y la colocación del propulsor también han sido estratégicamente estudiados para centrar masas y mantener el peso bastante cerca del suelo, lo que desde el punto de vista dinámico es todo un acierto. Y es que una vez comprendido esto es cuando nos daremos cuenta del porqué del magnífico comportamiento de la CB 500 F, que es capaz de ofrecer en carreteras reviradas una capacidad de movimientos y agilidad endiablada (con rápidos cambios de apoyo y un tren delantero muy preciso), y, en tramos más rápidos, una estabilidad excelente y una precisa trazada. A todo ello también contribuye de forma muy importante un apartado de suspensión, sencillo, pero con un comportamiento muy polivalente. Los técnicos encargados han dotado la horquilla de 41/ 120 mm y el amortiguador posterior de también 120 mm (con sistema progresivo Pro-Link, importantísimo) con un reglaje de serie muy equilibrado que le confiere cierta dualidad, ya que por un lado se muestra lo suficientemente rígido para sujetarla eficientemente en conducción deportiva y, al mismo tiempo, lo bastante progresivo y suave para garantizar el máximo confort de marcha posible cuando sea preciso.

El motor es divertidísimo, su alegre carácter a medio y alto régimen nos permite jugar con el cambio como si de una pequeña deportiva se tratara

Para terminar, llegamos al que posiblemente es uno de los apartados más importantes para Honda; el de frenada. Como es cada vez más frecuente entre las últimas novedades del productor japonés, la posibilidad de elección se centra en dos modelos: el llamado estándar, con una sistema de frenada formado por un par de discos lobulados, de 310 mm delante y 240 mm detrás (con pinzas de dos y un pistón respectivamente), y la versión ABS, con todo lo anterior más la ultimísima versión del conocido sistema antibloqueo de frenada. Hay que reconocer que la versión base ya goza de un poder de frenada y tacto espectaculares, con unas prestaciones muy por encima de lo que requiere una motocicleta como la CB 500 F, pero también hay que tener en cuenta que, gracias a la calidad y comportamiento poco intrusivo del ABS, es totalmente recomendable. En condiciones normales ni notaremos su presencia, como mucho en el tren posterior y en alguna apurada de frenada un poco fuerte en que podrá llegar a dispararse, pero lo que es el eje anterior, sobre asfalto en buenas condiciones difícilmente llegaremos a notar su presencia.

Honda ha sabido actualizar su mítica CB 500 F con todo lo necesario para triunfar hoy en día, al mismo tiempo, muy acertadamente desde nuestro punto de vista, la ha convertido en una moto más asequible (dependiendo de la versión, su precio se encuentra entre los 4.999 y 5.499 euros), con un toque deportivo muy tentador que la diferencia de las otras naked de baja-media cilindrada de la marca. Por si fuera poco, tiene un comportamiento altamente recomendable a todos los niveles, es  muy segura, fiable y llegan bastante bien equipada. Estéticamente es muy moderna y resultona y, en cuanto a tecnología, cumple con creces el alto estándar de calidad impuesto por Honda. ¿Qué más se le puede pedir? No cabe duda de que oiremos hablar de ella en los próximos meses y, si todo lo permite, la veremos con frecuencia en las calles de nuestras ciudades.

CÓMO VA EN..
CIUDAD

  • Se desenvuelve con gran soltura, su pequeño tamaño le permite colarse entre coches; además, la respuesta de su motor, especialmente en medios, ofrece unas aceleraciones y recuperaciones ideales para este medio.

CARRETERA

  • Gracias al nuevo diseño de la parte ciclo, corta distancia entre ejes y centralización de masas, y al carácter deportivo de su motor, se muestra con una motocicleta muy divertida en carretera de montaña.

AUTOPISTA

  • Como suele ser habitual en las naked, la autopista es un mero trámite, su protección aerodinámica es baja, aunque su estrecha cintura permite acoplar las piernas al depósito y su pequeña máscara tapa bastante si nos acoplamos a ella.

 

NOS GUSTÓ

  • Su comportamiento en carretera es excelente, Honda ha encontrado el equilibrio perfecto entre confort y deportividad para su parte ciclo”.
  • El tablier es supercompacto, aunque de fácil comprobación y con la información necesaria para nuestros desplazamientos
  • El tamaño del faro Multiconvex y la potencia de la bombilla halógena de 60/55 W aseguran una gran capacidad de iluminación
  • El colín es puntiagudo y pequeño. Alberga un piloto con bombilla convencional. Las dos asas son generosas y de buen diseño
  • El silencioso de escape está bien solucionado. De agradables líneas, se integra bien y emite un sonido discreto
  • El bicilíndrico es muy alegre y estira más arriba que el motor NC700. Los aletines del depósito proporcionan algo de protección
  • La suspensión posterior cuenta con bieletas progresivas, lo que mejora sustancialmente la estabilidad y el confort
  • Las estriberas de conductor y pasajero están bien colocadas y tienen recubrimiento de goma. El basculante es de acero
     

A MEJORAR

  • Las manetas no tienen regulación en distancia al puño y la mascarilla de faro no ofrece prácticamente protección

 

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2060

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos