Prueba de la Honda CB 1000 R Black Edition, todo al negro
Connect with us
Publicidad

Pruebas

Prueba Honda CB 1000 R Black Edition, todo al negro

Publicado

el

Honda se asoma al reverso tenebroso, abandona la luz y se sumerge en el lado más oscuro para vestir a la CB 1000 R Black Edition con una elegante pátina sombría. No te confundas, es la misma CB 1000 R 2021 en esencia, pero con un elegante traje de noche y algún que otro toque de distinción.

Hay modelos que se prestan a alcanzar límites de refinamiento muy altos, pero para ello han de partir de una base exquisita a la que apenas haya que pulir ligeros detalles y sumar unos toques de clase.

La Honda CB 1000 R ha pulido esos detalles para 2021 y además ha añadido un distinguido atuendo negro para presentar una exclusiva versión Black Edition.

Prueba Honda CB 1000 R Black Edition

La mayor de las Neo Sports Café recibe cambios en la inyección para mejorar y suavizar su entrega de potencia en tanto que sustituye las antiguas sonda Lambda por nuevas sondas LAF para medir con mayor precisión el nivel de gases de escape.

En su apartado electrónico mantiene tres modos de conducción (controlan cada uno potencia, tracción y freno motor) y un cuarto, User, personalizable e incorpora una nueva pantalla TFT de 5” donde visualizar y controlar todo ello.

También incorpora una toma USB bajo el asiento y unos intermitentes autocancelables con función de frenada de emergencia EES, así como un nuevo faro circular ligeramente inclinado hacia atrás y dotado de luces Led.

En su parte ciclo las grandes novedades son el subchasis de fundición de aluminio y unas llantas de aleación finamente esculpidas hasta el punto de simular radios.

Detalles exclusivos

Y ya en el caso de nuestra Black Edition, además de lucir un riguroso acabado azabache hasta en el más íntimo de sus recovecos, coloca alguna que otra perla de distinción – negra of course – en determinados puntos de su anatomía.

Es el caso de la tapa del colín que la transforma en monoplaza o del breve y minimalista derivabrisas que luce sobre el bisel del faro.

Prueba Honda CB 1000 R Black Edition

En acción

Cuando te subes a esta belleza de ébano lo primero que destaca es la calidad de sus acabados que roza la perfección, todo en ella son detalles preciosistas, acentuados por su oscura tonalidad. Los 830 mm de altura de su asiento no son demasiados si tenemos en cuenta la estrechez del conjunto en su unión al depósito, de manera que podemos hacer pie, al menos con una de las extremidades.

Y el peso tampoco resulta problemático ya que los 240 kg en orden de marcha está muy bien repartidos y podemos manejarla sin demasiado esfuerzo en terreno llano. La postura a sus mandos es cómoda y el manillar ofrece buena palanca aunque el radio de giro penaliza ligeramente por su reducido ángulo.

Todo uso

Una vez en marcha la suavidad de tacto de los mandos y la respuesta dulce del motor en bajos le permiten moverse perfectamente en ciudad, aunque, si dispones de más de 140 CV ¿para qué perder el tiempo entre humos y atascos?

En carretera podemos constatar las notables diferencias entre los modos de conducción disponibles y como el día acompaña, escogemos el sport para buscarle las cosquillas a nuestra negra flor.

Prueba Honda CB 1000 R Black Edition

Una de las cosas que percibimos rápidamente es que el quickshifter de 3 niveles funciona como un reloj suizo subiendo marchas, aunque cuando el motor gira alto de vueltas su sensación en reducciones – sin ser criticable – me hace optar por emplear la leva de embrague.

Los cambios de apoyo, ayudados por un leve toque de gas son instintivos y rápidos y las suspensiones pueden con todo, absorben con naturalidad y sin inmutarse todas las irregularidades y mantienen el tipo en las frenadas. Punto este último que también brilla por su mordiente y dosificación.

Arriba la diversión

En cuanto al tetracilíndrico es tan suave y progresivo que has de subir la apuesta – léase rpm – para notar ese cosquilleo en el estómago que todos buscamos al pilotar, perdón, al conducir.

Y sólo un último apunte, la información del pantalla es exhaustiva, además de personalizable gracias a varias interfaces diferentes, pero su visualización se dificulta de forma directamente proporcional a la luz ambiente y con mucho sol, resulta algo pobre.

Un detalle a mejorar en un conjunto inmejorable.

Prueba Honda CB 1000 R Black Edition

Lo que más nos ha gustado y lo que menos…

Solo+

Una factura impecable, elegante y de acabados sobresalientes, además de una suavidad de funcionamiento exquisita.

Solo-

El tacto del cambio rápido a ritmos elevados y en reducciones podría mejorar y la visibilidad de la pantalla con fuerte luz diurna es algo pobre.

Prueba Honda CB 1000 R Black Edition

FICHA TÉCNICA

Motor tipo: 4 cilindros en línea, LC, DOHC, 16 válvulas, inyección PGM-FI

Diámetro x carrera: 75 mm x 56,5 mm

Cilindrada: 998 cc

Potencia máxima: 143,4 CV a 10.500 rpm

Par motor máximo: 104 Nm a 8.250 rpm

Cambio: 6 velocidades

Transmisión secundaria: Cadena retenes

Tipo chasis: Espina central de acero

Basculante: Monobrazo aluminio fundido

Suspensión delantera: Horquila invertida Showa de 43 mm y 120 mm de recorrido

Suspensión posterior: Sistema Pro-Link con amortiguador de gas y 131 mm de recorrido

Freno delantero: Dos discos de 310 mm con pinza radial de 4 pistones, ABS

Freno trasero: Disco de 256 mm con pinza de doble pistón, ABS

Neumáticos: 120/70-17” y 190/55-17”

Distancia ejes: 1.455 mm

Altura asiento: 830 mm

Depósito: 16,2 l

Garantía oficial: 2 años ampliable a 4 años

Importador: Honda Motors Europe España S.A.

Contacto: 902 026 100

Web: www.honda.es

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2063

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos