Historia Honda SH Scoopy: Clásico contemporáneo
Connect with us
Publicidad

Revista

Historia Honda SH Scoopy: Clásico contemporáneo

Publicado

el

Historia Honda SH Scoopy
Texto: Alfons Sánchez / Fotos: Honda

¿Se puede considerar clásico un vehículo de los ochenta? En este caso, rotundamente sí. Y no solo eso, estamos ante un genuino y auténtico ejemplo de adaptación a los tiempos, ante un modelo que ha sido capaz de reinventarse sin dejar de ser él mismo.

La historia del Honda SH Scoopy demuestra que este scooter ha sabido mantener su personalidad intacta a pesar de los más de treinta años que acumula en su historial de servicio; siempre fiel a su carácter japonés con vocación europea.

Lo cierto es que el pequeño Honda – significado que se oculta tras las siglas SH, Small Honda – ha resultado, con el tiempo, ser muy grande.

Tanto que son ya más de tres décadas liderando el mercado de rueda alta, porque esa es una de sus características primordiales, unas ruedas de 16 pulgadas que, junto con el suelo plano, han devenido claves fundamentales de su éxito.

Todo empezó a mediados de los ochenta, década mítica que alumbró entre otras maravillas la llegada a nuestro país del Scoopy. De la mano de Montesa Honda se presentó en su primera versión SH 80 allá por diciembre de 1984, época de plena efervescencia motera, acentuada por la primera victoria en un GP de Sito Pons.

Por aquel entonces Honda fabricaba el SH en la factoría belga de Aalst el nuevo concepto de scooter con rueda alta para el mercado europeo.

Propulsado por un moderno y silencioso motor de 2T con engrase separado, arranque eléctrico y transmisión automática con variador y correa estanca, suponía un alarde de vanguardia que marcaría el futuro del sector. Los 6 CV de potencia de que disponía esta primera versión le otorgaron una capacidad urbanita incontestable, y sus 80 km/h de velocidad máxima aventuraron alguna que otra escapada por carretera.

Además de su distintivo principal, las ruedas de 16”, el Scoopy popularizó la carrocería de plástico, más ligera que las tradicionales de chapa, y pronto caló en un amplio y variado público que iba desde los veteranos motoristas de grandes cilindradas hasta el incipiente público femenino. Todos alabaron unánimemente su ligereza, confort y facilidad de conducción, además de una inestimable capacidad de transporte para bolsas y otros objetos de volumen en su plataforma plana. Un tremendo acierto.

Así ha sido la historia del Honda SH Scoopy

1984: SH75 – Nace el mítico SH Scoopy

Historia-SH-Scoopy-SoloMoto_5

No sería hasta 1987, cuando Honda Motor Co. Ltd. asignó a la factoría española de Montesa Honda (entonces en Esplugues de Llobregat) la producción del Scoopy con destino a todos los países europeos. Era el inicio de una producción marcada por la peculiaridad hispana que se le aplicó a tan novedoso modelo.

Una singularidad necesaria para adaptarse a la legislación española del permiso A1 y que favoreció la creación de una nueva versión de 75 c.c. Este ajuste de cilindrada no afectó a las prestaciones y el SH-Scoopy siguió cosechando una gran aceptación, hasta el punto de ampliar la gama con un nuevo modelo exclusivo, con llantas de aleación y elegante color negro.

Historia-SH-Scoopy-SoloMoto_4

Llegó así a calar en todos los estratos, pero especialmente entre ejecutivos, empresarios y políticos, que la incorporaron a sus hábitos ciudadanos. El efecto SH-Scoopy se extendía sin remedio y pronto el mercado pidió una versión para los más jóvenes.

La respuesta llegó en un vehículo de 50 c.c. con su distintivo asiento individual, obligado por la normativa europea para ciclomotores. Ya nada podía parar al Scoopy.

1996: SH50/100 – La familia empieza a crecer

Historia-SH-Scoopy-SoloMoto_6

El éxito del scooter nipón no ofrecía dudas y a mediados de los noventa ya circulaban en España cerca de 30.000 unidades y era uno de los modelos más populares del Viejo Continente. Honda Europa quiso afirmar su apuesta por el modelo y creó la segunda generación del SH.

Historia-SH-Scoopy-SoloMoto_7

Producido en la factoría de Atessa (Italia), fue presentado a finales de 1996 con dos nuevas motorizaciones de 50 y 100 c.c. La versión de 50 c.c. triunfó rápidamente entre la juventud, gracias a sus prestaciones y su estética; era la eclosión del fenómeno SH-Scoopy con toda su fuerza. Y no solo en nuestro país, el fenómeno se propagó a todo el ámbito europeo, con Italia – feudo de otros conocidos iconos scooteriles– a la cabeza.

2001: SH5125/150 – Adiós al 2T, llegan los 4T

Historia-SH-Scoopy-SoloMoto_9

El milenio comenzaba anunciando cambios y la década de 2000 se demostró etapa clave para la industria y el momento preciso para decir adiós a uno de los elementos clave de la evolución motociclista, el motor de dos tiempos. Las políticas medioambientales y por supuesto las estrategias de mercado, llevaron a Honda a tomar una determinación, acabar con la producción de motores de agujeros.

A partir de 2001 la marca del ala dorada sólo comercializaría motores de 4T y el SH-Scoopy se vio inmerso en ese remolino de cambios. Sin embargo, el emblemático scooter supo mantener su nítido concepto y su singular personalidad. Más de 55.000 unidades, entre las versiones SH 50 y SH 100, circulaban por nuestras calles cuando Honda descatalogó todos los modelos con motor de 2T.

Sin embargo, el Scoopy ya formaba parte del paisaje urbano y la llegada de una tercera generación SH con nuevas cilindradas y mecánicas de válvulas no alteró la brillante trayectoria del scooter. Propulsada por un potente, suave y silencioso motor de 4T dotado de moderna tecnología de 4 válvulas SOHC, el Scoopy incorporaba el sistema de frenada combinada CBS con accionamiento mecánico que impide el bloqueo de la rueda trasera. Nuevos argumentos para engrandecer su leyenda.

Historia-SH-Scoopy-SoloMoto_10

Las mejoradas prestaciones y una autonomía para más de 150 km ampliaron los horizontes del SH que recibió un impulso extra al entrar en vigor la convalidación del permiso B de automóviles para conducir motocicletas hasta 125 c.c. 

El SH 125 literalmente explotaba y se colocaba como líder de ventas tanto en España como en el resto de Europa. A finales de 2003 ya circulaban 133.000 unidades de SH 125/150 por el conjunto de países comunitarios.  El Scoopy había alcanzado la madurez y junto a él, su público. La media de edad mayoritaria se había se ha situado en la franja 30-40 años y de ese total, un 40% eran mujeres.

2004: SH125/150i – Generación del PGM-FI

Fiel a su línea, Honda convirtió el SH en la primera motocicleta en cumplir la normativa Euro 3. La Unión Europea anunció en 2004 la futura normativa Euro 3 para motores de explosión con severas reducciones de las emisiones contaminantes, y Honda Motor Co. comenzó a adaptar todas sus motocicletas a la futura restricción.

El Scoopy fue de las primeras en recibir el sistema PGM-FI de admisión de carburante por inyección electrónica, indispensable para utilizar el catalizador HECS3 de tres vías con sensor de oxígeno en el escape ya empleado en sus motos de gama alta y en automóviles. Junto a esta revisión del motor, el Scoopy introdujo una sutil renovación estética y combinaciones bicolor que modernizaron el nuevo modelo SH 125/150 FI en febrero de 2005, momento que también se aprovechó para mejorar la posición de conducción y alcance al suelo.

2006: SH300i – Llega el hermano mayor

Confortablemente instalado como líder de la movilidad urbana, el SH se plantea nuevos retos y apunta directamente a un aumento de su radio de acción. Nace así el SH 300i. La nueva saga parte de una base mecánica conocida, un monocilíndrico derivado del CRF 250 de enduro/motocross. Aseguradas las prestaciones, Honda no quiere alejarse del concepto esencial del Scoopy y por eso mantiene las dimensiones y agilidad del conjunto con un bastidor abierto y plataforma plana.

El nuevo chasis de viga inferior, con triangulaciones de refuerzo y tubos de mayor sección, asegura total resistencia a las fuerzas torsionales generadas por el incremento de potencia y prestaciones. Por su parte, la suspensión trasera destaca por el basculante con tres puntos de articulación para aislar el efecto de rebotes y vibraciones sobre el chasis principal. También los frenos se actualizan y adopta el sistema CBS (Combined Brake System) con opción a disponer de un antibloqueo ABS.

2009: SH125i/150i – El Scoopy de doble disco

Cabeza visible de las dos ruedas en muchas ciudades, el Scoopy debe mantener su hegemonía, y qué mejor manera que actualizando el diseño. Honda realiza a finales de la década una importante puesta al día de su emblemático scooter.

Como punto fuerte mejora el sistema de frenos, con la incorporación de disco trasero –hasta esta versión el SH Scoopy dispone de un tambor monoleva de 130 mm de diámetro–, en tanto que añade a sus opciones de color una versión gris mate metalizada e incorpora una pantalla parabrisas integrada que ofrece protección contra el viento. La mecánica fiable y limpia, la agilidad y la capacidad para desenvolverse en un entorno tan complicado como el de las grandes ciudades terminan por redondear la atractiva oferta del renovado scooter.

2013: SH125 – Motor eSP y sistema ABS

¿Podía mejorarse un producto ya redondo? Honda sabe que sí y lo hace. En 2013 decide pulir algunos detalles de su clásico moderno e incorpora mejoras centradas en la capacidad de carga, frenada y consumo. El SH suma y sigue.

Gracias a un nuevo bastidor, el Scoopy ve aumentada  su capacidad de carga, que puede albergar ahora un casco integral bajo del asiento, y mantener la amplia y confortable plataforma plana y las ruedas altas. El nuevo bastidor, más ligero que el anterior, continúa además brindando sus excelentes niveles de rigidez.

Asimismo, un nuevo motor de tecnología eSP (enhanced Smart Power) de baja fricción, dotado de Idle Stop (sistema automático de paro al ralentí), consigue un consumo de combustible de tan solo 2,1 l. / 100 km, que supone una autonomía de hasta 355 km. Finalmente la incorporación de la versión con ABS lo convierte en el único scooter de su categoría que ofrece esta posibilidad en aquel momento.

2017: SH125/150 El… ¿último?

Y llegamos a la “última” generación del Scoopy. Una versión mejorada de un producto que ya ha entrado en la historia de las dos ruedas por méritos propios. Hay quien dice que es la versión más elegante del modelo, lo que nadie pone en duda es que es la mejor… hasta ahora.

El último SH estrenó fibras y ópticas, así como una mecánica, revisada y dotada de nuevas entradas de aire para superar la normativa Euro 4, nuevas suspensiones más confortables y llantas de nuevo cuño calzadas con gomas Michelin, añadiendo como guinda una llave inteligente. Ocho generaciones han encumbrado el SH de Honda como uno de los testigos y protagonistas de la movilidad de dos siglos.

2020: El que está por llegar

Honda SH125i Scoopy 2020

Porque decíamos “último” entre comillas… Porque durante el EICMA 2019 conocimos, y os contamos, todos los detalles del Honda SH125i 2020.

Un modelo que es absolutamente nuevo, y esto afecta al motor, chasis, carrocería, instrumentación y la gran mayoría de sus componentes.

Sin embargo, su presentación oficial con los medios tendría que haber sido durante el mes de marzo. Algo que, como bien os podréis imaginar, no ha podido ser. Éste será el último modelo de la familia, de momento. Pero como aún no ha podido llegar…

Eso sí, estamos deseando que todo vuelva a la normalidad para poder explicaros con mucho más detalle todo lo que descubramos del nuevo scoopy.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2052

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Los + leídos