Gregori Lavilla: “La guerra con MotoGP se ha acabado”
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Gregori Lavilla: “La guerra con MotoGP se ha acabado”

Publicado

el

 

Gregori Lavilla viste el uniforme de Dorna por el paddock de Superbike, donde le conoce todo el mundo. Sus conocimientos del Mundial para motos derivadas de la serie van a ser fundamentales para que la categoría afronte nuevos tiempos.

Con la sensación de que por fin se ha sacado de encima los demonios que le acompañaron cuando tuvo que dejar de correr estando todavía en muy buena forma, una vida personal organizada, feliz y el objetivo de estar en el Dakar del próximo año, para el que se está preparando a fondo, charlar con Lavilla es siempre muy enriquecedor.

Solo Moto: ¿Qué tal tu experiencia del año pasado en MotoGP?
Gregori Lavilla: Aprovechando mi experiencia en motos de 4T me involucré en el Team Avintia. Yo dejé de correr en 2010, pero sentía la angustia de ser piloto y no poder correr. Esta oportunidad me sirvió para seguir en contacto con las motos cuando estaba en un mal momento. Fue un trabajo interesante porque pude compaginar la técnica y el hecho de poder transmitir sensaciones a los pilotos. Me gustó la experiencia, cada día estaba más a gusto, y empezamos un proyecto de cero con una moto nueva y mejoramos mucho.

SM: ¿Fue este paso por MotoGP lo que te abrió la puerta para entrar en Dorna para trabajar en Superbike?
GL: Cada vez fui asumiendo más responsabilidades en el equipo, empecé a ir a las reuniones del IRTA y a raíz de esta comunicación, de expresar los problemas de un equipo privado, de proponer soluciones, en Dorna pensaron que podía ser interesante trabajar en Superbike, porque además estuve muchos años en este campeonato. Mi papel es ser un poco la cara de los equipos y también una función de reglamentación y deportiva, además de estar en dirección de carrera.

SM: ¿Qué crees que tú puedes aportar, solucionar, en el Mundial de Superbike?
GL: Tenemos un campeonato que justamente o no, es igualado y competitivo. El producto es bueno, pero no es sostenible. Es vistoso a un coste muy elevado. Sin perder su espíritu ni su filosofía, el de una categoría muy familiar con el aficionado muy próximo al paddock con motos con las que se identifican, tenemos que rebajar costos. Hay una serie de recursos que tenemos que aplicar a la gestión deportiva. La competición entre los dos campeonatos en el pasado generó un incremento de costes en WSBK que ha día de hoy resultan insostenibles. Sin perder la competitividad ni la igualdad, tenemos que bajar un escalón donde sobrevivan los equipos. No es importante rodar medio segundo o un segundo más lentos. Tenemos que buscar un reglamento con unas limitaciones, obligando a las marcas a que suministren material a todos los participantes del campeonato. Dejar de lado rebajar dos décimas de segundo para estar más cerca de MotoGP. La guerra con MotoGP se ha acabado. Somos de la misma familia. Creo que la base de Superbike era buena, pero insostenible.

SM: La guerra entre Flammini y Dorna llegó tan lejos que la gente tiene dudas… ¿Cuál es la filosofía de Dorna con respecto a Superbike?
GL: Una cosa está clara. Actualmente, si no estuviera Dorna, tal vez estaría otro. Pero lo que está claro es que tal y como se gestionaba Superbike hasta ahora, no sobreviviría. Si alguien en el mundo del motor puede levantar Superbike es Dorna. Y si Dorna aplica unas normas, es por una cuestión de viabilidad, no por capricho. No estamos en un momento en el que los equipos hagan cola para entrar en SBK, ni mucho menos. Dorna está ayudando a equipos a cargo de las arcas de la empresa. Y esto no es viable.

SM: ¿Qué opinas del futuro reglamento?
GL: La prioridad es tener un buen campeonato, y para eso hay que reducir costos. Tenemos muy presente la opinión de los fabricantes. Tiene que haber cierta libertad técnica, pero aplicable en el futuro a las motos de calle, pues considero que ésta es la buena dirección, una buena inversión. Lo que no se puede permitir es malgastar para buscar unas prestaciones que no se aplicarán a la serie, porque tendría unos costos añadidos que ningún fabricante está dispuesto a asumir. La idea sería un reglamento técnico sin gastos superfluos, como suspensiones superespeciales a un costo exagerado.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2053

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Los + leídos