GP República Checa: todo lo que tienes que saber de Brno
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

GP República Checa: todo lo que tienes que saber de Brno

Publicado

el

* 0.002 segundos separaron a Crivillé de Doohan en la línea de meta en la carrera de 1996.

* Seis son las victorias que lleva este año Lorenzo, las mismas que le sirvieron a Crivillé para ser campeón del mundo en 1999; el número máximo de triunfos conseguidos por un español en la categoría reina.

* Ocho son los triunfos consecutivos que llevan los españoles en MotoGP.

* 18 victorias seguidas acumulan los nuestros en el campeonato de 125cc.

* Cinco son las victorias consecutivas que suma Marc Márquez.

* Desde que Rossi consiguiese seis victorias sucesivas en 1997, nadie ha conseguido igualarlo.

* Valentino Rossi lograba su primera victoria en GGPP en Brno, en 1996, el año de su debut. La temporada siguiente se proclamaba campeón del mundo también en Brno.

* Los dos últimos años, Rossi ha sido el vencedor en Brno.

* Sete Gibernau se quedaba sin gasolina a pocos metros del final en 2005, cuando se encontraba en cabeza de la prueba, también por delante de Valentino.

* Toni vencía en el 125cc de 2001 después de haber pasado cuarto en el último paso por meta.

* En 1998, Biaggi celebraba su victoria en 500cc con un caballito que a punto estuvo de tirarlo de espaldas. El año pasado, Bautista celebraba su tercer puesto del mismo modo, pero en esta ocasión sí acababa sentado en el suelo.

* Rossi, con siete triunfos, uno en 125cc (1997), uno en 250cc (1999), uno en 500cc (2001) y cuatro en MotoGP (2003, 2005, 2008 y 2009), es el piloto que más lleva en Brno.

* Nico Terol se hacía con la carrera del año pasado, liderándola de principio a fin.

* Debón vencía en 250cc en la temporada 2008 tras rebasar a Simoncelli en la última curva. El italiano también sería superado por Bautista.

* Hace ahora dos años, desde la carrera de Brno de 2008, que una Suzuki no sube al pódium.

EL CARRERÓN DE BRNO. 1996, 500cc
Crivillé llegaba a la carrera de la República Checa tras haber vencido a Doohan en el GP de Austria, donde se llegaron a rebasar hasta cuatro veces en la última vuelta. Mick no encajó bien aquella derrota; a sus discursos de que los españoles sólo sabían ir rápido en su tierra, unía una nueva frase: “Crivillé no es capaz de liderar por sí solo una prueba”.

El caso es que esto justamente fue lo que pasó en Brno en aquel 1996. Álex comandaba la carrera prácticamente desde el principio, con Doohan siguiéndolo en lo que parecía una cómoda posición. La prueba estaba siendo igual a la de Austria, con los dos pilotos encabezándola pero en orden inverso. Esta vez era el español quien realizaba

el desgaste mientras el australiano conservaba fuerzas y, sobre todo, neumáticos para que no le sucediese otra vez la humillante derrota en la última vuelta. A cuatro del final, Doohan quiere sentenciar la carrera, supera a Crivi y cambia el ritmo de la prueba. Mick marca una soberbia vuelta rápida con la que parecía dejar decido el GP, pero Álex contesta en la siguiente con otra vuelta rápida. Sólo quedan dos para el final y el australiano se emplea a fondo para conseguir una diferencia cercana al segundo con la que afrontar el último giro. La machada parecía imposible.

Además de darle caza, tenía que rebasarlo. Brno es un circuito largo y Crivillé no se rendiría fácilmente. En un arrojo de pilotaje y valentía, vuelve a colocarse a rueda de

Doohan. Los dos compañeros de equipo se encuentran pegados y Álex lo intenta en la frenada de la bajada, aunque sale abierto y pierde la posición. Por delante, las dos últimas oportunidades,

las dos rampas de subida con sendas frenadas. Mick lo ha hecho perfecto en la primera, tan sólo le queda defenderse en la última curva, la S de entrada en meta. El australiano cierra el hueco y rápidamente cambia la moto de dirección para impedir cualquier intento por parte de su compañero.

Sin embargo, el español tiene otro plan, en vez de intentarlo en la frenada, ha trazado ligeramente más abierto, más en redondo, logrando abrir gas un poco antes. Los dos pilotos encaran la recta de meta muy juntos, aunque es Álex quien ha conseguido mejor aceleración y, prácticamente pegados, cruzan la línea de meta. Ninguno sabía quién era el vencedor. Durante la vuelta de honor, el americano Russell se acerca a felicitar a Mick, pero éste le dice que no sabe si ha ganado, que han entrado muy juntos. La foto finish aclaraba quién era el vencedor: Crivillé ganaba por tan sólo dos milésimas. Por segunda vez consecutiva, Doohan era vencido. Indignado, el australiano tiraba con desprecio la foto al suelo, el juez de su derrota.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2056

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos