Geolocalizador Komobi Moto, más que un antirrobo
Connect with us
Publicidad

Noticias

Komobi Moto, un geolocalizador antirrobo que funciona muy bien

Publicado

el

KOMOBI PRO

KOMOBI MOTO es una empresa española desarrolladora de productos y soluciones tecnológicas para motoristas, especializada inicialmente en geolocalizadores antirrobo. Reconozco que hasta hace relativamente poco nunca antes había oído hablar de esta compañía. Sin embargo, hace ya unos meses que KOMOBI está ganando protagonismo en el panorama motociclista, con presencia en los medios especializados de manera cada vez más recurrente.

En febrero de este mismo año KOMOBI MOTO se unió a ANESDOR, la patronal de la industria motociclista, y eso es indicativo de que sus responsables buscan consolidarse como una de las grandes marcas de nuestro mercado. Actualmente se encuentra en estado de expansión, con su dispositivo geolocalizador como bandera, que es con el que se presenta al mercado, pero con planes de futuro que van más allá; nos han dicho, aunque todavía no se ha hecho público, que en los próximos días van a presentar un nuevo servicio de e-Call (KOMOBI LIFE) y que tiene prevista su comercialización a finales de este verano. Pero eso es un “secreto” del que todavía no se puede hablar.

Con este escenario, hace un par de meses los responsables de KOMOBI MOTO se pusieron en contacto con la redacción de Solo Moto para ofrecernos un dispositivo de KOMOBI PRO de geolocalización por si lo queríamos probar y, si nos convencía o lo veíamos conveniente, hablásemos de él en nuestros medios. Hay que decir que nos llegan muchas propuestas de este tipo, pero tal y como se presentaba KOMOBI nos pareció curioso ponerlo a prueba.

Hablamos con los responsables de la marca para decirles que haríamos una prueba pero sin condiciones, y aceptaron encantados con un “adelante, por supuesto, esa es la idea. Confiamos plenamente en nuestro producto y es por eso por lo que os ofrecemos la posibilidad de experimentar en primera persona sus posibilidades”.

KOMOBI PRO

Fácil de instalar

Para ponerlo a prueba decidimos instalarlo, con permiso de Kawasaki, en una Z650 que íbamos a utilizar para un comparativo de nakeds de media cilindrada. La verdad es que el dispositivo es casi un plug and play, pues basta tan solo con alimentarlo desde la batería de la moto y, previa descarga de una app propia de KOMOBI en nuestro smartphone, seguir los pasos de configuración que nos indican.

En el caso del KOMOBI PRO, que es la versión que instalamos (hay una versión CITY, que tiene algunas funciones menos pero también es más económico), ofrece datos de telemetría y la posibilidad de grabar las rutas que realizamos, así que la configuración del dispositivo precisa de algunos pasos en los que nos piden que inclinemos la moto en parado, de manera que quede registrado el grado de inclinación para poder darnos ese dato una vez estemos en marcha.

La instalación y configuración del KOMOBI PRO quedó hecha en menos de 20 minutos y a la primera, que no es poco. Es muy sencillo de hacer, solo hay que tener en cuenta que es conveniente hacerlo en el exterior para que el GPS pueda sincronizarse y el dispositivo quede enlazado con nuestra app.

Como si no tuviese nada

Una vez instalado, y eso es algo que me sorprendió y me gustó a partes iguales, no hace falta absolutamente nada más. No es necesario avisar al sistema de que vamos a salir con la moto a dar una vuelta. Sencillamente, el sistema está continuamente en “standby” y en el momento en el que detecta un movimiento se activa y empieza a registrar los movimientos. Por cierto, otro detalle interesante. Mientras la moto está parada el dispositivo no consume batería, ya que dispone de una batería interna que le proporciona autonomía durante un mes. Además, con solo diez minutos de uso diario de la moto se vuelve a cargar al cien por cien.

Así, con el KOMOBI PRO instalado en la Kawasaki Z650 nos fuimos de comparativo. Al llegar al lugar en el que habíamos quedado revisé la aplicación para ver qué es lo que había registrado y qué datos podía aportar. Sorprendente. La ruta desde el parking de Solo Moto hasta el lugar de encuentro había quedado registrada sin necesidad de activar nada.

Puedes revivir la ruta en un mapa y durante la misma la app te va indicando la velocidad y la inclinación de la moto en todo momento, señalando además dos puntos en el recorrido: el de máxima velocidad alcanzada y el de máximo grado de inclinación.

Infalible

Una vez iniciada la sesión de fotos pudimos comprobar que cada vez que alguien movía la Kawa para colocarla en el escenario seleccionado para la foto me sonaba el móvil. Al contestar la llamada una locución grabada me informaba de que se había detectado un movimiento sospechoso y me apremiaba para que comprobase si este movimiento respondía a un posible hurto.

Fueron muchas las llamadas, pues acostumbramos a mover la moto en estos casos sin tener el contacto dado. El llavero que viene acompañando al dispositivo, y que siempre debemos llevar encima, es la clave de todo. Con él en el bolsillo podremos acercarnos a la moto y ponerla en marcha sin que el KOMOBI PRO detecte un movimiento extraño, ya que es a través de este llavero que nos detecta y entiende que somos el dueño de la moto. De la misma manera, cuando nos alejamos de la moto con el llavero encima, el sistema reconoce que ya no estamos en su radio de acción y se ponen en alerta, y es entonces cuando nos avisa si detecta cualquier movimiento.

De esta manera, el sistema funciona de manera totalmente automática, sin necesidad de que nosotros tengamos que activar nada cuando dejamos la moto aparcada. Todos en el comparativo coincidimos con que el KOMOBI PRO era un sistema antirrobo muy recomendable, además de una herramienta útil y práctica para las rutas de fin de semana o los viajes de larga distancia.

KOMOBI PRO

Hay que hacer un vídeo

Muchas veces, cuando hablas de un sistema como es este KOMOBI PRO, las explicaciones que puedas dar en un reportaje escrito pueden no ser suficientes. Así que se me ocurrió hacer un vídeo explicativo en el que lo íbamos a someter a una prueba real.

Los cacos son conscientes de que cada vez hay más sistemas de geolocalización y que los usuarios de moto no somos ajenos a esta medida de seguridad antirrobo. Así que lo que hacen es coger la moto y moverla a una cierta distancia de donde estaba aparcada, dejándola en esa segunda ubicación durante un tiempo, que pueden ser unos días o incluso algo más de una semana, hasta que se aseguran que nadie la puede localizar con un sistema como este. Y ese es precisamente el tiempo que tenemos para localizarla.

Así pues, lo que nos propusimos fue exactamente eso. Albert Escoda, uno de nuestros colaboradores habituales, tenía que esconder la moto en un punto de la ciudad que yo no podía conocer. Después, y con ayuda de la app del móvil tenía que ser capaz de llegar hasta donde estaba aparcada la moto para recuperarla de nuevo.

Os aseguro que la prueba que hicimos fue real (con un poco de teatro para darle una narrativa interesante al vídeo, evidentemente). Yo, que ya había podido probar el sistema durante la sesión de fotos del comparativo la semana anterior tenía claro que aquello iba a funcionar. En cambio, Escoda, que no conocía el KOMOBI PRO, se quedó alucinado de su efectividad y precisión. No dimos ni un rodeo. El sistema desde el principio nos indicó el lugar exacto donde se encontraba la moto y solo tuvimos que desplazarnos hasta allí.

En resumen…

La prueba que nos propusieron la gente de KOMOBI, confiando ciegamente en la eficacia de su dispositivo, salió bien para ellos, porque estamos hablando de él, pero también salió bien para nosotros, pues podemos decir que se trata de un sistema muy fiable y muy recomendable. Seguro que en el mercado debe haber sistemas parecidos, incluso hay marcas que ofrecen algo así en sus modelos premium, pero esos no los hemos probado, así que no podemos deciros qué fiabilidad tienen ni que características extra ofrecen.

En cambio, el KOMOBI PRO es un sistema que sí podemos recomendar a aquellas personas que buscan un geolocalizador antirrobo fiable. Además, esta versión PRO ofrece, además de los datos de telemetría y la posibilidad de revivir las rutas realizadas, una capacidad de localización que permite incluso saber dónde está la moto incluso cuando esta se encuentra bajo techo, y aunque eso no lo hemos llegado a probar estamos convencidos que es así, pues de todo lo que nos prometieron que era capaz de hacer lo ha cumplido con creces y sin fallos.

En fin, si queréis ver más detalles de cómo funciona y conocer su precio y las cuotas anuales de suscripción solo tenéis que clicar aquí.

KOMOBI PRO

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2063

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos