Gas Gas EC 300 Nambotin: Réplica fiel
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Gas Gas EC 300 Nambotin: Réplica fiel

Publicado

el

Subcampeón del mundo de enduro, vencedor absoluto de los ISDE de Portugal, etc., los brillantes resultados que Christophe Nambotin ha conseguido para la marca española han recibido respuesta por parte de ésta. Así, Gas Gas pone al alcance de todos los aficionados una réplica de la moto del piloto francés con todo el equipamiento de las motos oficiales de la marca. Los cambios afectan a todo el conjunto, de manera que su rendimiento alcanza uno de los niveles más altos que hemos tenido ocasión de verificar en una moto producida en serie.

Lo mejor de lo mejor
Según nuestro criterio, lo mejor del equipamiento especial de la Nambotin Réplica lo encontramos en el apartado de las suspensiones. En el tren delantero se combina la utilización de la horquilla Sachs original con los cartuchos Öhlins TTX, y lo mismo sucede con el amortiguador trasero, también un TTX de última generación. Estas suspensiones aseguran un alto nivel de rendimiento, y lo podemos garantizar porque hemos tenido ocasión de comprobarlo en diversas ocasiones. Otra de las guindas del pastel es el manillar Renthal Twin Wall con la referencia 997, todo un ejemplo por su resistencia y por la calidad que atesoran todos los productos de la marca inglesa. Éste va anclado por medio de los soportes a unas tijas mecanizadas en aluminio anodizado en color titanio, y algo más rígidas y ligeras que las originales. Lo mismo sucede con el bastidor, que recibe componentes fabricados en microfusión que sirven para aumentar su rigidez y para aligerar su parte delantera. Por cierto, el perimetral en acero Cr-Mo se ha pintado en color oro, a imagen y semejanza de la Réplica Raga, la moto derivada de la que utiliza el múltiple campeón del mundo de trial.La cuna inferior del chasis y el cárter quedan protegidos por un pequeño protector de reducidas dimensiones de material plástico muy resistente. Sus dimensiones parecen idóneas, cumple bien con su cometido y además evita grandes acumulaciones de barro que lastran al conjunto, justo cuando se necesita una mayor ligereza. Los discos de freno son Braking wave en ambos trenes, ambos conservan las medidas originales y el delantero es flotante.Otro de los aspectos más cuidados en la parte ciclo es la decoración; el kit de gráficos (con los colores de la bandera francesa), junto con el antes mencionado color oro del bastidor, consiguen que el aspecto del conjunto sea mucho más alegre y moderno.

En el propulsor, el cambio más significativo lo encontramos en la culata. Ésta permite intercambiar el culatín para así variar la relación de compresión, y con ello adecuar la respuesta del motor a las diferentes condiciones de pilotaje. Hemos observado que la junta inferior del cilindro es doble en la Nambotin, suponemos que este cambio se deriva de la nueva culata utilizada.

El escape optimiza el rendimiento del propulsor con la utilización de un silenciador FMF Q Stealth, ofrece una respuesta más dulce y permite superar sin problemas las verificaciones.

Sobrado de potencia
Como demuestran los resultados, el motor 300 de Gas Gas goza de la potencia suficiente para plantar cara a los poderosos 500 4T. El secreto se encuentra en su respuesta, muy llena desde bajo régimen, pero también totalmente progresiva y por ello aprovechable. El bajo régimen es precisamente lo que más lo diferencia de un 250; con el 300 puedes abusar sobremanera de los bajos y conseguir una mayor capacidad de tracción con un pilotaje más dulce y progresivo. Pues bien, los cambios introducidos en el motor de la Nambotin Réplica van precisamente en esta dirección.

Puede parecer que se busca un motor mucho más agresivo de respuesta, pero a nosotros nos parece lo contrario; la potencia llega de un modo aún más controlable que en el motor de serie, por lo que se gana en efectividad. Puedes encarar casi todos los virajes en tercera, por lo que la segunda queda reservada para los giros más cerrados, que acepta sin rechistar. Abres gas al salir y en ningún momento aprecias la menor debilidad, acelera de forma impecable, hasta alcanzar la zona de medios, que es la que más se aprovecha. Ésta es brillante, con un empuje excelente y con una alta capacidad de aguante al subir de marchas. Por más que lo fuerces, el 300 siempre sigue avanzando de manera firme. En altos brilla su potencia, aunque nos parece algo justa su capacidad de estirada, que de este modo incrementa la necesidad de cambiar de marcha sin tener que apurar al límite las revoluciones.En conjunto es un motor polivalente. Por su tipo de respuesta podemos pilotar muy cómodos en las especiales planas sin apoyos, pero a su vez disponemos de la potencia suficiente para salir con fuerza de las curvas peraltadas. Además, por la entrega de potencia y el tacto que ofrece, nos ayuda enormemente en las trialeras y en las extremas, el golpe de gas nos da la confianza necesaria para encarar los obstáculos de mayor dificultad. El mando hidráulico del embrague ofrece una tacto suave y nos ayuda enormemente a dosificar la entrega de potencia. Como hemos comentado, las relaciones del cambio nos parecen igualmente acertadas, en las cronos se utilizan segunda y tercera, y la primera queda reservada para los puntos más técnicos de las trialeras. La caja de cambios de seis velocidades garantiza además el ritmo necesario por las pistas más rápidas.

Eficacia
Tanta potencia sin una parte ciclo a su altura no serviría de nada, y en este caso la eficacia del propulsor viene garantizada por el alto rendimiento de la parte ciclo. El bastidor de última generación de las Gas Gas sigue la pauta de los anteriores, goza de una buena entrada en curva y de la agilidad esperada en los cambios de dirección, combinada con un estabilidad impecable cuando se requiere en las zonas rápidas y bacheadas. El manillar tiene una importancia vital en la posición de conducción, y cada piloto tiene una forma preferida sobre las demás. Para nosotros, las medidas del Renthal Twin Wall 997 son perfectas, siempre hemos utilizado un manillar con sus especificaciones y, por ello, nos sentimos muy a gusto en la Nambotin. Tanto, que otros aspectos de su posición pasan casi inadvertidos. La zona alta de los aletines del radiador nos parece algo ancha, pero sin llegar a condicionar en exceso nuestra posición. El resto de los mandos se encuentran bien ubicados y no tenemos problemas al accionarlos.En las suspensiones se hallan los tarajes adecuados para el enduro. El equilibrio entre ambos trenes es muy bueno, y el compromiso de dureza destaca por su polivalencia. Con las Öhlins TTX de esta Gas Gas puedes atacar a fondo en las especiales, y a la vez sentirte cómodo al pilotar por el monte. La clave se encuentra en el tacto de la horquilla delantera, es sensible y copia con precisión los pequeños obstáculos del suelo, de modo que los impactos que éstos producen no se trasladan al manillar. A la vez, la capacidad de aguante de los hidráulicos te deja encarar a fondo los baches más fuertes y los saltos sin producir el menor descontrol. Los impactos se absorben con precisión y con una efectividad total.Todo ello viene acompañado de una progresividad espectacular en el tren posterior, la rueda va pegada al suelo en mayor medida que en la 300 de serie, y así puedes acelerar con mucha anticipación al salir de los virajes. Esto resulta crucial para conseguir que la capacidad de tracción sea altísima; claramente, el TTX es capaz de transmitir el potencial del motor al suelo.

En el apartado de frenado, el rendimiento habitual de los Nissin se ve mejorado con los discos Braking. El tacto del freno delantero es perfecto, y lo mismo tenemos que decir de la potencia de frenado. Podemos frenar en el último instante y, en caso de errar, aún disponemos de un plus de potencia que nos permite rectificar la trazada. Lo mismo sucede con el freno trasero, que ofrece un tacto progresivo, sin bloqueos, y la resistencia necesaria cuando le exigimos al límite.

Hasta el momento, las réplicas no han sido muy habituales entre las motos de enduro. Gas Gas abrió la veda con sus anteriores EC Racing y con la Nambotin 2009. Pues bien, si éste es el camino a seguir, bienvenidas sean las réplicas, que nos permiten disfrutar de motos con un nivel de equipamiento muy alto, a un coste muy inferior al que se ocasiona al equipar una moto de serie.

Lo más [+]
Suspensiones de primer nivel

Lo menos [-]
Anchura en la parte alta de los aletines del radiador

EQUIPAMIENTO ESPECIAL
■ Manillar Ranthal Twin Wall 997
■ Suspensiones Öhlins TTX
■ Discos Braking wave
■ Chasis más ligero en color dorado
■ Corona en color oro
■ Protector de cárter
■ Tijas de la horquilla más rígidas
■ Decoración Nambotin
■ Culata con culatín intercambiable
■ Silenciador FMF Q Stealth

FICHA TÉCNICA:
MOTOR

TIPO: Monocilíndrico 2T

CILINDRADA : 293 cc

DIÁMETRO POR CARRERA:72×72 mm

CARBURADOR: Keihin PKW 38 mm

ENCENDIDO: Digital

CAMBIO DE MARCHAS: 6 vel.

EMBRAGUE: Multidisco mando hidráulico

REFRIGERACIÓN: Líquida

ARRANQUE: A pedal

CHASIS Y DIMENSIONES

TIPO: Perimetral en acero Cr-Mo

DISTANCIA ENTRE EJES:1.475 mm

ALTURA ASIENTO: 940 mm

DISTANCIA LIBRE SUELO: N.D.

CAPACIDAD DEPÓSITO:9,5 litros

PESO VERIFICADO

SUSPENSIONES

HORQUILLA/Ø/ RECORRIDO: Öhlins TTX/48/295 mm

AMORTIGUADOR/RECOR.: Öhlins TTX/310 mm

RUEDASNEUMÁTICO DELANTERO: 90/90-21”

NEUMÁTICO TRASERO: 140/80-18”

FRENOSØ DISCOS DEL./TRAS.: 260/220

BOMBA/PINZA DEL.: Nissin/Nissin

BOMBA/PINZA TRAS.: Nissin/Nissinparte

 

 

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2055

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos