Connect with us
Publicidad

Off-Road

Gama KTM 2016: ‘Piú velocitá, niente pericolo’

Publicado

el

En la región italiana del Piamonte, y con más de 50 años de historia en este mundo de las ruedas de tacos, nos esperaba impasible uno de los circuitos más brutales de todo el circo mundial, Maggiora. No era casualidad que los Orange Boys nos quisieran llevar al límite con sus ligeras y ultraveloces unidades SX 2016… Estaban seguros de que sus mecánicas no fallarían y de que serían extremadamente eficaces para poder resolver las larguísimas subidas y los megasaltos del circuito a su máxima velocidad…

Con un nudo en el estómago debíamos empezar a sortear los elementos, pero a medida que descubríamos las virtudes de nuestras nuevas amigas, ese pequeño malestar se transformaba en impaciencia y necesidad de afrontar las primeras vueltas.

Esta nueva imagen espectacular, extraordinaria y de líneas finas, nada que ver con sus predecesoras, no nos parecía desconocida; la marca austríaca llevaba varios meses rodando estos modelos por toda Europa, al mismo tiempo que homologando una serie 2015 Factory Edition para sus pilotos oficiales (obligados por el reglamento AMA), pero este flash solo era el principio. La pequeñez de sus elementos nos llegó a impresionar, con un chasis y un motor al límite –en 4T– en lo que a su tamaño se refiere, con un peso reducido entre un 3 % la 125 y un 5 % la 450, con un sistema monoshock de nueva generación, revolucionaria horquilla oleoneumática AER48 de WP y un sinfín de exquisiteces que poco a poco iremos explicando.

A medida que nos van diciendo las novedades de estas KT, todo nos hace presagiar una jornada que será difícil de olvidar… Antes de empezar a rodar, conocemos una serie de datos que deberemos contrastar posteriormente y a los que tenemos que prestar atención: menor distancia entre ejes, ángulo de dirección más cerrado, motores más livianos (hasta 2,2 kg en la 450 y con unos extasiantes 62 CV), nuevo chasis con más rigidez torsional y menor longitudinal, un mejorado sistema de motor EMS con una centralita ECU más rápida y, sobre todo, ¡¡ojo!! a su velocidad, mucho más rápidas. Pues bien, avisados estamos.

Fast SX

 

Nos angustia un poco empezar con la pequeña 125. Tendremos que reconocer y afrontar este exigente circuito con la más inocente del grupo, pero nada más lejos de la realidad… Su imponente planta agresiva y su motor reconocido por ser el más potente de su clase nos permite desafiar las fuertes subidas con una velocidad poco habitual; eso sí, siempre en zona roja. Este motor más compacto y con 2 kg menos ha aumentado su potencia y optimizado su curva con la ayuda también de un escape mejorado y un preciso cambio que nos deja salir con eficacia de curvas cerradas con un buen par motor y perfilar los apoyos rápidos con brutalidad. El nuevo chasis nos ofrece un mejor compromiso de estabilidad y manejabilidad. Siempre hemos disfrutado con estas pequeñas, pero esta vez, a pesar de sus reducidas dimensiones, nos regala un gran aplomo a altas velocidades y nos brinda seguridad y libertad en el aire. Las suspensiones habitualmente funcionan bien y sin quejas en las 125, y en esta ocasión, la mejorada y conocida horquilla WP 4CS con el amortiguador de la misma marca de última generación han sido desarrollados y ajustados al nuevo chasis para ofrecer un comportamiento más óptimo en las pequeñas irregularidades y los grandes impactos. Solo se pone de manifiesto en la 150 un aumento de rendimiento en el motor, las mismas sensaciones pero con un punto de más en todo el régimen y un punch que te permite rectificar en los errores.

En cuanto a la 250SX de 2T, para 2016 se ha pensado en continuar sin cambios y no evolucionar un modelo que ha tenido buena aceptación esta temporada. El motor, muy lleno y potente, se conjuga con una parte ciclo muy ágil y divertida. El compromiso, como siempre se ha dicho desde la era 4T, está muy equilibrado entre potencia, agilidad, diversión y costes.

Ultrafast SX-F

 

El plato fuerte estaba por servir, la tecnología adelantada de la F1 parece empezar a aplicarse en los tres modelos cada vez más cercanos entre ellos. La velocidad y reducción de tamaño, hasta este momento aspectos contrapuestos, lo han dejado de ser; un comportamiento estable con un centro de masas optimizado nos sorprende cuando desaparecen los desagradables nervios en el tren delantero. Los tres modelos comparten prácticamente todo excepto los motores, que son más estrechos y cortos, escapes tipo 2T, nuevos chasis reducidos y ligeros, también nuevos basculantes, estriberas, palancas de cambio, cajas de filtro y rematando todo con una nueva plástica angulosa, eficiente y perfectamente conjuntada, que ofrece una rápida adaptación.

La parte ciclo las une, las reacciones son muy parecidas, con una posición que te garantiza dominar en todas las situaciones. En las roderas puedes inclinar al máximo, el beneficio del peso y estrechez te lo permiten; en el aire no das crédito a la facilidad de movimientos. Con la 450 te olvidas hasta de que vuelves a dar gas, y todo esto acompañado de unas suspensiones de nueva era ampliamente regulables (horquilla con bomba de aire manual) que, adaptándose a cualquier tipo de pilotaje, tienen un taraje muy oficial, con un primer tacto, duro, que resuelve todas las pequeñas irregularidades y una absorción en grandes impactos (o cuando te quedas corto en un salto) que te garantiza una gran seguridad.

No cabe duda de que unos buenos motores a la misma altura nos harían tocar el cielo y por supuesto que en Mattighofen lo han resuelto; todo nuevo y mucho mejor que en los modelos 2015, ¡¡¡no quiero imaginar cómo será una nueva evolución para 2017!!!

Cada vez los motores son más potentes pero a la vez más progresivos. La 250 SX-F reúne estas cualidades de manual: el golpe de gas contundente pero con tracción te permite reaccionar en milésimas de segundo al recortar en un ángulo, salirse de los apoyos sin perder la rueda trasera y coger una velocidad de vértigo a la que cuesta acostumbrarse.

En la 350 SX-F compartimos lo mismo que su hermana pequeña pero con un punto más; reacciona del mismo modo pero más gorda, fácil de llevar e improvisar, que ha dado lugar a un nuevo concepto de moto que tantos éxitos ha brindado desde un principio a KTM.

Para el final hemos dejado la estrella de la marca para 2016, la megafast 450SX-F, una moto que conjuga la manejabilidad de 250 SXC-F y la explosión de un motor de 62 CV. Esta mezcla nos lleva a decir que nunca en la historia de la marca habíamos probado un modelo tan radicalmente competitivo.

Prácticamente se podría hasta prescindir de la rueda delantera, total, ¡nunca toca el suelo!, es broma, pero la verdad es que tienes que posicionarte para pilotarla como lo que es, una 450, ya que su estrechez nos engaña. Cada vez estas categorías se alejan más de sus predecesoras. Las nuevas tendencias son motores más controlables y menos bruscos, con un par increíble que nos permite cada vez disfrutar más de las mayores de la clase.

Maggiora ha sido el escenario perfecto para esta nueva 450 SX-F, que estaba en su salsa con largas subidas, veloces bajadas, rápidos peraltes y terreno perfecto, y así nos ha mostrado sus armas letales de MX, esta vez sí, de Factory Edition.

Como conclusión afirmaremos sin duda que para un apasionado de KTM no habrá nada mejor que ponerse al manillar de una de las SX 2016.

Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad ¡Suscríbete a Solo Moto y llévate esta súper oferta!
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Solo Moto Nº: 2.043

Suscríbete y recíbela en casa por sólo 1,87€ al més o suscríbete para verla en formato digital.

Los + leídos