Gama Harley-Davidson Softail 2018: Año de celebraciones
Connect with us
Publicidad
hdsoftail_9.jpg hdsoftail_9.jpg

Pruebas

Gama Harley-Davidson Softail 2018: Año de celebraciones

Publicado

el

Harley-Davidson, una de las firmas más longevas de nuestro mercado, está de enhorabuena. La firma estadounidense llega a los 115 años de historia y no está dispuesta a que este hecho pase desapercibido.

Hay que celebrarlo como se merece, y, para ello, ha decidido dar un nuevo aire a su gama incluyendo una enorme cantidad de novedades a su catálogo, como los nuevos motores V-twin MilwaukeeEight 107 y 114, montados sobre ocho novedosas softail desarrolladas en torno a la innovadora plataforma cruiser Big Twin, cinco nuevas touring –algunas de ellas bajo el auspicio de la exclusiva familia CVO– y, no podían faltar, diversos modelos con la decoración especial del 115 aniversario.

hdsoftail_1.jpg

De entre todo ello, hace poco pudimos probar cuatro de las integrantes pertenecientes a la familia Softail; en concreto, la Street Bob, la Breakout, la Fat Bob y la Heritage Classic. La Motor Company planificó para la prensa especializada un entretenido fin de semana en el que pudimos vivir, saborear y disfrutar de unas auténticas jornadas custom. Aunque solo catamos la mitad de la familia, los modelos seleccionados nos sirvieron para hacernos una idea muy clara de por dónde van a ir, a partir de ahora, los pasos del gigante americano.

Una misma base

El nuevo proyecto Softail se aposenta sobre dos pilares muy concretos; por un lado, el nuevo bastidor y, por el otro, las nuevas motorizaciones Milwaukee-Eight. Con ambas, Harley ha dado con una excelente base que, con pocos cambios, puede dar lugar a motocicletas tan distintas como las que componen la familia Softail.

El primero es una robusta estructura en forma de doble cuna cerrada más robusta que la de sus predecesores; de hecho, según Harley, el nuevo chasis es un 65 % más rígido y también mucho más ligero, y es que gracias a los recursos de ingeniería utilizados en su diseño, se ha podido ahorrar un 50 % de las piezas utilizadas y emplear hasta un 20 % menos de soldaduras en su fabricación.

hdsoftail_8.jpg

En lo que respecta a los basculantes, sucede algo muy parecido; habrá dos versiones, uno para los neumáticos traseros estrechos, que es un 20 % más ligero (se ahorra 8,16 kg,) y otro para los más anchos, como el utilizado en la Breakout, que es 5,89 kg ligero que antes, es decir, de un 15 % menos de peso.

Pero a todas luces, sobre todo si lo valoramos desde un punto de vista funcional, es el nuevo sistema de anclaje del amortiguador posterior el detalle de mayor relevancia. Puede que, como antes, conserve la imagen del sistema hardtail primigenio, pero el amortiguador ahora va anclado en la parte superior/trasera, justo al final de la espina superior, una localización donde trabaja con más eficiencia, lo que mejora la conducción y la tracción. Al mismo tiempo, esta recolocación también facilita el reglaje de la precarga del muelle; en algunos modelos, de forma muy fácil, simplemente girando un pomo y, en el resto, con solo levantar el sillín, con ayuda de una llave.

hdsoftail_2.jpg

Mientras, en lo que respecta al eje anterior, encontramos las horquillas de alto rendimiento de doble válvula ya vistas el año pasado; eso sí, dependiendo del modelo en el que vayan montadas, variará su geometría al poder Harley cambiar el lanzamiento y el avance de las mismas muy fácilmente.

Nuevos motores

hdsoftail_6.jpgJunto con la parte ciclo, las Softail también reciben la nueva generación de motores denominados Milwaukee-Eight, disponibles en las versiones de 107 y 114 pulgadas cúbicas; y es que dependiendo del modelo escogido, podremos elegir montar entre uno y otro propulsor.

Estos, exteriormente, mantienen intacto el estilo clásico de la firma americana; además, por supuesto, de su característico diseño en V a 45º. El 107 tiene un diámetro por carrera de 100 x 111,1 mm, lo que da una cilindrada de 1.745 c.c.; mientras que en el 114 es de 102 por 114,3 mm, que alcanza en su caso una cilindrada de 1.868 c.c.

Uno de sus avances más significativos es disponer de un doble eje de balance, lo que suprime las vibraciones molestas y mantiene el carácter y personalidad, típicos, de los propulsores norteamericanos. Eso sí, lo más impresionante de estas bestias continúa siendo su bestial entrega de par, que puede alcanzar hasta los 149 Nm en el primero y los 161 Nm en el segundo.

En acción

De los ocho modelos disponibles en la edición 2018, nos invitaron a probar cuatro de ellos, que representan, en líneas generales, todo lo que la versátil gama Softail nos puede ofrecer.

La primera en la lista fue la preciosa Breakout, con el nuevo motor Milwaukee-Eight 114, una preciosidad de líneas limpias y pulidas, bajísima de asiento y con un lanzamiento de horquilla impresionante. Dinámicamente es la más torpe en curvas y la que más remolonea en su entrada, no va sobrada en frenada, pero tampoco lo necesita, pues es un modelo creado para exhibirse por el bulevar.

hdsoftail_5.jpg

La segunda en pasar por nuestras manos fue la Fat Bob, sin duda muy espectacular en cuanto a diseño. Dinámicamente es una maravilla; es rápida en curvas y la parte ciclo aprovecha sin limitaciones el impresionante par del motor 114. Igualmente, es la mejor en frenada, los dos discos anteriores y la horquilla invertida nos permiten apurar las distancias como con ninguna otra, mientras que el suave tarado de suspensiones, al mismo tiempo, se muestra lo suficientemente consistente para salir de las curvas, abriendo gas sin compasiones, sin que nuestra Fat Bob no se descomponga en absoluto.

Seductora donde la haya, la Street Bob es la más firme defensora del custom; de líneas bajas y con el sorprendente manillar cuelgamonos, lleva la experiencia del custom a un nuevo nivel. Suave de suspensiones y sorprendentemente manejable, la Street Bob es capaz de dejarte con la boca abierta. En ella pudimos probar el motor 107, sin carencias en lo que a empuje y prestaciones se refiere, pero sí que algo más brusco en el primer tramo del gas que su hermano mayor.

Por último, la representante del touring en la familia, la Heritage Classic. He de reconocer que en marcha me sorprendió muy gratamente, lejos quedan esas touring lentas y pesadas en curva, ya que la Heritage cuenta con una parte ciclo muy equilibrada (y con una selección de llantas muy acertada), que, junto con la Fat Bob –en las dos se puede montar el motor 114 opcionalmente–, nos brindan las mejores alternativas para hacer kilómetros. Ella, además, llega especialmente equipada para ello, pues de serie se presenta con pantalla, maletas y cruise control.

Mucho donde escoger

Nos quedamos sin probar modelos tan espectaculares y seductores como la Low Rider, la Softail Slim, la Deluxe o la Fat Boy, todas ellas con una personalidad radicalmente distinta, pero, sin lugar a dudas, igual de preciosas y excelentemente rematadas, como bien pudimos comprobar en los modelos expuestos en la zona de presentación.

En cualquier caso, ya están aquí, ya están a la venta, así que si podéis pasar por el concesionario más cercano a echar un vistazo, no lo dudéis. La oferta es amplia y variada, hay mucho donde escoger, lo mismo que sucede con sus precios, que van desde de los 15.350 euros de la Street Bob a los 24.500 de la Heritage Classic.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2056

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos