PUBLICIDAD

‘Flow battery cell’: Experimentando con nuevas baterías

En el mundo del coche eléctrico se está experimentando con un nuevo tipo de baterías que están a caballo entre una batería de iones de litio y un sistema de pila de combustible. Funciona con un par de líquidos diferentes, compuestos químicos cargados de elementos electroactivos que funcionan como ánodo y cátodo, separados por una membrana catalítica de intercambio de iones. La corriente de electricidad se genera cuando ambos líquidos entran en contacto con la membrana permeable, que deja pasar/absorbe los electrones de estas soluciones cargadas de electrolitos, para luego recombinarse. La gracia de estas baterías es que los líquidos no están contenidos en un recipiente sellado, siempre en contacto con el catalizador, sino que se almacenan en un depósito, como si fuese gasolina, y mediante una bomba se hacen circular por el conjunto de membranas. Así, cuando ambos líquidos pierden/consumen sus electrolitos, se puede ir a repostar líquidos nuevos como si fuese gasolina. La contrapartida es que la densidad energética aún no iguala una batería de iones de litio, y que se necesitaría construir una nueva red de distribución.

Deja un comentario