Flammini: “…El problema es de MotoGP, no nuestro”
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Flammini: “…El problema es de MotoGP, no nuestro”

Publicado

el

Maurizio Flammini se deja ver poco por las carreras. Él es el presidente de Infront MotorSports, mientras que su hermano Paolo es a quien vemos en los circuitos. Así que la presencia el sábado de Maurizio en el circuito de Brno presagiaba algo sonado. Y así fue.

Una multitudinaria convocatoria de prensa levantó un sinfín de rumores, y durante la misma Maurizio se pronunció muy claramente sobre lo mucho que se ha escrito de la llegada de motores de superbike a la categoría de MotoGP. Una fórmula mediante la que, con el aparente consentimiento de la FIM, se pretende salvar la paupérrima parrilla de MotoGP.

Flammini defendió una vez más un contrato, que a muchos nos gustaría ver, para la exclusividad de las carreras con motos de serie, y de forma sorprendente dijo haber consentido la utilización de motores de Honda CBR, sobre lo que el año pasado puso el grito en el cielo, para su utilización en la categoría de Moto2. No fue ésta la única sorpresa de la rueda de prensa de Brno, sino que entre otras cosas Maurizio dijo tener una buena relación con Carmelo Ezpeleta…

“Los rumores de las últimas semanas entre la conexión del reglamento de Superbike con el de MotoGP nos han llevado a aclarar las cosas”. Así empezó su discurso.

“Debo decir que solicitamos a la FIM un documento escrito aclarando el término prototipo y el de un motor derivado de la serie. Y este documento nos ha llegado a través del departamento legal de la FIM. Puedo decir que todo está bajo control. Estamos listos para hacer valer nuestro contrato con respecto a la exclusividad de las carreras con motos de serie, al igual que sucedió en 2002 con el caso de la WCM”.

En aquella ocasión no se aceptó que la moto del ex periodista disputara el Mundial tras un largo tira y afloja, y fue la ruina de Peter Clifford, que se empeñó en demostrar que su WCM era un prototipo a pesar de que su motor derivaba del de una R1.

¿Es la guerra?, pues sorprendentemente Maurizio Flammini dijo: “Las relaciones con Carmelo Ezpeleta son buenas, tal y como demostramos con la categoría de Moto2, cuando comprendimos las dificultades de la clase de 250 y dimos disponibilidad a la admisión de motores derivados de serie. Pero el caso de Superbike es diferente, porque no se puede cambiar la filosofía de un motor de serie para convertirlo en un prototipo. Un motor de superbike no puede convertirse en uno de MotoGP. El problema es de MotoGP, no nuestro.

Desde mi punto de vista, la solución de MotoGP pasa por lo que hizo la F-1 en otros tiempos; es decir, que un fabricante haga un motor como hizo Cosworth en su momento. La FIM debe pronunciarse oficialmente, y espero que lo haga lo más pronto posible”.

El hecho de que una ingeniería como Suter tenga previsto -incluso parece que ha comenzado a trabajar en ello- ensamblar un motor de BMW S 1000 RR en un chasis de fabricación propia, también tuvo una respuesta por parte de un locuaz Maurizio Flammini…”si lo hacen, tirarán su dinero por la ventana”.

Y hablando de dinero, su último apunte fue realmente amenazador… “Defenderemos las superbikes hasta gastarnos el último euro”, dijo ante la perplejidad de una sala de prensa a la que no faltaron los representantes de las marcas involucradas en el campeonato.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2054

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos