PUBLICIDAD Billboard

Fallecen los pilotos británicos Bob Price y Karl Harris en el Tourist Trophy

El Tourist Trophy es una carrera espectacular como ninguna y con una tradición única, pero por desgracia es también muy peligrosa, posiblemente la más peligrosa de las que se celebran. Fue puntuable para el Campeonato del Mundo de Velocidad hasta 1974, cuando desapareció del Mundial precisamente por sue elevada peligrosidad. Recordemos que precisamente allí truncó su vida y su meteórica carrera el piloto español Santi Herrero, en un accidente en la milla 13. La elevadísimas velocidades que se alcanzan, por encima de los 300 km/h y con promedios que superan los 200 km/h (más elevada que en la mayoría de circuitos del Mundial), hacen que, junto a sus próximos muros y árboles, cualquier accidente tenga terribles consecuencias.

PUBLICIDAD Content_1

El británico Bob Price tenía 65 años en el momento de su fallecimiento y participaba en el TT desde 1992. A pesar de su elevada edad el ejemplo de Price no es el único, ya que hay muchos pilotos por encima de la cincuentena que siguen participando en esta prestigiosa carrera, por su tradición y ambiente sin igual. Bob participaba en la categoría de Supersport.

Karl Harris, por su parte, falleció ayer, mientras que el accidente de Price fue el pasado lunes. Harris tenía 34 años y corría en el TT desde 2012, .

Recordemos que hace pocos días también encontró la muerte Simon Andrews en la North West 200 de Irlanda.

Descansen en paz Bob Price y Karl Harris.

Deja un comentario