Connect with us
Publicidad

Noticias

La DGT clasifica las motos según su nivel contaminante

Publicado

el

clasificación potencial contaminante motos

Finalmente le ha llegado el turno a los vehículos de dos ruedas, y la DGT ya ha asignado etiquetas ambientales para las motos, realizando la clasificación según su potencial contaminante.

Seguramente muchos de vosotros ya tendréis la famosa pegatina redonda que clasifica vuestro vehículo en función de su grado de contaminación. Hasta ahora solo se había aplicado a turismos, pero las motos se han librado durante poco tiempo.

La iniciativa se ha realizado con el fin de cumplir con el Plan Nacional de Calidad del Aire y Protección de la Atmósfera (Plan Aire).

Uno de los objetivos del Plan es favorecer a los vehículos más respetuosos con el medioambiente, por ejemplo, librándolos de las restricciones de tráfico durante episodios de alta contaminación. Pero, a la vez que de discrimina positivamente a estos, los más viejos y contaminantes serán penalizados.

Etiquetas ambientales para las motos

La DGT ha optado por realizar las mismas etiquetas ambientales para las motos que para los turismos, diferenciándolas en cuatro grupos: Cero, Eco, C o B.

Cero: Categoría eléctrica BEV, REEV, PHEV (autonomía superior a 40 km)

Eco: Categoría eléctrica HEV y PHEV (autonomía inferior a 40 km)

C: Nivel de emisiones Euro4 y Euro3

B: Nivel de emisiones Euro2

clasificación potencial contaminante motos

Vehículos que entran dentro de esta nueva clasificación:

Ciclomotores de dos ruedas o de tres ruedas: Vehículo de dos ruedas o de tres ruedas, provisto de un motor de cilindrada no superior a 50 cm3, si es de combustión interna, y con una velocidad máxima por construcción no superior a 45 km / h.

Cuadriciclos ligeros: Vehículos de cuatro ruedas con una masa en vacío inferior a 350 kg (sin incluir la masa de las baterías en el caso de los vehículos eléctricos), una velocidad máxima por construcción no superior a 45 km/h con un motor de cilindrada inferior o igual a 50 cm3 para los motores de explosión, o una potencia máxima neta inferior o igual a 4 kW para los otros tipos de motores.

Motocicletas de dos ruedas: Vehículos de dos ruedas sin sidecar, provistos de un motor de cilindrada superior a 50 cm3, si es de combustión interna, y / o con una velocidad máxima por construcción superior a 45 km / h.

Motocicletas con sidecar: Vehículos de tres ruedas asimétricas respecto a su eje medio longitudinal, provistos de un motor de cilindrada superior a 50 cm3, si es de combustión interna, y/o con una velocidad máxima por construcción superior a 45 km / h.

Hasta aquí, todo es más o menos igual que en el caso de los turismos. Sin embargo, parece que las motos no vamos a tener una de las ventajas que sí disfrutaron los primeros. La propia DGT se encargaba de enviar los distintivos de los coches por correo (aunque no le llegara a todo el mundo), sin que sus propietarios tuviesen que pagar nada por ello.

Pero parece que con las motos se lo han prensado mejor ya que la única que opción que nos dan a los motoristas para adquirir nuestro distintivo medioambiental es acercarnos a una oficina de Correos (ya podemos ir a buscarlo si lo deseamos), y pagarlo nosotros mismos.

De todas formas, os recordamos que la colocación de la etiqueta referente al potencial contaminante de motos es voluntaria, por lo que no estáis obligados a ir a buscarlo. Eso sí, la DGT recomienda llevarla pegada en un lugar visible para facilitar la identificación del vehículo y así poder beneficiaros de las ventajas a las que optéis.

La reacción de ANESDOR

Desde ANESDOR se muestran positivos en cuanto a la aprobación de la clasificación de los vehículos de la categoría, en la que han trabajado conjuntamente con la DGT.

Sin embargo, sí hacen un llamamiento a las distintas administraciones para que “realicen una correcta interpretación de las etiquetas para los distintos vehículos, cuando por ejemplo apliquen los Protocolos de Alta Contaminación o las restricciones al tráfico pertinentes, teniendo en cuenta que las etiquetas no son equivalentes entre sí”.

José María Riaño matiza que estas etiquetas para vehículos de dos ruedas no son equiparables a las de otros vehículos. A pesar de que comparten el mismo número de etiquetas (CERO, ECO, C y B) no significa que las emisiones sean equivalentes. Las motos tienen su propia normativa y sus propios ensayos adecuados a sus características y sistema de conducción”.

El secretario general de la entidad también nos recuerda que “los vehículos de dos ruedas están cada vez más presentes en la movilidad urbana, especialmente las motos, por sus ventajas en términos de movilidad”. Es por eso que ven positiva y necesaria su clasificación. Y tampoco quiere que se olvide que, “desde que se pusiese en marcha la Normativa Europea de Emisiones para motocicletas en 1999, sus emisiones se han reducido en más de un 90%”.

Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad ¡Suscríbete a Solo Moto y llévate esta súper oferta!
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Solo Moto Nº: 2.042

Suscríbete y recíbela en casa por sólo 1,87€ al més o suscríbete para verla en formato digital.

Los + leídos