Connect with us
Publicidad

Sin categoría

España ya es el quinto país de la UE con menos fallecidos por accidente de tráfico

Publicado

el

En 2013 se produjeron en nuestro país un total de 89.519 accidentes con víctimas; siniestros en los que fallecieron 1.680 personas (223 menos que el año anterior), 10.086 fueron ingresadas en un centro hospitalario y 114.634 resultaron heridas leves, lo que supone un descenso del 12 % en el número de víctimas mortales respecto del año anterior. De este modo, España asciende hasta la quinta posición en el ranking europeo –sólo por detrás de Suecia, Reino Unido, Dinamarca y Países Bajos– por tasa de víctimas mortales con un total de 36 fallecidos por millón de habitantes, muy por debajo de la tasa europea que es de 52.
Estos son las grandes cifras mostradas por la DGT por boca de su directora María Seguí durante la presentación del informe “Las Principales Cifras de la Siniestralidad 2013”, documentación en donde se recogen tanto los accidentes ocurridos en carreteras como en las vías urbanas, así como el seguimiento de la evolución de los heridos hasta 30 días después del accidente.

Consideraciones previas

Antes de analizar los datos del informe, varias consideraciones. Para empezar, destacar que en 2013 el parque de vehículos descendió un 1 % respecto al año anterior, situándolo en 32.616.105 vehículos, produciéndose el mayor descenso en turismos. Por contra, el parque de motos y el de otros vehículos creció un 1 % respectivamente. Asimismo, el parque automovilístico continúa envejeciendo y más de la mitad de los turismos que circulan por nuestras carreteras tienen diez años y medio o más, hecho que incrementa el riesgo de fallecer o resultar herido grave al compararlo con los accidentes ocurridos en vehículos de menos de cinco años de antigüedad. Por otro lado, el censo de conductores permaneció establece respecto a 2012 situándolo en 26.401.660. Sin embargo, se sigue observando un envejecimiento paulatino de los conductores, que avanza en paralelo al envejecimiento de la población. Sin ir más lejos, el 13,6 % de los conductores tiene 65 o más años.
En lo que se refiere a la red viaria, se estima que hay más de 660.000 km. de carreteras. Más de 489.000 son vías urbanas, mientras que más de 165.567 son vías interurbanas. Por cierto, de estas últimas, el 2 % (3.036 km) son autopistas de peaje; el 7 % (11.682 km), autopistas libres o autovías; el 1 % (1.640 km.) carreteras de doble calzada y el 90 % restante 149.209 km son carreteras convencionales.

Los accidentes, al detalle
Si tomamos como referencia el tipo de vía, en 2013, seis de cada diez accidentes con víctimas tuvo lugar en vías urbanas, pero los accidentes mortales se concentraron principalmente en las carreteras interurbanas, donde el número de fallecidos fue casi tres veces superior al de los fallecidos en urbana.
Así, el año pasado el 42 %  (37.297) de los accidentes de tráfico con víctimas tuvieron lugar en las vías interurbanas; carreteras donde se produjeron el 73 % de las víctimas mortales (1.230), lo que supone un descenso de un 15 % en el número de fallecidos en este tipo de vías respecto del año anterior y un descenso del 14 % de los heridos graves. Por el contrario, en cuanto a los heridos leves, se produjo un aumento del 7 %.
Por su parte, las carreteras convencionales acapararon el 70 % de los accidentes con víctimas (26.129), el 76 % de los fallecidos (940) y el 79 % de los heridos graves (5.182)
¿Y en ciudad? En las vías urbanas se produjeron un total de 52.222 accidentes con víctimas, en los que fallecieron 450 personas (el 27 % del total), 4.904 resultaron heridas graves y 63.314 heridas leves. Respecto del año anterior, el número de accidentes con víctimas creció un 10 %, el de heridos graves un 11 % y el de heridos leves un 10 %. Por el contrario, el número de fallecidos disminuyó un 2 %.

Temporalidad y tipología
Como viene siendo habitual en los últimos años, el 69 % de los accidentes donde falleció al menos una persona sucedieron en días laborales. Y un 66 % de ellos fueron siniestros ocurridos entre las  8 de la mañana y las 8 de la tarde. Asimismo, el número medio diario de fallecidos fue de 4,6 (3,4 fallecidos en vías interurbanas y 1,2 en urbanas).
La salida de vía con un 30 % y el atropello al peatón fueron en 2013 los tipos de accidentes mortales más frecuentes. En vías interurbanas el 36 % de las víctimas mortales (441) y el 37 % de los heridos graves (1.895) se produjeron por la primera de ellas.  En cuanto a las vías urbanas, el 48 % de los fallecidos (214) y el 34 % de los heridos graves (1.670) ocurrieron a causa de un atropello a peatón. La buena noticia es que en ambos casos se ha producido una reducción del 12 % respecto al 2012.

Los colectivos vulnerables
En relación a los fallecidos por grupos de edad, se constata un descenso generalizado respecto de 2012, excepto los grupos de 65 a 74 años, con un ligero aumento del 2 %; el de 55 a 64 con un incremento de un 1 % y el de más de 85 años, en el que ha habido un fallecido más en el año anterior.
Por grupos, el año pasado fallecieron 46 niños en accidente de tráfico de 0 a 14 años, seis menos que en 2012;  410 resultaron heridos graves y 5.502 heridos leves. La mayoría de los niños (31 de los 46) fallecieron a consecuencia de un accidente ocurrido en vías interurbanas, pero es en las vías urbanas donde ha habido más  heridos graves  (65 %) y heridos leves (59 %). Sin ir más lejos, 13 de los 15 niños fallecidos por atropello fueron en vía urbanas.
En cuanto a los mayores de 65 años, la tasa de mortalidad en este grupo descendió en relación a 2012. Así, el año pasado fallecieron 482 personas mayores de 65, 1.616 resultaron heridas graves y 9.202 heridas leves. El 38 % de estos fallecidos eran conductores, el 46 % peatones y el 16 % pasajeros.
Los ciclistas, otro de los colectivos más vulnerables junto con los niños y los mayores de 65 años, se vieron implicados en 5.853 accidentes en los que fallecieron 69 ciclistas (3 menos que en 2012), 646  resultaron heridos graves y 4.779 heridos leves. Pues bien, el 73 % de los accidentes con ciclista implicado tuvieron lugar en vías urbanas; escenarios en donde se produjeron el 72 % de los heridos leves (3.451), así como el 54 % de los heridos graves (349). Pero fue en las carreteras interurbanas donde se produjo el mayor número de fallecidos (45 de los 69 fallecidos) y de los heridos graves. Hay que destacar que en 2013 el grupo de edad de 55 a 64 años es el que representa la cifra más elevada de víctimas mortales en bicicleta.
Asimismo, el año pasado fallecieron 378 peatones en accidentes de tráfico, 2 más que en 2012, lo que supone el 23 % del total de fallecidos (154 en vías interurbanas y 224 en vías urbanas). Los heridos graves se elevaron a 2.053 personas, el 86 % de ellos en vías urbanas.
¿Y los motoristas? En 2013 los motoristas se vieron implicados en un total de 19.851 accidentes con víctimas (22 % del total), en los que fallecieron 301 motoristas, uno menos que en 2012;  el 67 % de ellos en vías interurbanas y en donde 2.510 resultaron heridos graves y otros 17.967 heridos leves.

Factores concurrentes
La velocidad inadecuada estuvo presente en el 22 % de los accidentes mortales, en el 10 % de los accidentes con todo tipo de víctimas y en el 17 % cuando el accidente con víctima tiene lugar en vía interurbana. Asimismo, según el informe Druid 2013 de la DGT, el 12 % de los españoles que conducen turismos han consumido alguna droga ilegal y/o alcohol antes de conducir.

Por otro lado, el 43 % de los conductores fallecidos en 2013 y analizados por el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses presentaron alguna sustancia psicoactiva en el organismo, siendo el alcohol la sustancia más común entre los fallecidos analizados (67 %)  seguida de las drogas de comercio ilegal (35,4%). El informe también determina que el 44 % de los peatones presentaron resultados positivos a drogas y/o psicofármacos y/o alcohol.
Por su parte, las distracciones aparece como factor concurrente en un 38 % de los accidentes con víctimas. En vía interurbana, la distracción se presenta como principal factor en un 44 % de los casos, mientras que en las vías urbanas baja hasta el 33 %.
Asimismo, el año pasado, al menos el 49 % de los conductores implicados en accidentes ocurridos en vías interurbanas había cometido alguna infracción, porcentaje similar al de 2012.
Por cierto, en cuanto a la utilización de dispositivos de seguridad, el 4 % de los usuarios de motocicletas fallecidos en las vías interurbanas no utilizaban casco (8). Por desgracia, en las vías urbanas este porcentaje casi se duplica, no llevándolo 14 de los 98 fallecidos.
En el caso de los ciclomotores, 8 de los 34 fallecidos contabilizados en 2013 no llevaba casco en vías interurbanas, mientras que en ciudad todos los muertos hacían uso de dicho dispositivo de seguridad.

Balance
El número de accidentes de tráfico con víctimas en nuestro país viene presentando una reducción sostenida desde el año 1989 hasta 2011. Esa tendencia se rompe en 2012 al producirse 88 accidentes más que el año anterior. No ocurre lo mismo con el número de fallecidos y heridos graves, que descienden un 8 %, mientras que la cifra de heridos leves se incrementa un 1 %. En 2013, se observa un aumento del número de accidentes con víctimas (un 8 %) y un 9 % de los heridos leves. Sin embargo, el número de fallecidos se reduce un 12 %, y un 3 % el de heridos graves. La explicación se debe a mejoras en la notificación de víctimas, especialmente en el ámbito urbano.
Puedes consultar el informe al completo en www.dgt.es.

Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad ¡Suscríbete a Solo Moto y llévate esta súper oferta!
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Solo Moto Nº: 2.045

Suscríbete y recíbela en casa por sólo 1,87€ al més o suscríbete para verla en formato digital.

Publicidad

Los + leídos