fbpx
PUBLICIDAD Billboard
Fotos: Juan Trujillo

Entrevista Aleix Espargaró: «Aún sueño con ser campeón este año»

Aleix Espargaró llegó a estar a 3 puntos de Quartararo tras el GP de Francia. Ahora se sitúa a 32 del vigente campeón del mundo. Su principal preocupación tal vez sea un Bagnaia en racha que se le acerca peligrosamente en la tabla. De hecho, el italiano ya asoma desde el tercer puesto, a tan sólo 12 puntos.

Su caída en Silverstone no le impide continuar siendo el único piloto de MotoGP que ha puntuado en todas las citas disputadas hasta el momento, pero la fractura que se hizo en el pie izquierdo le pasó factura en Austria, una pista stop&go claramente contraria a las características de su Aprilia, donde sólo pudo ser “sexto”. Desde la carrera de Italia no ha vuelto a subirse al podio, aunque tiene cinco, dos menos que Favio, pero los mismos que Pecco. Sin embargo, la llama de la esperanza del mejor Aleix Espargaró de todos los tiempos no se extingue, en absoluto, y confía en volver al cajón en las pistas que le esperan hasta final de año.

PUBLICIDAD Content_1

 La entrevista con Aleix Espargaró

-Aleix, ¿aún te ves campeón del mundo, o ya no?
“Sueño con ello siempre. Y aún hoy sigue siendo un sueño, pero lo veo como un sueño real… con opciones de convertirse en realidad”

-Pero en MotoGP, si ganas el título, no te darán el ‘maillot con el Arco Iris’ como a ti te gustaría…
“No, pero me darán la moto con la que puedo ganar el título, que es mucho más valiosa”.

-Y si lo logras, ¿por qué no te pones en 2023 el Arco Iris, como los ciclistas campeones del mundo, en tu mono de piloto?
“No lo había pensado, pero me parece una gran idea. Lo haré”.

PUBLICIDAD Content_2

-¿Y si no ganas el título, qué pasará?
“¡Qué no podré ponerme ese maillot! Pero lo que no puede pasar, de ninguna forma, es que si no lo gano y acabo segundo, tercero, cuarto, ¡yo qué sé! exista quién sólo recuerde esta temporada porque haya podido perder el título, o que piense que habré fracasado. Porque, pase lo que pase, este año ya es un éxito rotundo. Hace unos meses hubiera aceptado firmar lo que está siendo esta temporada con letras de sangre, por lo que sería intolerable que si no ganamos el título estuviéramos enfadados”.

-Entre tus virtudes destaca tu sinceridad. Y así te ha ido, con algunos pollos que has tenido, sobre todo en las redes. ¿Serías capaz de mentir a cambio del título?
“¡No, jamás! ¡No, rotundamente! Una victoria, un título… son cosas que están bien, por supuesto. Pero, para mi, tener personalidad, vivir en coherencia con tus ideales, acostarse y levantarse tranquilo… es mucho más importante”.

PUBLICIDAD Content_3

-Si ganas el título, te recordarán que “no estaba” Marc Márquez…
“Sí. Ya se lo dijeron a Mir y a Quartararo. Marc ha estado durante la primera mitad del año, y haciéndolo regularmente entre los ocho primeros…  pero no fue capaz de ganarme. Es cierto que no ha estado bien físicamente y que no ha tenido la mejor Honda, pero al final el nivel del campeonato siempre es muy alto, y ganar -haya quien haya- siempre es muy difícil”.

-El año pasado, cuando cumplí 60 tacos, arranqué mi primer podcast. En twitter no faltó un hater que dijo: “¿Queréis un ejemplo de “generación tapón”? Ahí lo tenéis: el boomer de Merlos, que a su edad ocupa un espacio que debería ser para alguien más joven”. ¿Qué te parece? Que te cuenten a ti lo de “a la vejez, viruelas… ”
-Estoy totalmente en contra de actitudes como la de esta crítica. Al contrario: para mí una persona inteligente es la que sabe reciclarse, poder aprender con lo nuevo… Nunca he entendido el tema de los gamers de YouTube, por ejemplo, pero lo respeto muchísimo porque es su trabajo. Curran mucho, de verdad, y hay que respetarlo como un trabajo más. Pero está claro que hay que reciclarse…
La experiencia es un grado. No es un tópico sino una verdad. En mis primeros años en el Mundial, cuando corríamos en Montmeló no podía dormir por las noches de lo tensionado que estaba con la presión de la gente… Pero ahora que estoy luchando por el campeonato, que estoy delante, estoy igual de tranquilo que cuando quedaba el quince… ¡o más¡ La edad puede ser una ventaja en muchas cosas”.

PUBLICIDAD Mobile_Pos7

Su primera victoria a una edad tardía

-Te costó casi 200 carreras ganar tu primer GP… casi a la edad de Cristo. ¡Pero lo has hecho!
“Y estoy muy orgulloso de ello. Ahora que lo he conseguido puede sonar ventajista, pero de verdad que estoy muy orgulloso de lo conseguido porque he trabajado como un desgraciado desde que empecé a viajar solo por el mundo a los quince años. Vengo de una familia humilde, y todo lo que tengo me lo he currado yo… y una victoria, o incluso un título mundial, no van a cambiar estos veinte años de carrera deportiva”.

PUBLICIDAD Content_4

-¿Ganar en Argentina fue para ti como una liberación?
“Sí. Te sacas un peso de encima grande. Más que feliz, me sentí como si estuviera drogado, flotando…  Creía que estaría más contento, pero no fue como lo esperaba. Tuve una sensación como de relajación muy heavy. Me alegré mucho por mi equipo, por mi familia, por toda la gente que trabaja conmigo desde hace mucho, porque si han sido capaces de aguantar todo este tiempo y tantos momentos difíciles seguro que merecían disfrutar de aquel momento”.

-Tu victoria fue muy celebrada por todo el mundo… me cuesta imaginarme alguien que no lo hiciera. Pero es que, además, aquel podio fue algo muy especial con Rins, Jorge Martín… tres grandes amigos que estabais allí juntos. El de Ducati me confesó que, lógicamente, él intentó ganar la carrera, pero que lo hubieras hecho tu le alegró tanto como si lo hubiera conseguido él…
“Es cierto. Leí un resumen de declaraciones de todos sobre mi victoria, y me alegró tanto como haber quedado primero. Eso es lo súperbonito: ver cómo me quieren mis compañeros, y es algo que siempre me voy a llevar. Hubo quien dijo que “ahora los próximos podios no le harán tanta ilusión”…  y no es verdad. He seguido disfrutando de todos y cada uno de los que han venido después…
Me emocionó leer una entrevista con Livio Suppo en la que decía que si alguno de sus pilotos ganaba el título iba a estar muy contento… pero que si lo hacía yo… ¡también! Qué alguien que es tu rival, un team mánager de otro equipo, que tiene tanta experiencia como él, diga esto, es bestial.”

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

-Suppo no suele regalar muchos piropos…
“Es verdad. Por eso valoro tanto sus comentarios, y más si tienes en cuenta que yo no tengo una relación especial con él. De hecho, cuando empecé en Suzuki me pegó algunos palos considerables cuando lo hacía mal. Este es un ejemplo más de lo grande que es lo que estamos consiguiendo”.

PUBLICIDAD Mobile_Pos9

-¿Te jodió lo que paso en Montmeló?
“Mucho. Tenía mucha ilusión por ganar en casa, delante de los míos, de los “espargarins”… Guardo tanto recuerdo de la victoria en Argentina, como del podio de Jerez…  Me he forjado en esa pista, he corrido allí mil veces en muchas categorías distintas… y, sin embargo, nunca había hecho podio en aquel lugar con ese ambiente tan especial. Conseguirlo en la clase reina fue brutal. Imagínate lo qué hubiera sido hacerlo en Montmeló, donde yo crecí, a tres kilómetros de mi colegio de siempre… “

-Tu eres más joven, pero hay algunos ejemplos en el deporte profesional, como el del “Bala” Valverde, Rafa Nadal o Fernando Alonso que deben motivarte mucho… Si ellos siguen, ¿tú hasta cuando te ves en la pomada?
“Es difícil decirlo, y más hacerlo. Valoro mucho lo que ellos hacen: su estrés mental y físico, los viajes que tienen, los entrenamientos durísimos, la vida tan intensa… No me voy a quejar, porque el deporte de élite es un trabajo muy bonito, a pesar de estas cosas. Pero créeme si te digo que no todo son celebraciones, pódiums, risas… Hay mucho estrés detrás, y aguantar tanto tiempo como ellos en primera línea… no me veo capaz.”

PUBLICIDAD Mobile_Pos10

La revolución de Aprilia

-¿Por qué Aprilia es el Brawn GP de las motos, como se dice?
“Por qué nunca habíamos ganado antes; porque venimos de ser capaces de reinventarnos, de acercarnos a las mejores fabricas de siempre… y esto es histórico”.

-Ya, pero ese equipo de F1 no venía de una base existente… y Aprilia llevaba mucho tiempo, demasiado, sin comerse un rosco…
“El departamento de carreras de Noale es el mejor de todo el paddock, sin duda alguna. El mejor. Y lo digo habiendo estado en departamentos de marcas japonesas que han ganado muchos títulos. Pero en Aprilia se han tenido que reinventar por qué aunque eran muy buenos en la época de los dos tiempos, con los 4T les ha costado muchísimo. Ha tenido que llegar un team mánager como Rivola para ordenarlo todo. La calidad ya estaba, pero había que ponerla en línea”.

PUBLICIDAD Mobile_Pos11

-¿Tan importante ha sido el factor Massimo Rivola?
“Su llegada ha aportado muchas cosas que sumar a la calidad técnica que ya tenía el equipo. El 70-80% de los ingenieros siguen siendo los mismos de antes de su llegada. Pero él ha sido capaz de dar con la tecla, motivar a todos, y poner a cada cual a trabajar en el lugar que le correspondía… “

-Yo le conozco de su época en la F1, y allí era muy bueno aprovechando cualquier resquicio del reglamento… ¿En las motos existe esa posibilidad?
“Por supuesto. Un número uno del paddock en esto es Gigi Dall’igna. Los italianos son muy buenos en esa habilidad, y tienen una palabra propia, “furbo”, que significa algo así como astucia, “listillo”, “pícaro”… y Massimo lo es. No se trata de hacer trampas, sino de ser capaz de darle la vuelta al reglamento, de hacer una buena moto. Este año hemos crecido mucho en la parte aerodinámica…y todo esto se nota mucho, gracias a él”.

-¿Que ha cambiado en realidad este año en la moto?
“Hemos mejorado mucho en aerodinámica, en tracción, y sobretodo en cuanto a potencia. La moto gira a muchas más revoluciones. Hemos crecido más en este aspecto desde el 21 al 22 de lo que lo hicimos desde el 17 al 21, para que os hagáis una idea… “

-Pero, ¿la moto va tan bien, o eres tu quien la hace funcionar así?
“La moto va muy bien, cierto. Pero el resultado es fruto de un binomio moto/piloto. Tengo mis dudas de que ahora mismo yo pudiera ir igual de rápido con una Ducati, que probablemente siga siendo la mejor moto de toda la parrilla.  Y tengo mis dudas de que Marc Márquez, por ejemplo, que es el mejor piloto que ha habido en los últimos tiempos, incluso en perfectas condiciones físicas fuera capaz de batirme con la Aprilia.
Con el tiempo vas conociendo mejor tu moto, vas ganando en consistencia, y ahora yo soy capaz de sacar el 100% de la Aprilia; pero si de repente viene alguien muy bueno, y sólo le saca el 90%… no le vale para ganarme con esta moto. Creo que esa es la clave”.

-¿Por eso le ha costado a Maverick? ¿Era solo cuestión de tiempo?
“Maverick ahora ya sabe cómo apreciar cada detalle de la moto, cómo le afecta el más mínimo cambio de temperatura de la pista o una posible lluvia por la noche, cómo reacciona con un neumático o con otro… Hasta ahora todo esto pagaba a mi favor, pero ahora ya no hay tal diferencia porque está claro que la velocidad Mack ya la llevaba encima”.

-Si tu no ganas el título, ¿quién lo hará?
“Fabio Quartararo. El es quien conoce mejor su moto, y es rápido y regular a la vez. Los pilotos de Ducati son muy rápidos, eso es incuestionable, pero hasta ahora no han demostrado tener la consistencia de Fabio”.

El temperamento de Aleix Espargaró y la política en MotoGP

-¿Has sufrido en los últimos tiempos por tu hermano Pol?
“Sufrir no sería la palabra. Pol tiene un palmarés brutal, una familia genial -con dos niñas preciosas- … y aunque no esté disfrutando ahora encima de la moto se que en el fondo es muy feliz. Antes, cuando le pasaba esto, llegaba a casa y se pasaba el día dándose cabezazos contra la pared… pero ahora no. Tiene a sus tres princesas en casa, y eso le llena tanto que por ello no sufro nada por él”.

-¿Cuándo te pones detrás de él en la pista, qué es lo primero que piensas?
“Me hace ilusión. Cuando veo el 44, aunque lo haya hecho un millón trescientas mil veces, me sigue haciendo ilusión”.

-¿Te lo hubieras llevado a Aprilia como hiciste con Maverick?
“Me lo llevaría al fin del mundo”.

-¿Por qué no tienes buen rollo con los Márquez?
“Sí que lo tengo, pero es que yo soy muy temperamental, y cuando pasa algo en la pista, en caliente… exploto. Pero creo que esto es algo positivo. Es más, si no fuera así, si todo el mundo dijera siempre “estoy muy contento, hemos hecho un buen trabajo”… este mundo sería una mierda. Yo siempre digo lo que pienso, y a veces me puedo equivocar, o lo puedo exagerar -como pasó con los Márquez-, pero tengo una gran relación con Marc.
De hecho, antes de que se fuera a América para operarse estuve con él en su motorhome, deseándole lo mejor, y me agradeció sinceramente que fuera a hablar con él  y que le diera ánimos.”.

-¿Eres el campeón del mundo en rapidez a la hora de mandar a la gente a la mierda?
“¿Tu crees? Con el tiempo me he calmado mucho… pero se que no estoy nada lejos de ganar ese título que comentas… “.

-¿Cuántas veces has pensado aquello de “calladito estaría más mono”?
“No. Nunca. Nunca lo pienso. Hay que tener personalidad en esta vida, sino esto sería muy aburrido. Hay que tener respeto y educación, aunque a veces la he podido perder, cierto, pero cuando ha sucedido siempre he acabado pidiendo disculpas. La mayor parte de las veces que me he metido en “fregados” nunca he perdido el respeto por nadie… y eso creo que es bueno”.

-Ayúdame, porque yo de esto no se nada. ¿Qué es la política?
“Un follón”.

-¿Qué te parecen los gestos reivindicativos por causas sociales, como los que estamos viendo en la Fórmula 1?
“Si no los hacen de cara a la galería, y creo que no, sino porque así lo creen, me parece fenomenal. Hay que hacer lo que a cada uno le salga del corazón. Yo siempre hago lo que quiero y lo que pienso, porque en esta vida hay que tener ideales”.

-En las motos no lo vemos tanto…
“Es curioso que en la F1 busquen siempre ser políticamente muy correctos, incluso más que en las motos, y en cambio aquí pecamos de ser unos “bienqueda”. Creo que soy de los pocos que siempre dicen lo que piensa…”

-Por no ver, casi ni vemos banderas del país del vencedor en la vuelta de honor de MotoGP…
“Si hubiera ganado en Catalunya no habría tenido ningún problema en coger la bandera catalana. Y al que no le guste… Yo soy catalán. He nacido en Catalunya, pero soy español… y vivo en Andorra. Y tal vez el día de mañana me vaya a vivir a Dubai, que es un sitio que tanto a mi mujer como a mi nos gusta mucho. Siempre tienes que hacer lo que te apetezca, pero es verdad que llega un momento que por evitar problemas y que lo que hayas conseguido pierda valor porque la gente se distrae  hablando de tonterías y no de lo que toca… eso es lo que hemos conseguido: que el piloto diga “no cojo ninguna bandera”.

-¿El Barça es más que un club?
“El Barça és més que un club”.

-Pero tiene menos de un tercio de las Champions que atesora el Real Madrid, noi
“Eso es obvio. Claro que disfrutaríamos más si tuviéramos más Champions, más victorias… Pero el Barça con el modelo de club que tiene, con jugadores formados en la casa, con la filosofía de juego que tiene, con la ideología del “cruyfismo”…creo que es algo que no tiene el Real Madrid, por ejemplo, aunque tenga muchos más títulos”.

-¿Qué te marcó más: el Dream Team blaugrana, o las bicicletas de la serie “Verano Azul”?“La serie no la ví. No soy tan mayor, cabrón. Del Dream Team tengo recuerdos como la Champions de Koeman… o todo lo que hemos heredado de aquel equipo mágico”.

-¿Cuántas bicis tienes?
“Muchas, pero las suficientes para lo que quiero hacer”.

-Si no hubieras renovado por Aprilia… ¿qué? Eramos muchos los que no entendíamos porqué tardaban tanto en hacerlo, y de repente, cuando lo hicieron por dos temporadas, pensé: “no entiendo nada”.
“Pues, ya somos dos. No mentí cuando decía que si no renovaba no había ningún problema. Estaba preparado para irme a casa. Tengo negocios, ganas de hacer muchas cosas, de disfrutar de mis hijos… Me hubiera dado mucha pena no seguir, pero estaba preparado para colgar el casco como piloto oficial al cien por cien, y tal vez seguir como piloto de pruebas para algún equipo, o disfrutar de algunos “wild cars”. Pero me hubiera entristecido mucho ya que el nivel que tengo ahora probablemente es el mejor que he tenido nunca. Lo lógico era seguir, pero no creas que estuviera muy preocupado por no hacerlo. De hecho, nunca había tenido unas negociaciones tan tensas con ningún equipo, como lo fueron las de esta renovación. Pero luego… ¡no me he bajado del podio¡

-Y después de estos dos años, ¿qué harás?
“No lo se. En el pasado me obsesionaba mucho el futuro. Le daba muchas vueltas a todo. Ahora, cero. Se trata de disfrutar del instante. Me ha costado mucho llegar hasta aquí, y no quiero perderme ningún momento de la vida. El futuro me da igual”.

-Ganar o no ganar el título, ¿no te va a condicionar en lo personal?
“Llego a casa después de una carrera, y hago lo mismo y tengo el mismo humor volviendo de América undécimo que volviendo primero de Argentina. Salgo en bici, estoy cinco horas pedaleando, como con mi mujer, recojo los niños en el cole. Soy un privilegiado, soy súper feliz, así que  pase lo que pase… nada va a cambiar”.

-Recuerdo tu imagen exultante en el corralito de Jerez, y me pregunto: ¿se puede ser más feliz en este mundo?
“Yo te respondo: no. No se puede ser más feliz. Estoy disfrutando de la vida como nunca, en mi mejor momento tanto en lo deportivo como en lo familiar. Me da rabia que no haya llegado antes, por el hecho de que lo habría disfrutado más tiempo… de los 28 a los 34. Ahora quizá lo disfrutaré a partir de los 34, pero soy muy feliz”.

-O de los 40, ¡como Valentino¡
“No me veo. Estoy muy bien físicamente, y tal vez siga así algunos años más, pero ahora mismo me cuesta mucho verme con 36 tacos metido aún por aquí”.

La afición a las bicis de Aleix Espargaró

-Pero lo de convertirte en pro de las bicis, ¿alguna vez ha ido en serio?
“Sí. Nunca digas nunca. Convertirme en ciclista profesional a esta edad sería algo extraño… pero también lo es lo que estoy haciendo ahora en las motos, ¿no? Es verdad que el tiempo pasa y que cada vez es más difícil, pero si hace dos años alguien me dice que tendría opciones de ser campeón del mundo, como ahora, me hubiera resultado más creíble ganar el Tour… lo que es imposible”.

-¿Alguna vez has ido por la vida con “ruedines”?
“No. Siempre he hecho lo que he querido. Yo les digo siempre a mi equipo, a mi gente: “somos los mejores”. Pero… ¡es que siempre lo hemos sido! Hace tres años acababa el trece y nos íbamos a cenar por ahí, a divertirnos, y siempre les soltaba esa frase. Imagínate ahora, que casi no nos bajamos del pódium.”

-¿En alguna ocasión de tu vida te ha saltado la cadena?
“Hay una cosa de la que me arrepiento mucho. En el documental de Amazon se ve un momento en que mi hermano me molesta en un entrenamiento, en Silverstone, y llego cabreadísimo al box pidiendo que le penalicen…  Cuando vi el documental, no te puedes imaginar lo mal que me sentí. Llamé a mi hermano y le dije “Pol, tierra trágame. Lo siento mucho. Te pido disculpas. Me veo allí y me arrancaría los ojos…” Me supo muy mal, pero en caliente yo reacciono así… “

-Ser padre, ¿qué es: cómo llanear o cómo subir la Cima Coppi?
“Como subir la cima Coppi. Siempre hay un obstáculo tras otro, uno tras otro, uno tras otro… pero sabes que cuando llegas a la cima sientes la felicidad pura. Y, en el fondo, cada día tiene sus pequeñas cimas”.

-En la vida nunca has sido un sprinter, aunque a veces has protagonizado algún demarraje, ¿verdad? Ahora estás en uno de ellos precisamente, y no para anotarte una meta volante…
“Yo soy fondista. Y es verdad que este año estoy esprintando y obteniendo éxitos, pero creo que lo que está marcando mi temporada está siendo la regularidad, persistir… ¡Soy un escalador¡”

-¿No le temes a la pájara?
“Para nada. Es imposible que me coja una pájara”.

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario