Connect with us
Publicidad

MotoGP

Jorge Martín tras ganar el Mundial: «Lloré como un niño porque no me lo creía»

Publicado

el

Entrevista a Jorge Martín

Vigésimo campeón del mundo español, curiosamente el primero de Madrid. Como en el caso de la mayoría de los que consiguen materializar su sueño de proclamarse campeón del mundo, el camino hasta lo más alto de Jorge Martín ha estado salpicado de buenos momentos, pero también de muchas espinas.

«Sí, todavía no me lo creo”, nos explica el rey de Moto3 de 2018 cuando le preguntamos por sus sensaciones. “Por eso cuando en Sepang vi en las pantallas que había ganado el título, lo primero que se me pasó por la cabeza fue mi familia… Lloré como un niño porque no me lo creía. Me decía a mí mismo: ¡campeón del mundo, campeón del mundo! Luego vi a mi padre y la llorera fue total; no podía aguantarme … Ha sido un momento único y espero no olvidarlo nunca”.

Martín cerró matemáticamente el título a lo grande en Sepang, en el penúltimo GP de la temporada: ganando la carrera.

Fue una carrera intensa, muy dura mentalmente, pero Jorge se mantuvo firme, no rehuyó el cuerpo a cuerpo que le planteó Bezzechi, el único rival que podía impedirle ganar el campeonato. Y a cinco vueltas del final, en un movimiento perfectamente calculado, rompió la carrera y se lanzó en pos de materializar ese sueño que todos los pilotos tienen cuando llegan al Mundial.

“Al principio de carrera estaba asustado; todos querían estar delante, todos pensaban en la victoria. Con Marco he tenido un par de momentos que veía que iba un poco agresivo, pero sabía que en cuanto hiciese dos o tres curvas primero, podía escaparme. En un momento dado he visto que Dalla Porta estaba detrás, así que he aprovechado para escaparme. La última vuelta se me hizo interminable… Iba mirando todas las pantallas del circuito, sabía que tenía mucha ventaja y perdí completamente la concentración. Me iba de largo en las curvas, pero al final la bandera de cuadros llegó”.

La familia, ese apoyo que siempre está. “He de dar las gracias a mi familia, que por supuesto sin ellos habría sido imposible. Ha costado mucho pero bueno. Este año ha sido muy difícil. Me encontraba muy fuerte, el objetivo siempre ha sido ganar el título, pero hemos tenido muchos inconvenientes. A pesar de eso, nos hemos sobrepuesto a todo; lesiones, caídas, ceros, estar por detrás, recuperar puntos, volver a perderlos… Ha sido un año muy complicado, pero ganar el título como lo gané en Sepang demostró que habíamos hecho un gran trabajo”.

“Me he acordado de que en el equipo me habían repetido mil veces antes de la carrera que no entrara en su juego. Me decían: ‘Tú detrás, con terminar segundo ganas el campeonato…’. Pero bueno, también quería pasármelo bien y he entrado en el juego. Me ha gustado, me he divertido y también en eso he podido ser un pelín superior. En un momento dado he visto que Dalla Porta iba detrás. Sabía que era menos fuerte, así que he aprovechado para escaparme”.

A los que llegan: nunca darse por vencido

“A los que empiezan… Decirles que nunca va a ser fácil, porque ganar un Mundial o el mismo hecho de llegar al Mundial nunca es fácil. Hacen falta que se alineen muchas cosas para que suceda… A mi me ha salido este año. Pero hoy puedo decir que ha compensado nunca darse por vencido, aunque haya momentos superduros y superdifíciles… las dietas, los días sin comer, los entrenamientos en ayunas… todo”.

Lo mejor, tener presión

“Ha habido momentos de hacerlo bien o irme a casa. Mi padre siempre dice que trabajo mucho mejor bajo presión. Cuando tenía que entrar en la Rookies, hice primero las pruebas; era o entraba o dejaba de correr. Cuando gané la Rookies, o ganaba o dejaba de correr… Todos estos momentos me enseñaron a trabajar bajo presión y este año ni la he sentido, solo sentía que venía a ganar otra carrera y ya está”.

Su relación con Jorge y Chicho Lorenzo

“Ahora no tanto porque vivimos muy lejos uno del otro, pero cuando vivía en Barcelona iba mucho a entrenar con Jorge [Lorenzo]. Hacíamos muchos dirt-track, flat track… También cuando me llama entrenamos con la supermotard todo lo que podemos. También aprendí de él a ser muy metódico, lo hace todo muy bien, y aprender de él ha sido algo único. Creo que me ha ayudado mucho, me ha dado bastantes consejos este año cuando he tenido bajones. Darle las gracias a él, también a Aleix [Espargaró], con quien he entrenado mucho, a Maverick también me ha dado muchos consejos… Son amigos”.

“Sí, también quiero darle las gracias a Chicho, porque del año pasado a este he cambiado mi estilo de conducción 100%, gracias a él. He encontrado 2 o 3 décimas por vuelta que antes no tenía. Creo que es una escuela muy buena donde se puede aprender y se puede llegar a ser muy competitivo”.

Jorge Martín, al que siguen de cerca varias fábricas presentes en MotoGP, correrá la temporada que viene en Moto2 dentro del equipo Ajo, es decir, la estructura oficial de KTM en la categoría intermedia.

El debut no ha sido desde luego como se esperaba, porque en Jerez, en el primer test de pretemporada 2019, el piloto madrileño sufría una fuerte caída en la que se fracturaba dos dedos del pie derecho y se fisuraba el húmero del brazo del mismo lado.

A pesar de este incidente, Martín valoraba positivamente su debut en Moto2. Hasta el momento de la caída figuraba octavo en esa primera toma de contacto con la nueva KTM con motor Triumph. Afortunadamente las lesiones no revisten gravedad, y el flamante campeón del mundo de Moto3 estará en plenas condiciones físicas cuando el Mundial retome el pulso de la pretemporada en el próximo mes de febrero.

Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad ¡Suscríbete a Solo Moto y llévate esta súper oferta!
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Solo Moto Nº: 2.043

Suscríbete y recíbela en casa por sólo 1,87€ al més o suscríbete para verla en formato digital.

Los + leídos