fbpx
PUBLICIDAD Billboard

Encuentran vivo, gracias al GPS, a un motero accidentado cuatro días antes

El hombre, de 38 años, se dirigía en moto de su casa a su trabajo, cerca de Le Mans, cuando sufrió un accidente. Se salió de la carretera y fue a parar a mitad de un campo. Sufrió rotura de clavícula y de cuatro costillas y no podía moverse. La alarma saltó cuando su jefe se extrañó de que no llegara y se puso en contacto con su esposa. Tras fracasar en el intento de localizarle, dieron aviso a la gendarmería.

Se inició la búsqueda y se intentó localizarle por el posicionamiento de su teléfono. Pero los datos facilitados por la empresa de telefonía, que decían que el teléfono estaba activo, pero que había sido localidad en casa de los padres del desaparecido y en casa de unos amigos, despistaron a la policía, que consideró la desaparición voluntaria. Hasta cuatro días después nos e dieron cuenta del error, cuando la empresa telefónica comunicó que sus datos eran erróneos.

Entonces un amigo del desaparecido acudió a la cuenta del motero accidentado en Google y, gracias al localizador GPS, el gigante de internet proporcionó los datos exactos de la localización del accidentado. Lo encontraron con vida, pero casi deshidratado. Por suerte, se recupera satisfactoriamente en un hospital de Le Mans.

PUBLICIDAD Content_1

Tras esta experiencia, es evidente que llevar un localizador GPS puede ayudar a salvar la vida cuando se sufre un accidente. Por eso es recomendable que la moto vaya dotada de un sistema de geolocalización GPS, sobre todo si vamos a salir en solitario a la carretera. Además de que puede ayudar a recuperar la moto en el caso de que sea robada. El inconveniente es que el sistema GPS activado permite saber dónde estás en cada momento, y eso puede afectar a la intimidad de las personas, pero como contrapartida puede salvar vidas.

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario