¡¡En directo!! Nos subimos al BMW C evolution
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

¡¡En directo!! Nos subimos al BMW C evolution

Publicado

el

El 2 de abril fue el día de la "independencia" de BMW, de la independencia de los combustibles fósiles, porque en esta fecha se comenzó a fabricar el nuevo C evolution. Un dato curioso ya que esta presentación se celebra solamente unas semanas más tarde… En BMW había prisa por presentar y poner a la venta el modelo definitivo, ya que llevaba en desarrollo más de dos años. La cuestión es que por fin nos subimos a él en Barcelona, el lugar escogido por la marca para su puesta de largo.

A primera vista su decoración en blanco y verde "acid" es realmente atractiva. Llama poderosamente la atención a tí y a cualquiera que lo vea, y es que el BMW C evolution, el primer scooter eléctrico de la Bayerische Motoren Werke, va de cine.

La primera impresión cuando te subes es que el asiento está bastante bajo -más que el C600-, que la anchura es importante y que, aunque el peso es algo elevado, no se nota en marcha, sólo en parado. Es bastante ancho y largo, aunque todo esto no suena a nuevo si te acabas de bajar del otro megascooter de BMW, el C600 Sport, con el que lo podríamos comparar directamente. Y es que este C evolution es casi un calco de medidas del C600, o lo que es lo mismo, estamos ante un megascooter de lujo en toda regla.

Arrancarlo es algo tan simple como darle a un botón, pero no se oye nada; y es que es eléctrico. A partir de aquí es cuestión de dar gas y frenar en total silencio. Solo habrá que prestar atención cuando estemos parados ya que cualquier insinuación al puño de gas se traduce en avance instantáneo. No hay embrague centrífugo en seco intermedio.

Su parte ciclo se basa en un chasis híbrido fabricado con un monocasco de aluminio -en el que las baterías son parte resistente- y un subchasis tubular de aceroLlantas de 15 pulgadas, doble disco de freno delantero de 270 mm con pinzas Nissin de dos pistones, ABS Bosch de dos canales, horquilla invertida de 40 mm, monoamortiguador posterior, cuatro modos de conducción, freno regenerativo, instrumentación TFT digital a todo color. ¡¡No está nada mal!!

En cuanto al propulsor es un motor eléctrico -¡refrigerado por líquido!-colocado en el chasis por delante del basculante, con transmisión a la rueda trasera por correa y engranajes. La electrónica y el pack de baterías Samsung de iones de litio se refrigeran por aire, gracias al túnel central -va colocado entre las piernas y bajo el asiento del piloto.

En marcha es todo finura -es mejor que el prototipo y el tacto del gas es exquisito- acelera de 0-100 km/h en seis segundos gracias a sus 48 CV, su velocidad punta está limitada a 120 km/h -electrónicamente- y tiene una autonomía de 100 km aprox. Se recarga en 3 horas en un enchufe como el que tienes en casa.

En ciudad se mueve bien, aunque se mueve como pez en el agua en los desplazamientos interurbanos, eso sí, ten en cuenta de que sólo dispones de 100 km de autonomía.

Personalmente me encantan este tipo de scooters, y sólo me frena el precio. En cuanto se masifique la producción las motos y scooters eléctricos deberán ser más baratos, más incluso que las motos y scooters de motor convencional.

El éxito del C evolution dependerá de si las baterías durarán los 100.000 kilómetros que promete la marca, pero también si habrá tanta gente dispuesta a pagar los 15.000 euros que cuesta. El tiempo será el juez inapelable.

Por cierto, en la proxima revista de Solo Moto del 6 de mayo, te contaremos todos los detalles y anecdotas. ¡No te la pierdas!

Puedes ver más fotos del BMW C evolution en esta Galería de fotos.

 

 

 

 

 

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2056

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos