PUBLICIDAD

El sistema de ayuda a la conducción de Kawasaki, una nueva era

Parece que deberemos habituarnos a que aquello de conducir una moto a base de experiencia, habilidad e intuición cada vez más será cosa del pasado.

La electrónica ha llegado para quedarse y si ya hace años que cosas que sí son realmente importantes en motos cuya potencia supera a la de las mejores 500 de GP, como el ABS, el control de tracción o los modos de conducción, poco a poco hemos ido viendo como cada vez hay más sistemas electrónicos en las motos de serie.

PUBLICIDAD

Con cámara y láser

Kawasaki ha patentado un sistema de ayuda electrónica que incorpora una cámara y un láser, amén de varios sensores, también en las estriberas y el asiento, e IMU, según revelan estos dibujos de patente captados por Morebikes.

La cámara frontal sirve para reconocer carriles y curvas, mientras que el láser funciona para medir la distancia. Esta información luego se compara con los mapas integrados en el sistema de navegación para determinar cuándo te estás acercando a la siguiente curva.

PUBLICIDAD

Los sensores en las estriberas y el asiento capturan información sobre la posición para deducir lo que va a hacer el conductor de la moto.

PUBLICIDAD

Los datos recopilados se envían a una unidad de control (IMU) que ajusta automáticamente el nivel de cada ayuda electrónica de la moto (ABS, control de tracción, respuesta del motor, suspensiones, etc), asegurando que la moto esté configurada perfectamente para cada tramo de carretera.

PUBLICIDAD

Está claro que el sistema de ayuda la conducción de Kawasaki puede alimentar el debate de si las motos se están cargando excesivamente de electrónica y le restan protagonismo al conductor, pero el futuro inmediato va en este sentido.

Deja un comentario