PUBLICIDAD Billboard

El retorno de BSA

Desconocida por muchos, la veterana marca británica de motos BSA vuelve a la vida el día 4 de diciembre con nuevos modelos y una nueva identidad corporativa, es el retorno de BSA.

PUBLICIDAD Content_1

Se ha hecho esperar pero, al fin, la marca BSA vuelve al mercado tras unas cuantas décadas de ausencia. Recordemos que Mahindra compró BSA en 2016 con planes para reflotarla, o sea que habrán pasado cinco largos años desde la adquisición por parte de la marca india.

BSA, cuyo acrónimo significa Birmigham Small Arms, no nació como una empresa fabricante de motos sino que en 1861, cuando se fundó, era un conglomerado de empresas que fabricaba armas, maquinaria, tenía fundiciones de acero, y también construía automóviles y autobuses.

Las motos llegaron más tarde, en 1910, teniendo su apogeo en 1953, cuando se fundó una empresa independiente, BSA Motorcycles, convirtiéndose en el mayor fabricante de motos del mundo en aquel momento.

El retorno de BSA será el 4 de diciembre de la mano de Mahindra

Fabricó modelos de un cilindro, de dos cilindros en V y bicilíndricos twin, siendo sus modelos más conocidos las BSA Bantam, Gold Star, Lighting y Rocket 3. Sí, esta denominación no es original de Triumph sino de BSA como habrás adivinado…

Por desgracia una mala gestión y previsión de lanzamiento de nuevos modelos, acosada por las nuevas marcas japonesas y europeas, BSA entró en crisis, entrando a formar parte de la empresa “rescatadora” NVT (Norton Villiers Triumph) en 1973, que intentó revivir  los restos de la industria de la moto británica, sin éxito.

Por suerte el próximo día 4 de diciembre Mahindra ha previsto su regreso oficial, regreso que podrás seguir en su web.

4 comentarios en «El retorno de BSA»

  1. Mi primera moto hace más de 55 años fue una BSA 350 cc…. sentí gran emoción al saber que vuelve la marca… que nostalgia .. ojalá mi edad avanzada me permita apreciarla en Colombia….pronto!!

    Responder
  2. Preciosa moto, diría que la moto clásica más autentica de la actualidad, casi calcada a la original. Perooo!, a simple vista veo un fallo y grande en una moto de este estilo. El fallo a mi modo de ver es poner el tubo de escape en el mismo lado donde está ubicada la cadena, siendo monocilindrica (pudiendo poner el escape en el lado contrario) y sin caballete central (a simple vista), complica y mucho la labor de mantenimiento y limpieza. Hay que pensar que una gran parte del objetivo de esta moto, somos moteros nostálgicos que pasamos de los 50′.

    Responder

Deja un comentario