PUBLICIDAD

El primer freno de disco

En 1969, todas las motos de calle que se fabricaban en el mundo entero tenían frenos de tambor. Pero este sistema de frenado tan arcaico y limitado tenía sus días contados. Y es que en ese mismo año, Honda lanzó su mítica superbike, la CB 750, la primera moto de cuatro cilindros en línea transversal, que superó a sus rivales británicas e italianas, con motores de solamente tres cilindros.

La CB 750, además, marcó un nuevo hito, al ser la primera moto de calle en incorporar frenos de disco. La bella superbike montó un disco delantero mordido por una pinza de simple pistón, algo que hoy en día nos parece realmente vetusto, pero que en 1969 significó un tremendo avance en seguridad.

Deja un comentario