El piloto pianista
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

El piloto pianista

Publicado

el

El piloto británico de Sheffield de veintisiete años ha conseguido su segundo Campeonato del Mundo de SBK, después de ser el campeón más joven de la categoría en 2004 con una Ducati privada, ser cuarto en 2005 con una Ducati oficial y subcampeón el pasado año con la Honda de Ten Kate.

La vida de James Toseland no ha sido nada fácil. Tuvo una infancia marcada por el abandono del hogar de su padre cuando era un niño de apenas tres años. Su madre tuvo una segunda relación con el que se convirtió para James en verdadero padre, colega y profesor de piano. Un instrumento que domina y le apasiona.

Estudió la durísima carrera de pianista en el conservatorio y tiene el nivel siete de unos estudios que en Gran Bretaña tienen el top en el nivel nueve. Es capaz de leer y tocar música clásica, pop, rock o swing, y de conducir su Honda CBR como los ángeles.

Pero en 1995 pasó de nuevo por un momento muy delicado anímicamente, pues el hombre que para él había sido su padre se suicidó. James fue capaz de remontar el vuelo, recuperar la sonrisa y demostrar ser un tipo duro en la pista, tanto como sensible y metódico al piano.

Las motos
Cuando tenía nueve años le regalaron por Navidad una pequeña Yamaha 80, y en el año 1989 hizo sus primeras carreras de motocross. En 1992 comenzó a competir en carreras de velocidad y en 1995 ganó el Nacional júnior de 125. Dos años más tarde llegó su verdadera explosión como piloto, pues se adjudicó el British de Supersport, que compaginó con la Honda CB 500 Cup, que también ganó.

Estos éxitos le colocaron en el equipo oficial Honda Castrol del Mundial de Supersport con sólo dieciséis años. La temporada siguiente (2000) acabó en undécima posición y un año más tarde regresó al Nacional británico como piloto del Ducati GS Racing. Sufrió una grave fractura de fémur tras una caída en Cadwell Park, en la que la ambulancia tardó cuarenta y cinco minutos en retirarlo de la pista.

En 2001 volvió al Mundial, pero en este caso al de SBK, y en su primera temporada consiguió un positivo sexto en Brands Hatch y acabó decimotercero en la tabla final del campeonato.

En 2002 terminó sexto en la general y consiguió su primer podio en una carrera del Campeonato del Mundo de SBK. Un año más tarde fue tercero en la tabla final y logró ganar su primera carrera del Campeonato del Mundo.

El joven Toseland progresaba deprisa, y al año siguiente ganó el Campeonato del Mundo después de hacer catorce podios y ganar tres carreras. Así se convirtió en el más joven campeón del mundo de la historia de SBK.

(Más información en Solo Moto número 1635)

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2057

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos