El Mundial de SBK empieza con incertidumbre
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

El Mundial de SBK empieza con incertidumbre

Publicado

el

El fenómeno Spies ha dejado una profunda huella en el Campeonato del Mundo de Superbike. Ben demostró el año pasado que es un piloto con un futuro extraordinario y, con su ausencia, una larga serie de pilotos habituales en las carreras de las motos derivadas de serie vuelven a tener la oportunidad de ganar el campeonato. Entre todos los pretendientes históricos destaca el japonés Haga, que el año pasado nada pudo hacer por detener a Spies.

Al margen de Haga, hay una extensa lista de candidatos distribuidos entre los siete equipos oficiales, de la que destacan el irlandés Jonathan Rea (Honda); el italiano Michel Fabrizio, compañero de Haga en Ducati; o Max Biaggi y su competitiva Aprilia. Todo ello sin descuidarnos de las cada día más competitivas Suzuki en manos de Haslam y con el permiso de Toseland, que ocupa el puesto de Spies en el Team Yamaha.

Deportivamente vamos a volver a ver parrillas de salida con casi treinta motos, vibrantes carreras entre siete marcas diferentes, circuitos espectaculares llenos de un público apasionado que valora la fórmula de dos carreras, o la bonita imagen que produce ver en la pista motos con la estética de las que se venden en los concesionarios. Todo ello, sin embargo, no debe empañar el hecho de que las superbikes necesitan una reestructuración para seguir teniendo su espacio…

Si Ducati se gasta casi 5 millones de euros en el Mundial de Superbike… ¿qué estará costando la fantástica aventura de Aprilia o BMW? No debemos olvidar que el presupuesto de los equipos oficiales está supeditado a la salud del mercado de las superdeportivas, y que éste no tiene ante sí un panorama demasiado claro.

 

Una buena inscripción

Las superbikes también están afectadas por la crisis económica, pero a pesar de ello el Mundial cuenta con un total de 26 pilotos permanentes. A ellos hay que añadirle los posibles wild-cards y la anunciada presencia del Team Suzuki Yoshimura en, por lo menos, cuatro carreras, con lo que los participantes rondarán la treintena en cada una de las 13 pruebas. No está nada mal tendiendo en cuenta cómo está el patio…

Lo cierto es que las SBK están aparentemente en un buen momento y no deja de ser contradictorio que por una parte sean siete las fábricas presentes y que por la otra los equipos privados tengan tantas dificultades para salir adelante.

Entre los cuatro millones y medio de euros de presupuesto de un equipo oficial como Ducati, que en los últimos años no está invirtiendo en mejorar su moto, y los 800.000 euros que manejan los equipos más pobres del campeonato, hay un abismo. Y eso sin tener en cuenta que formaciones llegadas el pasado año como BMW o Aprilia superan esos cuatro millones y medio que Ducati se va a gastar esta temporada en el Mundial.

La sensación que flota en el ambiente es que las diferencias entre los ricos y los pobres son demasiado abultadas. Y también tenemos la sensación de que ante la futura reglamentación de MotoGP, el WSBK necesita replantearse su futuro. Antes de morir de éxito, el Mundial de las motos de serie tiene que tener claro un futuro que no puede seguir basándose en motos con una electrónica a imagen y semejanza de las MotoGP. Un reglamento más cercano al de Superstock debería de empezarse a plantear para asegurarse el futuro. De esta forma, si algunas de las marcas actualmente implicadas en el campeonato opta por pasarse a MotoGP, éstas no dejarán la parrilla de Superbike si pueden estar presentes con un coste razonable.

Independientemente de si Infront Motor Sports tiene o no los derechos con respecto a las carreras de las motos derivadas de serie, tal y como defienden los Flammini, lo cierto es que el Mundial de Superbike ha disparado sus costes porque todas las fábricas implicadas están, lógicamente, para ganar. Y el reglamento es demasiado abierto. Sería bueno interiorizar una reflexión que ya hizo Vitto Ippolito (presidente de la FIM) en el sentido de que para poder seguir teniendo parrillas dignas y variadas (¡siete marcas presentes!), hay que simplificar técnicamente el reglamento y abaratar costes.

Al margen de su futuro, que insisto puede ser tan brillante como el presente si se empieza a trabajar en ello, el Mundial de este año se presenta muy abierto y no menos de ocho pilotos son candidatos al título… ¡¡¡Así son las superbikes y así queremos que sigan siendo!!!

 

Siete equipos… ¿oficiales?

Aprilia Alitalia Racing (Biaggi, Camier), BMW Motorrad Motosport (Xaus, Corser), Ducati Xeros Team (Haga, Fabrizio), Hanspree Ten Kate Honda (Rea, Neukirchner), Kawasaki Racing Team (Vermeulen, Sykes), Suzuki Alstare (Haslam, Guintoli) y el Yamaha Sterilgarda Team (Toseland, Crutchlow) son los siete equipos que podemos denominar oficiales de los presentes en el Mundial de este año. A pesar de ello, las relaciones con las fábricas madre no son las mismas en el caso de Aprilia, BMW o Ducati que en el resto. Las tres primeras se gestionan directamente desde fábrica, mientras que Honda Ten Kate trabaja con Honda Europa en un acuerdo en el que, según la cuota de mercado de cada país, anualmente y de forma proporcional, los diversos importadores europeos aportan parte del presupuesto. En el caso de Suzuki Alstare, éste recibe de Suzuki evolución técnica y parte del presupuesto. En el caso de Kawasaki, al que ha llegado personal de MotoGP, la vinculación con fábrica es menor, pero sí que colabora en el desarrollo de las motos y con material. En el proyecto está involucrado el Sr. Yoda, todo un referente. En el caso de Yamaha Sterilgarda, a pesar de tener la base de operaciones en Italia, su relación con Yamaha Japón es muy estrecha a todos los niveles.

 

Los privados

Frente a estos equipos de fábrica, y teniendo como referente el pasado año, los equipos privados o bien han desaparecido de escena (PSG-1, Stiggy Motors, Yamaha France) o han reducido su plantilla a un solo piloto. Éste es el caso de DFX, que estará presente en el Mundial con Lanzi. El Team Borciani y el Team Guandalini se han unido formando el Pata B&G, es decir que han tomado el nombre de un nuevo patrocinador (Pata, snacks) y tendrán sólo al impronunciable Smrz como piloto.

Pedercini es el Team más modesto y familiar del campeonato. Este año con 800.000 euros de presupuesto y el trabajo de papá Donato al frente de las motos, de mamá Donatella en el hospitality y de su hijo Lucio (ex piloto), volverán a hacer maravillas, al igual que otros equipos privados, para pagar los 110.000 euros que cobra Pirelli por surtir a dos pilotos; los 20.000 euros en concepto de inscripciones; 60.000 euros para desplazar su material a las tres carreras transoceánicas, además de los 100.000 euros en recambio y mantenimiento de las motos y los sueldos de algunos miembros del equipo. Este año estarán en el Mundial con Roger Lee Hayden y Mateo Baiocco.

Otros equipos privados son la Scuadra Corse Italia, equipo gestionado por una sociedad especializada en la publicidad deportiva, que repetirá experiencia con Ianuzzo. Al japonés Tamada lo veremos en el Pro Ride World Superbike con una Honda después de una flojísima estancia en Kawasaki. Broc Parkes, que era su compañero de equipo el año pasado, se incorporará al campeonato cuando se recupere de una fractura en la tibia que se hizo entrenando. No estará en Australia y posiblemente será sustituido por Brookes en el Team Hecho CRS Honda, que el pasado año estaba en Supersport. Luca Scassa se estrenará con una Ducati 1098 R (105.000 euros) en el Supersonic Racing Team, nuevo este año en el Mundial, tras ser un habitual en el Nacional Italiano de Superstock, pero su debut se retrasará hasta Portimão.

Entre los privados, el Team Althea, en el que estarán Checa y Byrne, es un caso aparte porque el presupuesto no parece ser un problema para este equipo propiedad de Genesio Bevilaqua: con tres millones de euros, dos pilotos competitivos y sendas Ducati F10, pueden ser protagonistas del campeonato. Por último, Pitt vuelve a Superbike tras una pobre temporada en Supersport, con Resch de compañero de equipo en el Team Reitwagen, que se estrena en Superbike (estaban en Superstock) con sendas BMW Motorrad.

 

Españoles: Checa y Xaus

Carlos Checa y Rubén Xaus serán nuestros únicos representantes en el Mundial de este año. Así que no estarán al igual que en años anteriores David Checa, Fonsi Nieto, Gregori Lavilla ni David Salom, aunque éste ha encontrado acomodo en el Mundial de Supersport.

David Checa se dedicará al Mundial de resistencia y tendrá como compañero de equipo al francés Foray y a Lavilla. El equipo GMT 94 ha decidido concentrarse en la resistencia tras dos temporadas muy complicadas entre las superbikes. Su decisión coincide con la de Yamaha, que no quiere equipos de importadores en el campeonato. Por lo que respecta a Fonsi, apuesta por Moto2 después de estar casi cinco temporadas en Superbike.

¿Qué posibilidades tienen Carlos Checa y Rubén Xaus? A priori hay que contar con ellos para un lugar entre los cinco primeros y ocasionalmente aspirar al podio.

Checa dispone de una Ducati del Team Althea muy competitiva y se plantea la temporada como una oportunidad de correr sin presión y con una mecánica competitiva y nueva para él, pues nunca ha corrido con una bicilíndrica.

De Xaus se puede esperar todo. Lo más importante es que le respeten las lesiones y con respecto a la competitividad de la BMW, a buen seguro que dará un paso adelante en su segunda temporada en el campeonato.

 

Supersport

Si bien en la categoría de Superbike se puede considerar que la inscripción es buena, en Supersport ha bajado considerablemente el número de participantes: hasta el momento se han confirmado sólo diecisiete pilotos.

Yamaha ha dejado el campeonato tras la victoria de Crutchlow, que el año pasado logró por fin romper los siete años de monopolio de Honda.

Desgraciadamente nadie se ha podido quedar con las R6 de Crutchlow y Foret porque Yamaha Europa exigió unas condiciones económicas muy elevadas. Además, el posible equipo interesado en hacerse con las motos de 2009 debía hacerse cargo del equipo técnico que el año pasado ganó el Mundial. Crutchlow se ha pasado a Superbike y Foret va a tomar parte en el campeonato con una Kawasaki del Team Lorenzini by Leoni. Recordemos que el francés ganador del Mundial en 2002 tiene experiencia con las motos verdes y que ganó una carrera en 2007.

Así las cosas, Laverty (Honda), que fue quien más apretó a Crutchlow el año pasado y que ganó cuatro carreras, es junto, con nuestro Joan Lascorz, el más claro favorito.

Por lo que respecta al piloto de Cunit (Tarragona), en la que será su segunda temporada con Kawasaki, tiene posibilidades de ganar el Mundial. El Team Provec Motocard.com deberá aprovechar su experiencia del año pasado, y en este 2010 se ha reforzado. Que Joan es un piloto con posibilidades en Supersport y futuro en Superbike nadie lo duda, pero este año tanto él como su equipo deberían de materializar su buen trabajo, con victorias parciales y, por qué no, la consecución de un campeonato que Laverty le va a poner difícil.

Sofuoglu y su Honda Ten Kate serán otros de los aspirantes, y este año estará acompañado por el italiano Michel Pirro.

Además de Lascorz tendremos a David Salom, en una categoría en la que ya estuvo y a la que regresa tras su experiencia en el Mundial de Superbike con una Kawasaki.

Salom forma parte de la numerosa escuadra ParkingGo BE-1, que cuenta en sus filas con el americano Jason di Salvo, Chaz Davies y el ex campeón del mundo Sébastien Charpentier.

Por vez primera en el campeonato, una mujer (Paola Cazzola) tomará parte en el mismo.

 

El calendario

El calendario de este 2010 presenta una prueba menos que en la temporada pasada al no estar prevista la cita de Qatar. De esta forma son trece las pruebas puntuables. Algunas novedades destacadas son la programación de la prueba de Portugal en Portimão, que se adelanta al 28 de marzo, dos semanas antes de la carrera que se disputará en Valencia. Silverstone acogerá la manga británica. Italia volverá a tener tres pruebas: Monza, Misano (San Marino) y, a final de septiembre, Imola.

 

28 de febrero

Phillip Island (Australia)

28 de marzo

Portimão (Portugal)

11de abril

Cheste (España)

25 de abril

Assen (Holanda)

9 de mayo

Monza (Italia)

16 de mayo

Kyalami (Sudáfrica)

31 de mayo

Miller (USA)

27 de junio

Misano (Rep. de San Marino)

11 de julio

Brno (Rep. Checa)

1 de agosto

Silverstone (Gran Bretaña)

5 de septiembre

Nürburgring (Alemania)

26 de septiembre

Imola (Italia)

3 de octubre

Magny-Cours (Francia)

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2058

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos