PUBLICIDAD Billboard

El motorista que intenta escapar de la policía

Cuando un cuerpo de seguridad te da el alto y haces caso omiso, es evidente que vas a ser el centro de atención de la policía. Cuentas en escapar de su, más que probable, persecución, pero con lo que no cuentas es que sea un vehículo particular el que te dé el auto. Puedes esperar vehículos de la patrulla, pero no un vehículo particular.

Eso mismo es lo que le ocurre a este motorista. Hay un policía que controla el tráfico y el motorista no hace caso de esta orden. Seguramente, piensa en taparse la matrícula por alguna posible multa, pero con lo que no cuenta es con los demás vehículos de la carretera. ¿Cómo acaba la historia? 

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario