El mercado se abre en Portimao
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

El mercado se abre en Portimao

Publicado

el

El Mundial de Superbike ya tiene su nuevo reglamento por el que se van a reducir costes con la adopción de una serie de medidas económicas y de novedades ya conocidas en el reglamento técnico.

Supersport es la ante sala de Superbike y la mayoría de sus pilotos vienen de las categorías de Superstock 100 o 600. Hace dos años, en Supersport se aprobó la obligatoriedad de usar una sola moto como medida restrictiva, y para el próximo año se pondrán limites en el precio de la electrónica, siguiendo el modelo del nuevo reglamento de Superbike. En cualquier caso Supersport es un campeonato al que los pilotos privados pueden seguir accediendo por un precio relativamente asequible, sobre todo si lo comparamos con la categoría de Moto 2.

Por unos 100.000 € un piloto privado puede acceder a una plaza en un equipo del Mundial, de los que 21.000 corresponden a los neumáticos que sirve Pirelli. No se incluyen los desplazamientos ni entrenamientos, sino que el piloto en cuestión dispondrá de una moto en el box, equipo técnico, neumáticos y la posibilidad de  comer en el hospitality del equipo. A este precio hay que añadir el desplazamiento del piloto y el de su acompañante.

José Calero, padre de Nacho Calero, que este año es el único piloto español que compite en la categoría de Supersport, nos explica que “las carreras europeas salen por unos 2.500 € por carrera viajando dos personas en auto caravana, comiendo en el hospitality del equipo y durmiendo en la misma auto caravana. Lo más costoso es el combustible y en según que países, los peajes de las autopistas”.

Los buenos resultados durante la temporada pueden cambiar los costes de los pilotos. Un piloto como Raffaelle De Rossa, que tiene experiencia y que en Phillip Island se subió al podio, pagará al Team PTR unos 60.000 € por lo que resta de temporada. Hay casos como el del tailandés Wilairot, que viene de Moto 2, donde su patrocinador ha pagado 250.000 € por competir este año en Supersport, mientras que en la categoría media de MotoGP pagaba el doble.

Los equipos no oficiales, pero potentes como el Ten Kate, se mueve en un presupuesto de un millón de euros por disputar el campeonato al más alto nivel con dos pilotos. El Team Provec rondaba el mismo presupuesto cuando disputaba el mundial con Joan Lascorz como piloto oficial de Kawasaki.

Las fábricas siempre habían estado muy interesadas en este campeonato, sobre todo cuando corrían buenos tiempos para las motos deportivas. Este interés ha decaído, pero este año, una fábrica como MV Agusta está trabajando fuerte en su F-3 y la llegada de la nueva Yamaha R-6, que se espera para el próximo año, renovará una parrilla de salida que se alimenta de cuatro veteranas Yamaha YZF R-6, ocho Kawasaki ZX-6R, diez Honda CBR 600 RR y dos MV Agusta F 3 675. Por el contrario, en los últimos años han desaparecido de la parrilla Triumph y su Daytona 675, la Suzuki GSX-R600 y también las Ducati.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2056

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos