PUBLICIDAD

El mágico anillo de Nürburgring, un circuito diferente

Seguramente el circuito de Nürburgring sea el más carismático y conocido de todos los circuitos europeos. Está situado al lado de la pequeña localidad alemana de Nürburg (Nürburgring: Circuito o anillo de Nürburg) y no lejos de la frontera con Bélgica.

Un poco de historia

Con motivo del Concurso #KawaH2SXJourney, cuyo ganador viajará gratis hasta Alemania para rodar en Nurburgring con la Kawasaki H2 SX, repasamos la historia de uno de los más emblemáticos trazados de Europa, y del mundo.

El de Nürburgring es uno de los circuitos decanos que existen en Europa, ya que su construcción empezó en 1925, y contaba con un trazado de nada menos que 28,3 km, el circuito cerrado más largo jamás construido. De hecho, su trazado total era la unión de dos: el Südschleife, de 7,5 km, y el Nordschleife, de 22,8 km. En junio de 1927 se celebró el primer GP de Alemania de Motociclismo en el circuito largo de 28,3 km y también los dos años siguientes.

La Segunda Guerra Mundial significó la paralización del circuito durante muchos años, lo que obligó a una posterior restauración y actualización antes de poder albergar de nuevo carreras de coches o motos. En 1951 se volvieron a disputar carreras allí, pero en el Nordschleife, de 22,8 km. El fin de la Gran Guerra y la división de Alemania en dos países (Alemania Occidental o del Oeste y Alemania Oriental o del Este) significó que hubiera dos GP: el de Alemania del Este y el de Alemania del Oeste. Nürburgring quedó ubicado en la Alemania Occidental, y desde 1952 hasta 1990 el GP se alternó entre cuatro circuitos distintos, uno de ellos, el de Nürburgring, pero en una versión acortada a 4,5 km de su Südschleife. En los años 90 y tras la reunificación de Alemania se disputaron allí tres grandes premios, para luego pasar a celebrarse primero en Hockenheim y desde hace 17 años, en Sachsenring.

Desde hace años se puede rodar allí con cualquier tipo de vehículo (incluso furgonetas), pagando una especie de peaje vuelta a vuelta (al finalizar cada vuelta hay que pasar por el peaje de nuevo).

El ’Carrusel’

Es sin duda la curva más famosa del Nordschleife o circuito norte de Nürburgring. Se trata de una parabólica de unos 200º muy peraltada, y que en sus primeros años estaba asfaltada de manera uniforme, pero el paso de los F1 por su parte baja la desconcharon y ahora su tercio inferior está realizada de distinto material a la superior. Es una curva que requiere de valor y pericia, ya que se llega a ella a alta velocidad. Allí deberéis tener prudencia los ganadores de nuestro concurso con la potente Kawasaki Ninja H2 SX

Deja un comentario