El Imperio del terror
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

El Imperio del terror

Publicado

el

Bajo la bandera de la reducción de la siniestralidad y de las muertes, últimamente en la ciudad de Barcelona parece que todo vale para desempeñar tan cívica labor. Y lo digo porque las continuas campañas que se lanzan desde el ayuntamiento para efectuar controles preventivos de seguridad vial solamente a las motos te pone los pelos como escarpias… Parecen controles antiterrorismo… Y es que nos están llegando tantos testimonios de amigos, lectores y moteros en general, incluso vividos por nosotros mismos en primera persona, que da mucho que pensar. No es solamente un caso aislado, una anécdota… No. Son casos reales, contrastados, que vienen de personas serias, incluso de nuestro entorno de confianza más directo. Sí, es el Imperio del terror.

El primer caso le ocurrió a nuestro colega de profesión, Ricard. Un agente se le colocó en paralelo con otra moto y decidió multarlo por exceso de velocidad porque había leído en el cuentakilómetros de Ricard una cifra que era superior a la permitida –cuando no era cierto–… ¡Menuda vista! Yo tengo problemas para leer el mío… Evidentemente como no había foto de cinemómetro, le multó por… ¡zigzaguear entre coches!, cosa totalmente falsa.

Un segundo caso ocurrió en una conocida plaza/rotonda. A mi amigo Albert le multaron por… ¡inclinar demasiado con su scooter! A pesar de circular a una velocidad legal, el agente de turno le decidió imponer esta sanción tan poco creíble. ¿Existe alguna normativa municipal que limite el ángulo de inclinación de una moto? Yo creo que no. Y tampoco puede sancionarse porque la física de la moto se basa en esto, inclinar para tomar una curva.

La cuestión es que todos los moteros que circulamos cada día por Barcelona, unos 250.000, estamos simplemente acojonados porque se nos puede multar por lo que le plazca al agente de turno. Es su palabra contra la nuestra. Con esto no quiero generalizar; seguramente la gran mayoría de los agentes cumple bien con su cometido y, seguramente, hay unos cuantos moteros que merecen ser multados a diario….

Es una clara situación de abuso de autoridad, de tener a los moteros controlados simplemente por el miedo a ser multados por lo que les plazca. Es, en toda regla, un Imperio del terror.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2055

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos