El Honda Dream Project culmina con tres CBR250RR de impresión
Connect with us
Publicidad

Noticias de motos

El Honda Dream Project culmina con tres CBR250RR de impresión

Publicado

el

Todo empezó hace unos meses cuando Honda lanzó en Indonesia el concurso Honda Dream Project, cuyo objetivo era encontrar las tres mejores modificaciones de esta mediana deportiva. El resultado final han sido tres modelos que nada tienen que ver con el original, y que sacan el lado más café-racer, futurista y scrambler de la CBR250RR.

Además, el concurso no sólo pretendía ser un escaparate de su moto, sino que también tenía un segundo objetivo: fomentar la seguridad vial y concienciar a la población sobre su importancia. Con ese objetivo en mente, los tres ganadores del concurso iniciaron un viaje de 500 km sobre sus motos modificadas y pasaron por algunos de los destinos turísticos más importantes de Yogyakarta (Isla de Java). Una ruta que no sólo sirvió para la concienciación ciudadana, sino también para poner a pruebas las motos y demostrar que sus creaciones no son solo un sueño para disfrutar con la mirada, sino que también son factibles para el uso real. A los protagonistas, os los presentamos a continuación.

Yuwono Djati ganó gracias a su Honda con aire Café-Racer

El preparador de Lunatic Custom Motorcycle Jakarta describe esta creación como una dulce mezcla entre lo clásico y lo moderno. Y no cuesta darse cuenta de que es verdad, especialmente con el carenado, que ciertamente recuerda a las antiguas motos de competición, pero combinado con faros de tecnología LED.

Aún así, y pese a su aspecto tan diferente, Djati mantuvo elementos de la CBR250RR original, como el tanque o el panel de instrumentos, para respetar los requisitos de Honda para el concurso. Eso sí, hasta para un genio de las transformaciones como Djati, no fue fácil combinar tanto pasado y presente en una misma moto y conseguir la armonía estética alcanzada.

Peterson Rivai, responsable de la más futurista

A día de hoy, ni la moto de la Bulma nos sorprendería tanto; el gusto de los asiáticos por los aires futuristas no tiene límites. Nosotros no vamos a entrar en si es más o menos bonita, pues para gustos, los colores. Pero desde luego hay que reconocer el trabajo que hay detrás.

La moto queda completamente absorbida por un carenado que, si bien podría parecernos excesivo, lo cierto es que indiscutiblemente es el principal detalle estético para tener este marcado carácter futurista. Bueno, el carenado, y la horquilla y las llantas que parecen haber llegado aquí en el Delorean.

Budi Setiawan enamoró con su scrambler.

Puede que esta sea la personalización más discreta de las tres. Pero desde luego, se puede ver el duro trabajo que hay detrás. ¡Por algo ha sido una de las ganadoras! En esta ocasión, ocurre justo lo contrario a la versión futurista de Rivai, y han hecho desaparecer todo el carenado, dejando a la vista el chasis. El toque final lo aportan las ruedas que, aunque a veces no nos percatemos, son clave para que la moto parezca una auténtica scrambler.
 

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2053

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Los + leídos