PUBLICIDAD Billboard

El druida Panorámix y el secreto de los Márquez

Ná de ná, hombre. El secreto mejor guardado de la historia de MotoGP, la clave de lo que sucede en Can Márquez, no es nada de todo eso sino ¡las papillas de mamá Roser!

Cuando Marc empezó a competir en serio, todos a su alrededor estaban preocupados. Era un “enclenque”, y no había forma humana de que cogiera musculatura, con el riesgo que ello comportaba.

Ante la tesitura, su madre empezó a enchufarle a todo trapo una especie de brebaje consistente en galletas trituradas, frutas, cereales y vitaminas. Calorías en vena.  Algo muy parecido a la poción mágica que el druida Panorámix preparaba para los irreductibles galos de la aldea de Astérix, y en cuya marmita se cayó el bueno de Obélix cuando era pequeño.

PUBLICIDAD Content_1

El combinado ha dado sus frutos; hoy Marc está más fuerte que el vinagre.

Lo volvió a demostrar en Montmeló, en el día que le dio a Honda su victoria número 100 de MotoGP, en la primera de sesenta y cinco años de carreras en la que ganaron dos hermanos.

Será que a Álex también le dieron la misma pócima. Y ¿a que no sabéis qué le ofrecen a su amiguito Tito cuando van a merendar tras toda una tarde de DTX? ¡Por Tutatis!
 

PUBLICIDAD Content_2

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario