EICMA 2016: Yamaha T-MAX / SX / DX
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

EICMA 2016: Yamaha T-MAX / SX / DX

Publicado

el

No cabe ninguna duda que el T-Max es para Yamaha uno de los modelos más importantes. Desde su aparición en el mercado hace ahora justo 15 años, la firma de Iwata ha colocado más de 233.000 T-Max en el mercado y ahora, en Milán, ha sido presentada la quinta generación de un scooter que se ha convertido en un auténtico icono para el mundo de las dos ruedas.

Como ya hemos dicho, el T-Max visto en Eicma se presenta en tres diferentes versiones: T-Max (estándar), T-Max SX (versión deportiva) y T-Max DX (versión Touring).

Estéticamente, aunque se ha conservado muy bien la esencia del T-Max, el frontal resulta ahora más compacto y de líneas algo más duras que la versión actual (un diseño muy en la línea del X-Max 300 presentado hace apenas un par de semanas). También la parte posterior se estiliza acercándose al estilo mostrado por las Tracer 700 y 900. De alguna manera, este T-Max, pese a variar en parte su estilo, adquiere un aire familiar que hace que no resulte un cambio demasiado notable en lo que a estética se refiere.

Sin embargo, si nos acercamos al detalle veremos que los cambios que no se ven, los técnicos, no son precisamente pocos. Así, en lo que a la planta motriz se refiere, el nuevo T-Max adquiere la tecnología ride by wire de Yamaha (YCC-T), siendo el primer vehículo automático de la firma japonesa en incorporarla. Esto hace que se pueda sumar a esta tecnología un control de tracción y dos mapas de potencia (esto último sólo en las versiones SX y DX). También se ha trabajado en el sistema de escape para lograr un barrido óptimo de los gases (con todo, el T-Max superará ahora la Euro 4).

Se ha trabajado muy intensamente para aligerar todo el peso posible, y se ha logrado hacerlo en 10 kilos a base de pequeños cambios, como la llanta posterior, que ahora es algo más estrecha (aunque no cambian las medidas del neumático que monta), o los propios neumáticos, que pesan en total 1 kilo menos que los actuales. También se han llevado a cabo trabajos más complejos para esta cura de adelgazamiento. Es el caso del subchasis, que está realizado en resina endurecida, o el de la transmisión final, que monta unas poleas más ligeras gracias a que la correa está fabricada ahora con refuerzos de fibra de carbono, lo cual ha permitido también pasar de los 45 mm de ancho a los 25 mm de esta nueva versión 2017.

No hay datos exactos sobre cómo afecta al comportamiento dinámico pero, hay que decir que el bastidor (aluminio fundido a presión) es nuevo y con nuevas cotas de dirección, y también el basculante cambia, es ahora 40 mm más largo. Así que es más que probable que estemos ante un T-Max con un carácter en marcha diferente.

Las diferencias entre las tres versiones son sólo a nivel de equipamiento y son las siguientes: la estandar, que vendría ser el mismo T-Max que hay ahora aunque con las novedades técnicas descritas, el T-Max SX, que añade a su equipamiento el D-Mode, mediante el que se puede escoger entre dos diferentes mapas de potencia (normal o lluvia), el My T-Max Connect, una app con la que poder obtener diferente información gracias al GPS que incorpora esta versión, y una línea exclusiva de colores. Por último, la versión DX, que dispone de lo mismo que el SX pero al que se le añade además un Cruise Control, puños y asiento calefactable y la posibilidad de ajustar la altura del parabrisas eléctricamente (135 mm) –las otras dos versiones también pueden ajustar la altura de su pantalla en 55 mm pero de forma manual y desenroscando los tornillos de fijación.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2053

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Los + leídos