Ducati Supersport/S: el eslabón perdido
Connect with us
Publicidad
ducati_supersport_s-2.jpg ducati_supersport_s-2.jpg

Pruebas

Ducati Supersport/S: el eslabón perdido

Publicado

el

Noticia patrocinada por:

Accesorios,recambios,escapes y carbono para Ducati Scrambler.

El circuito de Monteblanco fue testimonio de la presentación internacional de la nueva SuperSport en sus dos versiones, estándar y S, que ya despertó gran expectación en el salón del Eicma, donde se la escogió como la moto más bella. Pero como dicen, la belleza auténtica está en el interior, por eso me desplacé al sur para comprobarlo.

ducati_supersport_s-8.jpg

Al ver la moto y analizar el nombre propio del modelo, me volvieron a la mente la SS de los ochenta o la ST de los primeros compases del siglo xx. Pero aunque el concepto sea heredado, la nueva SS no es un revival de ninguna de ellas. Si observamos con atención la SuperSport, está claro que adopta detalles de la estética Panigale, sobre todo en su espléndido frontal, pero toda su concepción general se acerca mucho más a una deportiva de carretera accesible con facilidad de manejo.

ducati_supersport_s-1.jpgLa cita de pruebas se dividió en dos partes. La primera, una ruta variada por carretera (sobre la versión estándar) y, la segunda, dos tandas de 20 minutos en el trazado del circuito (sobre la versión S).

En estos dos escenarios tan diversos, la SuperSport se adaptó excelentemente a cada medio.

La posición de conducción con semimanillares a media altura, la pantalla derivabrisas graduable en elevación y dos posiciones, la puesta a punto de suspensiones (la estándar, Marzocchi-Sachs; la S, Öhlins), agilidad, tacto de frenos, potencia graduable, pantalla LCD completísima y un equipamiento electrónico con tres modos de conducción (Sport, Touring, Urban), control de tracción en 8 posiciones y ABS Bosch también de tres niveles, me acompañaron durante 130 km, decenas de curvas y asfaltos de todo tipo.

La sensación sobre esta moto que monta el motor 937 c.c. de 113 CV es de control, comodidad de marcha, sensaciones deportivas altas, sonido excitante, obediente a las órdenes, relajada y aprovechamiento de toda su potencia. El compromiso entre potencia y eficacia es perfecto.

Muchos usuarios deportivos cometen el error de primar el exceso de potencia a la eficiencia y no se dan cuenta de que la opción de superdeportiva por carretera no tiene ningún sentido.

ducati_supersport_s-7.jpg

La SuperSport es capaz de contentar a cualquier amante de las sensaciones fuertes, pero con el convencimiento de tener siempre la moto bajo control. La versión S sobre la pista de carreras me hizo recordar esas copas tan exitosas de antaño, motos sin excesos pero llenas de sensaciones.

Rodar en el trazado variado de Monteblanco me llevó a los límites de la SS y a leer con garantías su comportamiento más atrevido.

ducati_supersport_s-6.jpgEs una moto que dosifica bien la potencia de frenada, que permite dirigirse al vértice con precisión, que obtiene un paso por curva rápido, que permite manejarla sin esfuerzo, acelerar con energía gracias su entrega a bajas revoluciones y aguantar vuelta tras vuelta sin sentir fatiga, tanto de todos los componentes de la moto como del piloto.

La suspensiones Öhlins actúan con firmeza y el shifter electrónico up & down ayuda a llevar un ritmo vertiginoso a la vez que divertido.

En definitiva, una moto muy completa y que trabaja bien en cualquier terreno, con una estética deportiva y una posición de conducción amable, una moto apta para todos los públicos.

ducati_supersport_s-4.jpgEl motor Testastretta 11º de 937 cc Euro 4 que equipa a la SuperSport aumenta su rendimiento gracias a un nuevo árbol de levas, culatas y el acelerador electrónico ride by wire.

Las pinzas de freno delanteras son Brembo radiales M4.32 con bomba PR 18/19 radial y muerden discos flotantes de 320 mm. El peso de esta moto de 184 kg en seco (210 en orden de marcha) es muy reducido, gracias al chasis tipo Trellis con el motor autoportante.

En cuanto a las diferencias, en la estándar los plásticos y chasis son rojos, con las llantas negras. En la S, los plásticos van en blanco, con chasis y llantas en rojo.

En la estándar se monta una horquilla Marzocchi y monoamortiguador Sachs, mientras que en la S ambos son Öhlins. En la S, el cambio equipa quickshifter automático up & down y monta tapa colín monoplaza.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2055

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos